EL NUMERO DEL TERROR (11) (nueva)

 
ESCUADRONES DE LA FE DE JESUCRISTO | PAGINA INICIAL| ¡EL DIA GLORIOSO DE SU RETORNO! (NUEVA)| SEIS MIL AÑOS DE HISTORIA EN EL CALENDARIO DIVINO II | SEIS MIL AÑOS DE HISTORIA EN EL CALENDARIO DIVINO | EL CALENDARIO PROFETICO BIBLICO | EL CALENDARIO Y EL CODO BIBLICO II | ¿LA IGLESIA VERDADERA DE JESUCRISTO? | ¡LA FALSA DEL SUCESOR DE PEDRO! (nueva) | LA CIENCIA Y LA BIBLIA |¡EL MENSAJE DE LA PROSPERIDAD! | EL RAPTO: ¿FALSA DOCTRINA? | EL REGRESO DEL MESIAS | EL JUICIO FINAL DE LA HUMANIDAD | ESTADOS UNIDOS Y LA BIBLIA | EL ARCA Y EL REBAÑO | PROFECIAS DE DANIEL | LOS TRES TEMPLOS DE JERUSALEN | LOS 144,000 (nueva) | LA BESTIA Y EL 666 | LA BESTIA, IRAQ, EL LIBANO Y TIRO (nueva)| | DESTRUCCION DE SATANAS | LAS MUJERES EN LA BIBLIA Parte I | LAS MUJERES EN LA BIBLIA -PARTE II | LAS MARCAS DEL TERRORISMO | LOS ROSTROS DE LA GUERRA | EL PERFIL DEL ANTICRISTO (nueva) | ¡SADAM Y LAS PROFECIAS! (nueva) | | | EL NUMERO DEL TERROR (11) (nueva) | | ¡MI JESUS EN TODO! (nueva) | ¡LA SEÑAL DE SU REGRESO! (nueva) | ¡LOS DICTADORES Y LA BIBLIA! (nueva) | ¡LAS ZORRAS TIENEN GUARIDAS! (nueva) | ¡LA OVEJA PERDIDA! (nueva) | ¡EL GRAN JUICIO FINAL! (nueva) | LA FALSA DEL PROYECTO 666 (nueva) | LA IGLESIA UNIVERSAL DE CRISTO (nueva) | LA SEÑAL DEL RETORNO DE JESUCRISTO (nueva) | LA CIUDAD DEL FALSO PROFETA (PROCESO) | ¡LA MUJER Y EL DRAGON! Apocalipsis 12(nueva) | ¡TIRO! ¿LA BESTIA?(nueva) | ¡MULTITUDES! (nueva) | ¡EL MANTO DE ELIAS! (PROCESO) | LAS BIENAVENTURANZAS (nueva) | | Ministerio:¡Fuente de Agua Viva! | ¡HABLAR EN LENGUAS! (nueva) | ¡ARMAGEDON! (PROCESO) | ¡EL LIBRO DE LA VIDA (nueva) | EL NACIMIENTO DEL NIÑO JESUS (nueva) | CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE DE ESTADOS UNIDOS | ¡JESUS Y NICODEMO ! (nueva) | ¡PABLO Y LOS FILOSOFOS GRIEGOS! (nueva) | JESUS Y MARIA MAGDALENA (nueva) | ¡El FIN DEL MUNDO Y LOS FALSANTES! (nueva) | JUDAS ISCARIOTE (nueva) | EL MALTRATO (nueva) | ¡EL SACRIFICIO PERFECTO! (nueva) | EL CAMINO SIN DIOS (nueva) | ¡LOS FALSOS PROFETAS! (nueva) | LAS SIETE IGLESIAS (nueva) | ¡LA TENTACION DE JESUS! (nueva) | EL LADRON DE LA CRUZ ( nueva) | JESUS Y NICODEMO (nueva) | ISRAEL Y LOS ARABES (PROCESO) | NACIONES SIN DIOS | EL NUMERO DEL TERROR (11) 2DA. PARTE | | EL EVANGELIO Y LAS RELIGIONES | EL TERCER CIELO | LAS FALSEDADES DEL 666 | HASTA LUEGO | ARMAGEDON Y GOG Y MAGOG | EL FALSO CRISTO BORICUA
 
EL NUMERO DEL TERROR (11) (nueva)
 
 
Imagen
EL ONCE (11) EN LAS ESCRITURAS
imagen
Cada día me doy cuenta de lo maravillosa que son las Sagradas Escrituras. Es un espejo que refleja todo el acontecer histórico de la raza humana. Es una ventana abierta por la cual podemos observar como ocurren los acontecimientos históricos de la humanidad. Es lamentable que mientras en los centros universitarios y educativos del mundo se estudian tantos libros carentes de importancia, este maravillo texto se eche a un lado o se vea como una serie de mitos, leyendas y cuentos insignificantes.

