¡EL LIBRO DE LA VIDA (nueva)

 
ESCUADRONES DE LA FE DE JESUCRISTO | PAGINA INICIAL| ¡EL DIA GLORIOSO DE SU RETORNO! (NUEVA)| SEIS MIL AÑOS DE HISTORIA EN EL CALENDARIO DIVINO II | SEIS MIL AÑOS DE HISTORIA EN EL CALENDARIO DIVINO | EL CALENDARIO PROFETICO BIBLICO | EL CALENDARIO Y EL CODO BIBLICO II | ¿LA IGLESIA VERDADERA DE JESUCRISTO? | ¡LA FALSA DEL SUCESOR DE PEDRO! (nueva) | LA CIENCIA Y LA BIBLIA |¡EL MENSAJE DE LA PROSPERIDAD! | EL RAPTO: ¿FALSA DOCTRINA? | EL REGRESO DEL MESIAS | EL JUICIO FINAL DE LA HUMANIDAD | ESTADOS UNIDOS Y LA BIBLIA | EL ARCA Y EL REBAÑO | PROFECIAS DE DANIEL | LOS TRES TEMPLOS DE JERUSALEN | LOS 144,000 (nueva) | LA BESTIA Y EL 666 | LA BESTIA, IRAQ, EL LIBANO Y TIRO (nueva)| | DESTRUCCION DE SATANAS | LAS MUJERES EN LA BIBLIA Parte I | LAS MUJERES EN LA BIBLIA -PARTE II | LAS MARCAS DEL TERRORISMO | LOS ROSTROS DE LA GUERRA | EL PERFIL DEL ANTICRISTO (nueva) | ¡SADAM Y LAS PROFECIAS! (nueva) | | | EL NUMERO DEL TERROR (11) (nueva) | | ¡MI JESUS EN TODO! (nueva) | ¡LA SEÑAL DE SU REGRESO! (nueva) | ¡LOS DICTADORES Y LA BIBLIA! (nueva) | ¡LAS ZORRAS TIENEN GUARIDAS! (nueva) | ¡LA OVEJA PERDIDA! (nueva) | ¡EL GRAN JUICIO FINAL! (nueva) | LA FALSA DEL PROYECTO 666 (nueva) | LA IGLESIA UNIVERSAL DE CRISTO (nueva) | LA SEÑAL DEL RETORNO DE JESUCRISTO (nueva) | LA CIUDAD DEL FALSO PROFETA (PROCESO) | ¡LA MUJER Y EL DRAGON! Apocalipsis 12(nueva) | ¡TIRO! ¿LA BESTIA?(nueva) | ¡MULTITUDES! (nueva) | ¡EL MANTO DE ELIAS! (PROCESO) | LAS BIENAVENTURANZAS (nueva) | | Ministerio:¡Fuente de Agua Viva! | ¡HABLAR EN LENGUAS! (nueva) | ¡ARMAGEDON! (PROCESO) | ¡EL LIBRO DE LA VIDA (nueva) | EL NACIMIENTO DEL NIÑO JESUS (nueva) | CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE DE ESTADOS UNIDOS | ¡JESUS Y NICODEMO ! (nueva) | ¡PABLO Y LOS FILOSOFOS GRIEGOS! (nueva) | JESUS Y MARIA MAGDALENA (nueva) | ¡El FIN DEL MUNDO Y LOS FALSANTES! (nueva) | JUDAS ISCARIOTE (nueva) | EL MALTRATO (nueva) | ¡EL SACRIFICIO PERFECTO! (nueva) | EL CAMINO SIN DIOS (nueva) | ¡LOS FALSOS PROFETAS! (nueva) | LAS SIETE IGLESIAS (nueva) | ¡LA TENTACION DE JESUS! (nueva) | EL LADRON DE LA CRUZ ( nueva) | JESUS Y NICODEMO (nueva) | ISRAEL Y LOS ARABES (PROCESO) | NACIONES SIN DIOS | EL NUMERO DEL TERROR (11) 2DA. PARTE | | EL EVANGELIO Y LAS RELIGIONES | EL TERCER CIELO | LAS FALSEDADES DEL 666 | HASTA LUEGO | ARMAGEDON Y GOG Y MAGOG | EL FALSO CRISTO BORICUA
 