Jesús sabía muy bien cuando expresó las siguientes palabras:

Escudriñad las escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna, y ellas son las que dan testimonio de mí.
S.Juan 5:39

Cundo hacemos y obedecemos estas palabras de Cristo nos damos cuenta de esa gran verdad. La Biblia es una colección de libros escritas por muchos escritores en diferentes épocas pero bajo la misma inspiración. El autor intelectual de ella es el mismo Dios. Son páginas escritas bajo la inspiradión del Espíritu Santo. No podemos tratar de estudiarla ni de entenderla con nuestra capacidad intelectual, no importa si eres un genio, sabio, erudito o un tonto, torpe o ignorante. Si no es revelada en nada nos sirve. Podemos hacer diversos estudios de la misma y de nada nos servirá si no permitimos que su autor intelectual nos revele el verdadero significado de cada relato. Esta palabra de Dios está escrita en dos lenguajes interesantes, uno es el lenguaje de las palabras, un lenguaje que podemos interpretar de muchas formas, hacer diversas traducciones y hasta cambiar el sentido de lo escrito. Es un lenguaje literario y por lo tanto si no estamos bajo la unción del Espíritu Santo podemos errar su interpretación.

Pero Dios fue mucho más cuidadoso y nos dio un lenguaje matemático, un lenguaje de numerales, ese lenguaje no cambia, las ideas de cantidad son las mismas para cualquier ser humano, podemos cambiar la forma de representar una cantidad pero no podemos cambiar dicha cantidad. Cuatro es cuatro en cualquier idioma pero podemos representar el cuatro con múltiples símbolos. (4,IV, four, cuatro, ****).

No hay dos interpretaciones, no importa el lugar, ni la época, ni la lengua, este lenguaje de números permanece intocable. Los números están cargados de significación profética en la Biblia.

Ese lenguajes no es complejo, ni tampoco es un conjunto de claves o códigos que no podamos comprender. Sería absurdo que Dios nos hablara por un lenguaje que no pudiéramos entender. No se trta de códigos computarizados, no se trata de cifras complejas, es algo sencillo. La palabra de Dios tiene un esqueleto numérico. La base de todo ese montajes es el número 12 y sus múltiplos y divisores; (1,2,3,4,6,12,24,...),
todo gira alrededor de la medida sagrada del codo (22.2") o (1.85').

Podemos obtener la medida de 12,(22.2/1.85=12).

Ese lenguaje bíblico está disperso a través de toda la Biblia por el codo y el calendario bíblico basado en 360 días.

Cuando conocemos esta información podemos interpretar muchas profesías y ver la forma maravillosa en que Dios nos transmite esos conocimientos sin ser alterados por traduciones diferentes de su palabra.

Ciertamente se cumple la profesía del Señor:
"El cielo y la tierra pasarán, mas mis palabras no pasarán".
LAS DOS TORRES GEMELAS
imagen
Si analizamos la Palabra de Dios podemos darnos cuenta que todos estos actos terroeistas estaban anunciados y simbolizados por el número once. (11). Las dos torres gemelas se levantan hacia el cielo simbolizando el once. (11)

Para los terroristas el número once (11) parece ser la clave para llevar a cabo sus actos horribles, sus actos viles, sus crímenes. Así que me parece interesante que los agentes de seguridad de las naciones deben estudiar cuidadosamente esta marca de los antentados para poder evitar ataques o al menos saber cuándo es posible que estos asesinos entren en acción.

La fecha de este primer atentado estaba ya anunciada en el sistema de emergencia (9-1-1). Así que no es casualidad que estos terrorista hayan seleccionado esta fecha.

El once (11) lo asociamos con un evento que ha de ocurrir al final de los tiempos. Tanto el pueblo judío como el pueblo árabe esperan a un líder. Los judíos esperan a su Mesías y los árabes a su imán. Los judíos han tenido 23 reyes (12 + 11), los árabes han recibo once imanes (11). Si vemos aquí está representado el 12 y el once en las figuras del imán y el mesías (1 + 1). El once toma un sentido símbolico y profético.
El ataque terroeista estaba anunciado en la Palabra de Dios. Estados Unidos recibiría un castigo por haberse apartado del camino de Dios y por convertirse en el saqueador más grande del planeta.

¡Ay de ti, que saqueas, y nunca fuiste saqueado; que haces deslealtad, bien que nadie contra ti la hizo! Cuando acabes de saquear, serás tú saqueado; y cuando acabes de hacer deslealtad, se hará contra ti.

Isaías 33:1

Y reinarán en tus tiempos la sabiduría y la ciencia, y abundancia de salvación; el temor a Jehová será tu tesoro.

Isaías 33:6

He aquí que sus embajadores darán voces afuera; los mensajeros de paz llorarán amargamente.

Isaías 33:7

No verás a aquel pueblo orgulloso, pueblo de lengua difícil de entender, de lengua tartamuda que no comprendas.

Isaías 33:19
He leído muchas veces estas palabras de Isaías y cada vez que lo hago me convenso que se refieren a Estados Unidos y en este momento todavía se está cumpliendo.

Estados Unidos nació de un profundo sentimiento cristiano. La base de su democracia era su creencia en Dios. Dios aparece como su mejor tesoro. Mientras actuaban de la forma correcta, de la forma que Dios deseaba que actuaran, aquellas trece colonias se enfrentaron al imperio de Inglaterra y alcanzaron su independencia. En su Constitución reconcen a Dios como el Creador y hasta en su moneda confían en Dios.

Sus fundadores fueron hombres y mujeres que venían huyendo por sus creencias, aquel pequeño grupo llegó a la "Canaán Prometida", la tierra de "leche y miel".