¡EL LIBRO DE LA VIDA (nueva)
 
 
imagen
imagen
El verdadero conocimiento emana de Dios. Dios es la fuente primaria de todo conocimiento, la sabiduría verdadera proviene de Dios, es revelada a través del Espíritu Santo. El hombre fue creado magistralmente, fuimos dotado de una estructura distinta a todas las formas de vida creadas por Dios. Aun somos diferentes a todas las criaturas que Dios creó en el Tercer Cielo. El hombre es distinto, es un ser un poco menor que los ángeles y un pequeño dios el cual fue dotado de inteligencia mayor.

Estamos formados por tres estructuras diferentes que hacen una, tal como es la Trinidad, tres, pero tres iguales y con independencia uno de otro. Es algo que no podemos casi comprender, pero no es nada nuevo, pues la electricidad se puede manifestar como calor, como frío o como luz, y la materia puede presentarse en tres formas distintas, pero sigue siendo químicamente lo mismo. El agua puede convertirse en un gas, en un líquido y en sólido. Podemos cambiar esa forma cuantas veces deseamos.

Así que ser tres en uno no es una exclusividad de la Santa Trinidad.

El hombre tiene un cuerpo físico, un alma que le permite el movimiento y un espíritu dotado de la inteligencia de Dios. Fuimos hecho a imagen y semejanza de Dios, fuimos creados en una forma distinta. Nada tenemos que ver con los animaales, aunque nuestro cuerpo tiene los mismos sistemas y orgános que muchos de ellos. El ser humano tiene un espíritu que le permite comunicarse con Dios y Dios con él.

Ahora cuando el hombre se aleja de Dios, cuando echa de su vida la presencia de su Creador, cuando es desobediente, esa comunicación con Dios se corta.

Fuimos echado de la presencia de Dios, expulsados del Paraíso, condenados al patíbulo, fuimos sentanciados a la muerte, fuimos declarados culpables y condenados a la muerte eterna.

La muerte y el pecado entraron a toda la humanidad a través de Adán. No hay un solo ser humao que no sea culpable del pecado de Adán. Todos seguimos el camino equivocado, pero todos somos responsables porque tenemos la libertad de escoger entre la luz y las tinieblas, entre escuchar la voz de Dios o escuchar la voz de la seerpiente.

Aquí en este planeta después de Adón todos somos culpables, no hay ni "uno solo justo delante de Dios". Fuimos declarados reos de muerte. Lo triste que estamos haciendo lo misno que hizo Adán y Eva. Ellos no aceptaron su responsabilidad, ellos no quisieron comprender su error, ellos conspiraron para seguir pecando.

Adán y Eva desobedecieron la orden de Dios, no escucharon el planteamiento divino y le hicieron caso a los planeamientos engañosas de Satanás. Ellos descubrieron sus desnudez, su maldad, su pecado. Ellos se cubrieron sus cuerpos y cuando Dios los llamó se presentaron desnudos, se habían despojado de sus delantales, fingieron, se hicieron los inocentes, los tontos, creyeron que podían engañar a Dios.

Adán y Evan tuvieron la oportunidad de recapacitar, de aceptar su pecado, pero no lo hicieron, se culparon unos a otros, culparon a la serpiente. Pero no había excusas para el hombre. Fue a Adán a quien se le encargó el huerto, el líder era Adán y el líder debe responder por las aciones de sus supervisados.

Por eso fueron echados del huerto, por eso Dios colocó a un querubín para proteger el árbol de la vida. Dios sabía que había hecho a una criatura muy inteligente, semejante a él, una capaz de hacer lo mismo que hizo Satanás cuando trató de usurpar su trono. Por eso Dios nos echó del huerto, nos quitó los privilegios y nos condenó a vivir en esta tierra maldita.