Durante muchos años Dios los bendijo, los bendijo porque dieron cabida al pueblo judío. Hay una promesa de Dios que nunca ha terminado."El que bendice a Israel será bendecido, el que lo maldiga será maldito". Uno puede creer lo que quiera y decir que esto es absurdo, pero ahí está la historia de las naciones que han perseguido al pueblo judío, todos esos grandes imperios cayeron.

Estado Unidos alcanzó el poder, la gloria, se convirtió en la nación más poderosa del mundo, se convirtió en el líder del planeta.
Isaías dice, cuando habla de esta nación, que la ciencia se multiplicaría, la sabiduria.

Hoy los Estados Unidos ha alcanzado niveles increíble en el desarrollo de la ciencia y de la tecnología. Ha subido al espacio como el águila que nos habla la Palabra de Dios.

Pero se ha corrompido. Durante el siglo pasado fue el país más agresor del planeta, ha utilizado las armas más destructivas (bomba atómica), ha invadido a muchas naciones y ha robado las riquezas de los países más pobres. Han hecho de las guerras un negocio.

Pero eso no es nada. El mayor problema que hoy enfrenta esta nación es la corrupción moral. Le ha dado la espalda a Dios, ha sido desleal a Dios. Ha permitido que un grupito de personas en el "Tribunal Supremo" determine lo que es bueno y lo que no lo es, lo que es moral y lo que es inmoral. Han echado a un lado la Palabra de Dios para obedecer la palabra de ese grupo de jueces.

Ha echado a Dios de las escuelas, han violentado su propia Costitución y su declaración de independencia cuando afirma que Dios es el Creador y ahora enseñan la evolución.

Se han corrompido hasta las iglesias. Hay una iglesia importante que dice llamarse la Iglesia Universal de Cristo que no respeta la Palabra de Dios, que dice que "el afeminado, el que se echa con varón" está en pecado. Ahora hasta casan a las parejas, una cosa es que cada persona escoja el camino por el cual quiera andar y otra cosa es que los que dicen creer en Dios, apoyen tales cosas. Nadie tiene el derecho de intervenir con las preferencias de una persona, pero nadie tiene el derecho de expresar que lo que Dios afirma en su palabra no es correcto.

"Tú que saqueas serás saqueado", es un sentencia que se cumplió en 11 de septiembre.
Esto es el comienzo del fin. Estados Unidos tiene un grave problema, se ha proclamado el líder antiterrorista del mundo, pero ciertamente al hacerlo ha sumido al planeta a una hola de terror increíble, una ola de terror que va a continuar, la Biblia dice que no habrá paz, sino guerra.

Las cosas van empeorar para la nación norteamericana, se verán obligados a actuar contra Israel, si en verdad combaten el terrorismo, deben intervenir con los judíos para detener los continuos ataques de este país contra los palestinos. Si lo hacen caerán en la maldición, y entonces, les pasará como a todos los demás imperios, Dios los castigará.

Estados Unidos se quedará solo en Iraq, esta guerra le costará mucho al buen pueblo norteamericano, miles de hogares continuarán sufriendo las muertes de sus hijos, muertes innecesarias, sin una justa causa.

La seguridad nacional estará sometida a futuros ataques, cada vez más dañinos. Las fuerzas del terror son astutas, su asesor es el mismo Satanás que está preparando el camino para su reinado. No es broma, no es una tontería. Sería imposible deterner a un ejército de locos, un ejército que nadie conoce, que no hay tecnología que valga la pena, son guerrilleros de las tinieblas, atacan cuando nadie los espera.
Darle la espalda a Dios, luego de haber recibido tantas bendiciones es peligroso, Israel lo sabe, lo comprenden, bastante que han sufrido por su desobediencia y todavía le falta lo peor.

La palabra de Dios es clara, no falla, pero no quieren escuchar la voz de Dios, prefieren escuchar la voz de los asesores militares y de personas que no saben e ignoran las profesías.

La Biblia dice que los "embajadores de la paz" llorarán. Esto se cumple, muchos serán secuestrados y asesinados. El terror los hará llorar amargamente en manos de estos viles asesinos. Nadie estará seguro en ningún lugar. Será horrible dice la palabra de Dios.

LAS DOS COLUMNAS DE SARDIS
imagen
Nada ocurre por casualidad, todo tiene un fin, un objetivo, un propósito. Estas dos columnas que han sobrevivido al tiempo formaban parte del templo pagano de Artermi, en Turquía. Están en la ciudad de Sardis.
Se levantan formando el número once (11). Es curioso, pues de Turquía salen muchos terroristas.

Las dos columnas anuncian la construcción de las dos torres gemelas que de igual forma se levantaban en Nueva York con mucho más esplendor.

Pero en la ciudad de Sardis se fundó una iglesia que no agradaba a Dios por sus pecados, porque se había corrompido, una ciudad que había conocido a Dios y luego lo abandonó, un prototipo de Nueva York, una de las ciudades más corrompida de Estados Unidos, donde el pecado, la violencia son sus características.

Escribe al ángel de la iglesia en Sardis:El que tiene los siete espíritus de Dios y las siete estrellas, dice esto: Yo conozco tus obras, que tiene nombre de que vives, y estás muerto.

Sé vigilante y afirma las otras cosas que están para morir, porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios.

Acuédate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues, si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti.