Ahora el hombre conocería la muerte, la vejez, el cansacio, ahora el ser humano hablaría nuevas lenguas, ya no habrá más una misma lengua, por eso Dios nos destruyó en el diluvio, la violencia y el pecado habían llegado al cielo, Dios además tenía que destruir una nueva raza que se estaba levantando de semidioses, hombres y mujeres nacido del pecado cometido por miles de ángeles que tuvieron contacto físico con las las hijas de los hombres, aquellos ángeles que tenía un cuerpo humano, adquiridos para acompañar a Cristo cuando estuviera en la tierra, eran ángeles como los que se presentaron a la casa de Abram y a la casa de Lot. Pues a los que pecaron Dios los puso en prisiones eternas hasta el día del Juicio Final. La descendencia de ellos pereció en el diluvio. De esta forma esa raza que pudo dominar al mundo y ser aliada del diablo desapareció.

Fuimos privados de comunicarnos y transportarnos con nuestras mentes. El hombre fue creado para reinar en el Universo, para conquitar las galaxias, para colonizar todo espacio dado por Dios. Fuimos creados para gobernar y reinar en todo el Uiverso. Esa creación sería el deleite de Dios.

Pero todo lo echamos a perder. No supimos valorizar lo que Dios nos dio, por el contrario nos alejamos y seguimos la senda equivocada, la senda del pecado, de la maldad, del odio, del homicidio, del crimen, la senda de la mentira. Dejamos el camino recto que nos acercaba a Dios, para seguir la vereda ancha que nos alejaba. Entramos a las tinieblas y despreciamos la luz.

Todo la historia a partir de Adán y Eva ha sido la misma. Nada ha cambiado. Son seis mil años de violencia, de muerte, de pecado, de desobediencia. Seis mil años en los cuales nos hemos proclamado dioses, le hemos dado la espalda al Creador y nos hemos autoconstituidos los soberanos del Universo. Hemos llegado al colmo de los colmos al afirmar que nosotros hemos creado a Dios y no Dios a nosotros.
imagen
Hemos descartado la sabiduría de Dios para aceptar la sabiduría corrompida de Satanás. Hemos descartado las Sagradas Escrituras para dirigir nuestras vidas por ideologías humanas, hemos rechazado las enseñazas de la Biblia, para aceptar las mentiras de los hombres, nos hemos constituidos en falsos religiosos, pues negamos a Dios con nuestras actuaciones. Decimos que somos hijos de Dios y caminamos en el abismo de las tinieblas. Hemos creado un mundo de injusticias, de crímenes, de violencia, de prejiocios, un mundo en el cual millones que dicen creer en Dios son peores que los mismos demonios, le niegan un pedazo de pan al hambriento, le roban las riquezas a los que menos tienen, se roban el salario de los obreros, le niegan una vivienda al pobre y al necesitado. Hablan del amor de Dios y de la caridad y mientras sus cuentas bancarias están repletas de dinero millones mueren por falta de medicinas, por falta de alimento.

Hablan de Dios y actúan como hijos del diablo. Gozan decapitando a sus hermanos, matando a gente inocente, reventando bombas y asesinando a inocentes, son hipócrita que van a los templos a adorar a Dios y tienen en el cinto una pistola para matar a sus hermanos, están en los laboratorios inventando armas destructivas y luego son reconocidos como grandes hombres de ciencia, se levantan en los altares de los templos a profanar a Dios, a insistar a la guerra.

Nada ha cambiado,por eso Dios nos destruyó con un diluvio,un diluvio que la ciencia afirma que no ocurrió, un evento que sólo hace unos 4344 años que ocurrió y cuyos datalles están recogidos en la Biblia, eso no lo pueden creer, pero son tan indignos que afirman con toda seguridad que hace 65,000 millones de años desaparecieron los dinosaurios y que hubo una explosón hace billones de años. Jamás he visto tanta ingenuidad junta, tanta ignorancia, tantas mentiras.