Apocalipsis 3:1-3

Ciertamente la condición de la iglesia de Sardis es parecida a la condición de muchos cristianos en Estados Unidos, de hecho Estados Unidos es una nación cristiana que se ha apartado de lo que en principio escucharon de sus fundadores. Se han apartado del camino estrecho, del camino de luz, del camino de la esperanza, del camino de la adoración de Dios, se han apartado de las enseñanzas bíblicas para abrazarse a las enseñanzas humanas. El humanismo secular se ha convertido en su religión, sus ídolos no son de oro, plata, bronce, pero son de carne y hueso. Adoran a sus deportistas, sus actores, sus monumentos, su poderío, sus autos, sus prendas. Se han apartado del camino del perdón para seguir la senda de la venganza.

Sardis se apartó de Dios y Estados Unidos lo está haciendo. El ataque del 11 de septiembre fue como el castigo que se anunciaba a Sardis, vendré como ladrón, cuando nadie lo espera.

Si aceptamos que de alguna forma esta profesía pueda ser vinculada con Estados Unidos, debemos estar alerta, pues es posible que ocurran peores atentados.

Sin embargo, de la misma forma que en Sardis habían creyentes que no se apartaron de Dios y Dios los iba a bendecir, de esa misma forma Dios guardará a sus hijos que vivan en obediencia en los Estados Unidos y en todo el planeta. Todo lo que está ocurriendo es "principio de dolores", pues, el castigo para la humanidad por recharzar a Dios no se puede explicar con palabras. Lo que espera a la humanidad es "un demonio" que sembrará la muerte y el terror por los cuatro confines del planeta.
lAS DOS TORRES Y LA CRUZ VACíA
imagen
El escenario del 11 de septiembre de 2001 se asemeja al escenario de aquel Viernes Santo en que murió Cristo.

Y desde la hora sexta hubo tinieblas sobre toda la tierra hasta la hora novena.

S.Mateo 27:45

Y he aquí el velo del templo se rasgó en dos de arriba abajo, y la tierra tembló, y las rocas se partieron.

S.Mateos 27:51

Exactamente sucedió el 11 de septiembre, una enorme nube de polvo y humo hizo que la tierra se cubriera de tinieblas en Nueva York desde temprano en la mañana.

La tierra tembló y los dos edificios se rasgaron como se rasgó el velo del templo formando el número once (11) con sus dos trozos de telas. Se rasgaron de arriba a bajo, lo mismo sucedió con las dos torres cuando se desplomaron de arriba hacia abajo.

La Biblia afirma que las "rocas se partieron", lo mismo sucedió con aquellas dos enormes rocas que desafían al cielo en la Gran Manzana de la ciudad.

Dos torres enormes que representaban el orgullo del mundo económico de los Estados Unidos, allí estaba simbolizado el "dios de las riquezas", el orgullo, la vanidad, el pillaje. Lo que tardó años en construirse en un cerrar y abrir de ojos desapareció.

Y quedó la marca de la cruz vacía en esa foto anunciando la condición humana de los creyentes de esta nación. Han despojado a Jesús de la cruz, lo han echado fuera de sus corazones, su dios ahora es el dinero, las riquezas, los bienes materiales. Se han olvidado de Dios millones en la gran nación norteamericana.

Ahí estaban las dos torres, dos torres que se levantaban con dos dígitos formando el número del terror y dos naves se aproximaban formando el número maldito. Y los dos edificios en forma de once y los dos aviones en forma se once se unieron para sembrar de dolor, sufrimiento y angustia a muchas familias nobles e inocentes.

No solamente estaba presente el simbolismo bíblico sino que anunciaba otro once terrible para España, el once (11) de marzo del 2004 cuando llegó el terror a la tierra del Quijote.

Sí, allí estaba la cruz vacía. Vacía porque nos hemos olvidado de Dios, nos hemos olvidado del sacrificio de Cristo. Pero Jesús mismo lo había profetizado en su palabra:

Las zorras tienen guarida, y las aves del cielo nidos; mas el Hijo del hombre no tiene donde recostar su cabeza.

S.Mateo 8:20

Son tristes estas palabras de Jesús. El ser humano tiene espacio para todo, menos para Dios. Vivimos como si Dios no existiera, aun los cristianos viven así. Viven sin temor, en pecado. Los gobiernos aprueban leyes que van sobre las leyes de Dios.

La cruz está vacía y tras ella arden las dos torres de la misma manera que arderán en el infierno todos aquellos que no retornen a Dios a través de Cristo. Debemos colocar a Dios en nuestros corazones de nuevo, el mundo no nos brinda nada, sino perdición.

Pagamos el precio de la desobediencia, de la idolatría al dinero y a los placeres de la carne. Los padres de han olvidado de enseñarles las escrituras a sus hijos, es lamentable que los héroes de nuestros niños
sean los personajes creados por los medios de comunicación, nos hemos olvidados de enseñarles a amar a Dios, de buscarle y adorarle, hoy los niños saben más del "hombre araña" que de Jesús.

Allí quedó la cruz vacía simbolizando el rechazo de Cristo por millones de norteamericano.

El escenario del calvario fue un prototipo de lo que sucedería el 11 de septiembre en Nueva York.
lOS DOS LADRONES Y JESUCRISTO
imagen
El número once (11) está simbolizado en la cruz del Calvario en las dos cruces y en los dos ladrones. Se levanta hacia el cielo sobre este monte y en el medio está la cruz de Cristo. Jesús en medio de dos ladrones, Jesús en medio de dos cruces, Jesús sobre la cruz dando su vida por la humanidad que nunca ha querido reconocer su sacrificio.

Allá en Nueva York se levantaban dos torres simbolizando el número once (11), simbolizando a los dos ladrones, a los dos caminos. La diferencia que en el Calvario Cristo estaba entre las dos cruces, y en Nueva York, estaba representada la cruz pero vacía.

Hay tanto parecido como dije anteriormente entre estos dos escenarios que me sorprende. En el Calvario aparece el once (11) dos veces, dos cruces y dos ladrones, dos atentados el mismo día once. 11 de septiembre de 2001 y once de marzo de 2004.
En el Calvario se mostraba el camino de la luz, de la salvación, del perdón, de la reconciliación y la redención, había un ladrón que reconoció a Cristo como Salvador, que se humilló, que le brindó un espacio a Jesús en su vida, en su corazón, un ser humano que reconoció su pecado, su maldad, que tuvo necesidad de volver a la presencia de Dios, aquel ladrón iniciaba la iglesia universal de Cristo, una iglesia en la cual los creyentes no tienen cargas pesadas de dogmas, ni de leyes ni tradiciones de hombre, aquel ladrón fue salvo por la gracia y por su fe en Jesús.

Fue el primer fruto del evangelio, una vez Cristo murió en la cruz. Jesús no le impuso condiciones, no pagó diezmos, no visitó un templo, no guardó leyes, no fue bautizado en las aguas, no predicó el vangelio, no oró ni ayunó,no habló lenguas, su salvación fue pagada por el justo precio de sangre derramada en aquel madero.

Dios estableció un requisito supremo para que un ser humano pudiera ser redimido y llevado al Paraíso, reconocer a Jesús con el Redentor.

No sé por qué hay congregaciones que ponen cargas pesadas a los creyentes. Nadie, nadie, puede hacer nada para salvarte, ya el sacrificio perfecto fue realizado, hacer algo por la salvación individual, como rezar, prender velas, creer en el Purgatorio, creer que un muerto puede ayudar,
hacer promesas, hacer sacrificios es decir que el sacrificio de Cristo fue imperfecto, eso es una blasfemia.

Naturalmente el ladrón no tuvo tiempo para dar frutos y cada creyente tiene que dar buenos frutos, ofrendar, dar su diezmo para Dios, orar, visitar enfermos, bautizarse en las aguas,ser lleno del Espíritu Santo, pero nada de eso puede se establecido como un requisito para la salvación, por eso es que una persona, no importa cual haya sido su condición de pecado, no importa que haya hecho cosas horribles, mientras tiene vida tiene esperanza, aun en estado insconciente si reconoce a Cristo como el Salvador, le aseguro, como Cristo le aseguró al ladrón, el tal alcanzará la misericordia y el perdón de Dios, pero como no sabemos a la hora que vamos a morir, es mejor arrglarnos con Dios ahora.
LOS ONCE (11) FIELES EN LA CENA
imagen
El número once (11) aparece simbolizado en la Ultima Cena del Señor. Allí estaban los doce (el número clave de la Biblia), pero sólo once (11) permanecerían fieles a Cristo. Uno de ellos le permitiría espacio a Satanás y lo traicionaría. Allí estaba la traición, allí estaba el diablo frente a los onces discípulos y a Cristo en medio de ellos.

Satanás siempre estaba presente, siempre se buscaba la forma de tentar a alguno de los apóstoles, lo vemos con Pedro, con los hermanos que deseaban sentarse a la diestra y a la izquierda de Cristo en su trono. Ahí estaba Satanás que se había apoderado de la mente de Judas.

Aquella escena significaba la despedida, la hora de la verdad, el encuentro de despedida de Cristo y sus apóstoles. Once discípulos fieles que darían sus vidas y sería perseguidos por causa del evangelio.

Faltaba un apóstol, pues ya Judas estaba perdido. Jesús reconcoió una vez más a Satanás, sabía que aquel cuerpo y aquella mente no eran de Judas. Jesús lo comprendió como lo comprendió en el desierto. Aquel ángel que se llegó a él con tan buenas intenciones que le llevó hasta piedras para saciar su hambre, era Satanás. No había forma de que Jesús no lo descubriera.

Cuando llegó la noche, se sentó a la mesa con los doce.

Y mientras comían dijo: De cierto os digo, que uno de vosotros me va a entregar.

Y entristecidos en gran manera; comenzó cada uno de ellos a decirle:¿Soy yo, Señor?

Entonces él respondiendo, dijo: El que mete la mano conmigo en el plato, ése me va a entregar.

A la verdad el Hijo del Hombre va, según está escrito de él, mas, ¡ay de aquel hombre por quien el Hijo del Hombre es entregado! Bueno le fuera a ese hombre no haber nacido.

Entonces respondiendo Judas, el que le entregaba, dijo:¿Soy yo, Maestro? Le dijo:Tú lo has dicho. S.Mateo 26: 17-25

Y Jesús respondió:¿No os he escogido yo a vosotros los doce y uno de vosotros es diablo? S. Juan 6:70
EL ONCE DE MARZO (11) EN MADRID
imagen
Una vez más la humanidad vivió otra terrible experiencia, los asesinos al servivio de Satanás volvieron a herir la conciencia de los hombres y mujeres que todavía tienen sensiblidad y sentimientos. Los emisarios del diablo volvieron a demostrar su salvajismo vestido de una fe religiosa a la cual ellos mismos ofenden con sus actos de terror. La palabra de Dios afirma que la maldad de los hombres se multiplicará en los postreros días. Ya está llegando al colmo y cuando eso suceda entonces vendrá la justicia del cielo.