El hombre ha hecho lo que se le ha antojado hacer durante todo este periodo. Pero no puede olvidarse que no fuimos nosotros los creadores de Dios sino que fuimos nostros creados por Dios.
imagen
Los hombres y mujeres de ciencia piensan que el resto de la humanidad es tonta y estúpida, piensan que las religiones son inventos de los hombres y que el hombre tuvo la necesidad sicológica de crear a los dioses. Ellos piensan que son dueños de la verdad y del conocimiento puro y lógico, piensan que tienen el mejor método para encontrar el camino y la verdad de toda la creación. Para muchos de ellos los que creemos en Dios y rechazamos la evolución somos un grupo de ignorantes incapaces de distinguier la mano derecha de la izqquierda. Ellos glorifican a loas hombres que han expuestos sistemas filósocicos, que han establecido explicaciones para tdo, sus dioses son los grandes genios de la historia.

Pero están ciegos y pretenden guiar al mundo por un laberinto de oscuridad. Es ingenuo pensar que todo cuanto existe surgió de una explosión, es tonto pensar que tantas leyes físicas que gobiernan el Universo y la materia fue el resultado del azar,creen ellos que podemos concluir que la maravilla de la vida microscópica es una consecuencia de esa explosión y de una evolución.

Simplemente vasta con cortar un árbol y ver sus anillos, su reloj de vida, corta una fruta y ver en cada una de ellas una estrella, analizar el DNA, analizar una célula, ver la metamorfosis de una mariposa, el nacimiento de un arcoiris.
No pudo ser casualidad que las hojas fueran capaces de atrapar la luz solar y desarrollar un proceso tan vital para la vida como el proceso de fotosímtesis. No, no fue una casualidad que los océanos permanezcan en la orilla de las costas.

En verdad hay tanta evidencia en este planeta y en el Universo que nos dicen que hay una inteligencia mayor de cada cosa como hay una mente humana detraás de cada uno de nuestros inventos. No hay nada en la tierra que exista que no haya tenito un Creador, o lo creó Dios o lo inventaron los hombres. Aquí nada ha sido a la zar, todo ha tenido una causa y un efecto.

Debemos entender que el Universo es una simple Bóveda en la cual fueron puestos todos los cuerpos celestes, incluyendo a nuestro planeta. Es una Bóveda creada por Dios para que el hombre reinará en ella. No hay nada más, el Universo es enorme, no porque hayan otras civilizaciones, sino que fue hecho porque el hombre iba a tener la capacidad de conquitarlo y de colonizarlo, ya que el ser humano no iba a morir nunca. Pero todo eso cambió.

En ese Universo que los hombres de ciencia buscan otra clase de vida, sólo hay silencio, pues los que iban a poblar dichos lugares se les quitó el derecho de la colonización por su pecado. No importa cuántos intento hagamos por establecer un nido entre las estrellas, de allá Dios nos hará descender. Pierden el tiempo, el dinero y la energía todos aquéllos que piensa que podrán conquistar y colonizar algún otro planeta. Pierden el tiempo aquéllos que piensan que un día se sentarán a tomarse una "coca-cola" con otro ser de otro planeta. La vida del hombre fue lomitada al planeta tierra.

Ahora bien, existe un lugar fuera del Universo, el Tercer Cielo, en el cual hay vida y vida en abundancia. De ese lugar vino Cristo y a ese lugar subió nuevamente, sin la necesidad de naves espaciales. A ese lugar se llega en un instante,en un abrir y cerrar un ojo. Se viaja a una velocidad más grande que la velocidad del sonido y de la luz. Todos los días viajeros espaciales vienen a la tierra para traer paz y consuelo a los que han confiado en Jesús. No hay barreras, ni límite. El Tercer Cielo es tan real como yo que escribo en esta máquina. Allí está la respuesta de todo. Allí hay un gobierno constituido, un ejército de billones de ángeles, allí hay todo tipo de vida espiritual.

Ese gobierno del reino de Dios ha planificado un reino sobre una nueva tierra, bajo un nuevo cielo. Ese reino será gobernado por Jesucristo. Pero antes de establecer ese reino vendrá el juicio de las naciones. Vendrá la hora de rendir cuentas, de enfrentarnos a la verdad que nunca hemos querido escuchar.