Una vez más el once (11) toma su lugar en la mente de estos perturbados. Pasaron seis meses
(6) desde el 11 de septiembre hasta el 11 de marzo para llevar a cabo el segundo ataque.
Dos torres, dos aviones, dos cruces, dos ladrones, onces discípulos en la Cena de Cristo. Todo indica uno combinado con uno es once. Y como dije anteriormente el once (11) indica el número de imanes de los árabes, faltando el 12 como falta el rey 24 de los judíos. (12 + 11=23).

Es increíble ya que vendrán dos (1 = 1) al final de los tiempos para traer destrucción y ruina (la bestia y el falso profeta).

Seis meses pasaron de un atentado a otro y el seis (6) es la base del
número de la bestia (6 + 6 + 6 = 18).

Si hubiáramos analizando esta información antes del tercer ataque hubiésemos sabido el mes en que volverían atacar estos criminales ya que marzo es el mes cuatro y para llegar a once nos faltarían siete (7) ya que cuatro (4) más (7) es once (11). El tercer ataque sería, de acuerdo con este patrón en julio . Era lógico suponer que correspondería a Inglaterra este tercer atentado.

Veremos que si sumamos los dígitos de estos ataques suman o los multiplicamos nos dan dos números interesantes.
11 del 9
11 del 4
7 el 7
__________
29

La suma es 11 y si multiplicamos (2)(9) =18

Nos da el número 11 y nos da el número de la bestia (6+6+6=18)

Si seguimos el patrón de los ataques el próximo siclo es cuatro meses después del del 7 de julio. Osea cuatro meses para completar once (11). Los meses siguientes serían agosto(8),septiembre(9), octubre (10) y noviembre (11). De ser cierto esta tendencia es posible que se lleve a cabo otro atentado el 11 de noviembre.

Esa fecha es significativa ya que la nación norteamericana celebra el once (11) de noviembre (11) el día del Veterano. No solamente esto sino que se unen las dos fechas de dos ataques anteriores (11 de septiembre) y once (11) de marzo. Está el simbolismos del ataque a las dos torres:
dos torres (1-1) y dos aviones (1-1).

Quiero ser claro, porque a veces las personas no entienden los plateamientos que se hacen. Esto no es una profecía dada por Dios. Esto es el producto del análisis de unos hechos basado en las fechas en los cuales se han llevado a cabo. Yo no sé si esto es una realidad o es producto de una razonamiento equivocado. Pero ciertamente hay muchas coincidencias en todas estas fechas. Los números se asocian con profecías bíblicas y con los planes de Satanás, que no pueden comenzar hasta que Cristo venga por su iglesia.

Esto requiere análisis de expertos y yo no lo soy, de personas sabias, que se olviden de la tecnología y usen su cerebro para pensar. Estos individuos son fanáticos religiosos, y todos sus actos serán coordinados de acuerdo a sus pensamientos religiosos, asociarán los día de los ataques con situaciones de sus creencias. Han sido hasta ahora torres, edificios, trenes, autobuses, luego serán estadios repletos de personas, templos, grandes actividades, represas, plantas nucleares, armas bacteriológicas, cada ataque alimenta su ego, aunmentan el deseo de más destrucción, mientras más infieles maten más cerca creerán que estarán de su dios. Es una guerra "santa" como las "cruzadas", todo está permitido, es algo horrible, no habrá paz y las personas vivirán bajo el terrible temor. Sólo Jesús nos dará paz interna y no temeremos porque el que está en nosotros es mayor que el que está en el mundo.

Aullad, porque cerca está el día de Jehová; vendrá como asolamiento del Todopoderoso.

Por tanto toda mano se debilitará y desfallecerá todo corazón de hombre,

y se llenarán de terror; angustia y dolores se apoderarán de ellos; tendrán dolores como mujer de parto; se asombrarán cada cual al mirar a su compañero; sus rostros, rostros de llama.

He aquí el día de Jehová viene, terrible, y de indignación y ardor de ira, para convertir la tierra en soledad, y raer de ella a sus pecadores.

Por lo cual las estrellas de los cielos y sus luceros no darán su luz; y el sol se oscurecerá al nacer y la luna no dará su resplandor.

Y castigaré al mundo por su maldad y a los impíos por su iniquidad; y haré que cese la arrogancia de los soberbios y abatiré la altivez de los fuertes.

Isaías 13:6-11
imagen
El ser humano no ha aprendido la lección de estos seis mil años (6000). Son seis milenios de violencia, guerras, odios, venganzas, son seis milenios en los cuales los poderosos han oprimido a los más débiles, seis milenios en los cuales se ha impuesto la ley del más fuerte.

Los seres humanos nos hemos olvidado del amor, la paz, la libertad, la dignidad, la convivencia pácifica, nos hemos olvidado que somos una sola raza sobre este planeta, que aunque hay diversas culturas y lenguas somos una misma criatura, lloramos, reimos, sufrimos.

Hemos sido perversos, hemos atentado contra nuestros hermanos, contra los animales, contra los recursos ambientales, hemos cubierto el planeta con una nube de violencia, somos responsables de todos los males. Tenemos la capacidad para hacer de nuestra tierra un hermoso paraíso en los cuales todos podamos disfrutar de alimentos, educación, entretenimientos. Podemos crear un mundo de reconciliación, de cooperación, un mundo en el cual todos podríamos tener una vida de calidad.

Pero todo ha sido en vano, en vez de hacer un mundo digno para la raza humana, hemos creado un mundo de angustia, de dolor, de sufrimiento, de hambre, de esclavitud, de corrupción, de injusticias. Hemos hecho de nuestro planeta un real infierno en el cual ya no valorizamos la vida humana.

Es horrible levantarse en la mañana y leer los horrores que se comenten día a día. El ser humano utiliza cualquier excusa para privar a otros de la vida, para causarles daño a gente inocente. Se escudan detrás de cualquier excusa absurda para hacer la guerra, para llevar la destrucción y el horror.
Los países poderosos, en vez de ayudar a las naciones más pobres, lo que hacen es robarle lo poco que tienen, y mientras un pequeño grupo disfruta de las riquezas del planeta, la inmensa mayoría vive una pesadilla. El mundo arde en llama, la nube del hambre mata a millones en todas parte, las enfermedades se apoderan de muchos, dejamos morir a un enfermo por falta de un medicamento cuando los almacenes están repletos de los mismo, dejamos morir a un niño de hambre mientras los alimentos están almacenados en los grandes supermercados.

Debemos reflexionar muy profundamente antes de que sea muy tarde. Una amenza real desea destruirnos, un enemigo común a todos planea nuestra destrucción, es un ser que hemos ignorado, uno astuto, sabio, inteligente, uno que corrompió la sabidura, que utiliza a las mil maravilla la mentira y el engaño, un ser poderoso que comanda a millones de pervertidos. Ese ser hará todo lo posible para que nos apartemos de Dios, para que caminemos de espalda al Creador. La humanidad no puede combatirlo sin la ayuda del cielo. Será vencido y destruido pero ante nos hará mucho daño.

La humanidad debe comprender que esto no es un engaño, que no son mitos ni leyendas, esto es una amenza real. El mundo se nos cae encima mientras el planifica nuestra destrucción.
imagen
El rostro del dolor es el mismo en todos los rincones del planeta, el rostro de la angustia y la desesperación es el mismo. Es tan terrible observar esas fotografías en las cuales quedan grabadas las expresiones horrible del sufrimiento. Ver esas fotografía nos causan angustias y tormentos.

Nos preguntamos qué está sucediendo con la raza humana. Todo es incomprensible, unos hacen las guerras en nombre de la libertad, la democracia y esclavisan a sus pueblos privándolos de empleos, alimento, educación, servicios de salud, ropa, vivivienda. Se alegran de subir al espacio, gastar millones de dólares sólo para ver explotar un cohete sobre una piedra viajera. ¡Qué mucho bien se podría hacer con el dinero que se emplea en esos proyectos que sólo satisfaen a un grupito de científicos! Y mientras ese dinero se pierde, se nos mueren los niños de hambre y de enfermedad.

Otros se escudan detrás de la religión, se escudan detrás de su Dios para sembrar el terror y el odio. Esa hipocresía religiosa nos corrompe el alma, nuestros valores, esa hipocresía religiosa nos aparta del camino que Cristo nos dijo que buscáramos. En nombre de Dios decapitamos a un hermano, en nombre de Dios regamos la violencia y el crimen, en nombre de Dios hacemos barbaridades. No podemos engañarnos, no es en nombre de Dios sino en nombre de Satanás.

Esos llamados "guerreros de las guerras santas" son pobres diablos que han perdido el respeto por la vida de ellos y por la vida de sus víctimas inocentes. Aquel ser humano que cerea que va a ganar el cielo o el Paraíso asesinando, está muy equivocado. Lo que le espera el día del juicio de Dios es la condenación eterna. Maten, destruyan, siembren bombas por todo el mundo, pero les aseguro que un día han de responder a Dios por toda la sangre derramada. No van camino del Paraíso sino camino al abismo de la muerte y de la oscuridad eterna.

Jesús nos dijo que amáramos a nuestros enemigos no que los matáramos. Ni los que hacen la guerra en nombre de la libertad y la democracia, ni los que la hacen en nombre de Dios están en la senda correcta. El "que derrame sangre, su sangre será derramada", "los homicidas no entrarán en el reino de Dios" esa es la sentencia de las agradas Escrituras.
EL SIETE (7) DE JULIO EN LONDRES
imagen
Una vez más la pandilla de dlincuentes hacen explotar cuatro bombas en un tren de Londres, Inglaterra el 7 de julio del 2005. Como dije anterior este atentado se pudo a haber determinado si hubiera hecho un análisis de los escenarios anteriores de los antentados bajo la luz de la palabra de Dios.

No se puede aplicar un análisis militar al patrón de atentados llevados a cabo por esto terroristas. Son fanáticos religiosos y cada fecha tiene un significado religioso para ellos. No escogen los días ni los lugares a la azar. Sus mentes atrofiadas por sus ideas religiosas lo llevan a tener un proceso religioso mental para justificar cada uno de sus actos.