Llegará la hora de comprender que fuimos engaños por Satanás y por los hombres de ciencia. El cielo y la tierra pasaránn mas las palabras de Dios no pasarán.

Todo cuanto existe en este Universo, en nuestro planeta fue concebido en este lugar por mentes superiores. Dios nos creó y nos dotó de la capacidad para pensar, nos dotó de un espíritu para poder comunicarnos con él que es un Espíritu. Los cinco sentidos fueron dados pra percibir el mundo material, pero nuestro espíritu fue dado para percibir este maravilloso mundo espiritual.

Pero desgraciamente la humanidad ha puesto una pesada alfombra sobre la luz y las tinieblas han cubibierto la misma. La verdad es sencilla. Hay un lugar en el cual se encuentran todas las respuestas a nuestras preguntas.

En este momento el gobierno de Dios, bajo el mando de Jesucristo pasa juicio sobre los acontecimientos finales. Ya han sido preparado los ángeles que vendrán con el Señor, las trompetas están listas, las plagas han sido seleccionadas, los planes para acabar con la maldad, con Satanás ya están terminados. Sólo falta la señal del Padre. No es un juego, nadie crea que esto es una falsa, una broma. El Juicio de las Naciones se acerca y nadie podrá evitarlo.

Y mientras en el tercer cielo todo sigue su curso, aquí en nuestro planeta el diablo, Satanás también le da sus toque finales para establecer su dictadura de terror.

No le quepe duda alguna a nadie. Seremos juzgados al final de los tiempos. La corte celestial está preparada para llevar a cabo el más grande de los juicios de la historia de la humanidad.

Millones llevarán al mejor de los abogados antes el Tribunal del Cielo. No hay otro abogado, no importa cuan bueno sea. Sólo habrá un abogado ganador: Jesucristo.

En este juicio no habrá muchas opciones: Culpable o inocente.

Llegará el momento de abrir el Libro de la Vida y si no estás inscrito serás culpable y tu sentencia no se puede apelar, no hay probatoria, sino la aplicación inmediata, no importa quien seas ni que hayas sido, si no estás en ese libro, serás echado al lago de fuego y azufre por toda la eternidad, no habrá revisión de caso, ni te darán una oportunidad para rehabilitarte. Sólo si contratas a mi abogado, ahora en vida, puedes librarte del castigo eterno.
Te digo amigo, amiga, hermano, hermana, el juicio viene, la corte pronto entrará en sesión, sólo esperamos que el Juez entre a sala y no tardará en hacerlo.

Ya cada caso está en manos del Tribunal con las pruebas y evidencias suficientes para probar tu culpabilidad, aquí no hay tecnicismos legales ni tampoco se suspenderá el juicio. Procura que tu nombre no haya sido borrado del Libro de la Vida en el cual por el amor, la gracia y la misericordia de Cristo fuiste inscrito. Pero no vasta con haber sido escrito en el momento que Jesús murió por ti, si no has reconocido este sacrificio y si no has aceptado a Jesús como tu redentor, tu caso está perdido y sólo falta que el Juez dicte la setencia, sentencia que no se puede apelar, ni revisar ni conmutar.
imagen
Hay algunos que afirman que no habrá juicio final, que no habrá castigo eterno, que el infierno no existe, En fin piensan que como Dios es es un Dios de amor nos perdonará a todos y nos dará la vida eterna a todos. Es una muy bonita posición, es un acto de caridad, pero no es cierto, es una mentira del diablo.

Jesús nunca dijo una mentira ni afirmó nada que no fuera cierto. Jesús fue el que más habló del infierno y de la condenación de lo que no le creyeron. Fue Jesús el que afirmó: "el que creyere será salvo mas el que no creyere seró condenado". Así que piense lo que piense eso no cambiará los planes de Dios. Dios sigue actuando con amor, aunque condene a miles al infierno y al castigo eterno. Sólo Dios tiene la autoridad para juzgarnos y sentenciarnos y hacer de nosotros lo que él quiera.¿Quién podrá evitarlo?