El último gran ataque fue en Madrid el 11 de marzo. Marzo es el mes cuatro, así que para llegar al ciclo once, tendrían que atacar en julio. Así sucedió (4 + 7 -11). Esto completaría un ciclo interesante.

Tres ataques visualizados alrededor del némero once (11)

11
11
11
__
33

La suma de los dígitos horizontalmente es igual a dos. (dos tres veces es igual a 6)

La suma de los dígitos en forma vertical suman 33 (edad de Cristo) y la suma horizontal de (33) es seis (6)

Treinta y tres por dos (33 x 2 = 66). Así que de esas fechas podemos obtener el número del anticristo 666. Esto implica que Satanás está preparando el camino de la bestia, creando caos por todas partes para que cuando llegue el momento este maldito se presente como una alternativa de paz. Cuando eso ocurra la iglesia universal de Cristo no estará sobre la faz de la tierra, pero los que no sean levantados pasarán por este horno de fuego. La humanidad no se enfrenta a terroristas sino a mentes endemoniadas, influenciadas por el mismo Satañas para crear caos en todo el planeta.

Como dije anteriormente ahora tenemos el último atentado el 7 de julio del 2005. julio es el mes séptimo, el atentado anterior fue el 11 de marso. (7 + 4 = 11). Si seguimos el ciclo el cuarto atentado podría ocurrir el 11 de noviembre (11) en cualquier ciudad del mundo o en los Estados Unidos ya que ese día se celebra el Día del veterano. Dios quiera que todo esto sea producto de mi imaginación, pero parece que hay un patrón en los tres atentados anteriores.
imagen
imagen
imagen
EL ONCE (11) DE SEPTIEMBRE EN NUEVA YORK
imagen
El once de septiembre el mundo se estremeció, quedó en "shock", no podía creer lo que estaba sucediendo. Pero no era una pesadilla, sino un hecho real, monstruoso, un hecho de barbarie y locura en el cual se sacrificaron miles de vida inútilmente.

La Nación más poderosa del mundo, la nación más avanzada tecnológicamente, la nación con el mejor aparato de seguridad nacional vio sorprendida como se clavaban las dos lanzas en su costado.

La sangre, el humo y el polvo se mezclaron como se mezcló la sangre de Cristo en el Calvario. Era como si Dios gritara desde el tercer cielo, recuerden el sacrificio de mi Hijo Amado. Aquel escenario de angustia y de dolor era el mismo escenario del aquel Viernes Santo en que los judíos y los ramanos asesinaron vilmente a nuestro Señor.

Allí estaban las dos torres simbolizando la soberbia, el poder, las riquezas, el pillaje, la corrupción, torres erguidas desafiando el cielo como dos enormes unos formando el número once (11) y cerca de allí se levantaba una cruz vacía como en el Calvario.

El dolor llevó a miles de nuevo ante la presencia de Dios, buscaron el rostro del Creador, hicieron pregarias en todo el mundo, el planeta completo lloró la muerte de los inocentes.

Pero el gobierno norteamericano olvidó la lección de Cristo, y en vez de perdonar, se llenó de soberbia, de odios y rencores e invadió a Iraq. Llevó la muerte y la desolación y todavía hoy se cuentan los muertos. Tomaron el camino de la venganza y no el camino del amor que Jesús nos enseñó.

La nación no comprendió la advertencia del cielo, sino que ha seguido el camino de la maldad. Hasta los llamados cristianos han torcido el evangelio de Cristo haciendo cosas que la Palabra de Dios prohibe. En nombre de Dios, "la iglesia universal de Cristo casa homosexuales y lesbianas. Hacen lo contrario de lo que Dios nos dice que no hagamos. Pero el ser humano quiere actuar como si Dios no existiera.

Las naciones cuando buscan el rostro de Dios son bendecidas grandemente, Estados Unidos lo sabe.
¡HAY UNA ESPERANZA PARA LA HUMANIDAD!
imagen
Sabemos que las situaciones en el planeta nos llevan al abismo de la oscuridad. Ese camino de muerte nos empuja cada vez más hacia la perdición y el dolor. Los seres humanos debemos comprender que no está en las manos de los gobernantes resolver la situación. No hay en el mundo un líder capaz de encaminarnos por la senda correcta.

Los gobernantes sólo piensan en ellos, en ser poderosos, no importa el sistema político, todos son iguales, si los dejamo se convierten en dictadores, se afanan en hacer las guerras y no de buscar la paz.

La humanidad está en medio del mar, en medio de la tormenta, el ruido del viento es horrible, la nave se tambalea, va rumbo a hundirse.

Pedro y los dscípulos estaban en la embarcación que era sacudida por fuertes vientos, temían por sus vidas, la esperanza se escapaba, no había alternativa aquella noche en medio de la ocuridad y sintiendo que iban a perecer. Pero Pedro miró y vio a un ser que venía sobre las aguas. Era Jesús que regresaba con sus d1scipulos caminando sobre las aguas embravecidas del mar.

Entonce Pedro comprendió que el único lugar en el cual estaría seguro y salvo era en los brazos de Jesús, por eso salió a su encuentro.

La esperanza de la humanidad es volver a Dios a través de Cristo. No hay esperanza en el camino del mundo. No tenemos la mínima oportunidad de vencer al malo, sólo en Jesús está la salvación. Hay una esperanza para los que aceptan a Jesús, hay una promesa que volverá para llevarnos al lugar seguro.
imagen
imagen