Dios desde el mismo instante en que el hombre desobedeció estableció un mecanismo para llevarnos de nuevo ante su presencia. El Señor ama a su obra, ama al hombre, pues disfrutó al mordearlo con sus manos. Así que tan pronto la primera pareja se apartó del camino de la luz, Dios estableció un plan de redención. Dios entregó a su Hijo en paga por los pecados de la humanidad.¿Qué más queremos los humanos? Así que Jesús pagó ell precio por nuestras vidas, por nuestra redención, por nuestra salvación. Sólo nos pide que reconozcamos este sacrificio, pero nos negamos, lo rechazamos, rechazamos a Cristo. Así que no es Dios quien nos condena y nos juzga son nuestras actuaciones, nuestras decisiones. Hemos querido escoger a Barrabás, el ladrón, y no a Jesucristo, el autor de la vida.

Así que no hay defensa posible, no hay alternativa disponible. No importa que algunos prediquen lo contrario, que digam que el infierno es aquí mismo, que digan que no hay juicio final, que no hay condenación, no importa si creen o no creen en Dios, no importa en lo que piensen y confiesen, el Juicio Final vendrá.

Todos fuimos inscritos en el Libro de la Vida, pues Jesús al morir en la cruz pagó el precio de nuestra redención, Cristo compró la vida de todos los sres humanos, buenos o malos, justos e ijustos, ricos o pobres, vagos o gobernabres, mendigos o príncipes, ignorante o sabios, avaro o dadivosos, brujos o espiritista. Todos fuismos inscrito en ese libro maravilloso. La salvación vino para todos, todos tenemos la misma oportunidad para entrar, todos tenemos el mismo requisitos, el requisito que salvó al ladrón. Todos debemos reconocer que Jesús es nuestro Redentor, que murió en la cruz, que nos limpió con su sanfgre. Recharzar el sacrificio de Cristo es haces su derramamiento de sangre en vano, es rechazar al Mesías como hicieron los judíos. Fuera de Cristo no hay salvación.

Ahora debemos permanecer inscritos en ese libro, debemos nacer de nuevo, debemos ser lavados con la sangre del Cordero, debmos aceptar ese glorioso sacrificio de la cruz, debemos dar testimonio de la obra de Dios. No vasta con estar escrito, eso no es suficiente, pues todo aquél que no confesare a Cristo como su Señor y Salvador será borrado del Libro de la Vida.

El cuento de que "una vez salvo, siempre salvo" eso es lo que es, un cuento. Jesús les dijo a los discípulos, que regresaron contentos, porque podían echar fuera demnios, que era mejor que sus nombres no fueran borrados del Libro de la Vida. Así que debemos permanecer hasta el final como dijo Jesús. El que permaneciere hasta el final , ese será salvo.

El Libro de la Vida no es un mito. Es una realidad. De la misma manera que los hombres pueden registrar los nombres de billones de nombbres de todos los humanos en un disco, de esa misma manera Dios nos tiene registrados a todos los nacido en este planeta, no sólo están registrados nuestros nombres sino toda nuestra historia desde el mismo momento del embrión. Dios conoce cada detalle de cuanto hacemos y un día nos ha de llamar a cuenta.

Moisés sabía de la existencia de ese Libro. Moisés al interceder por su pueblo que haía pecado al entregarse a la idolatría del berro de oro, le dijo a Dios que lo borrara de ese libro y que los perdonara.
Así que este Libro es una realidad confirmada por el propio Moisés allá en el monte Sinaí.

Entonces volvió Moisés a Jehová y dijo:Te ruego, pues, este pueblo ha cometido un gran pecado, porque se hicieron dioses de oro,

que perde ahora su pecado, y si no, ráeme ahora de tu libro que has escrito.

Y Jehová respondió a Moisés: Al que pecare contra mí, éste raeré yo de mi libro.
Exodo 32:31-33

Vemos aquí la confirmación del Libro de la Vida, vemos que podemos estar escritos en él, pero también Dios nos puede borrar del mismo. Nadie está seguro hasta el fin de nuestras vidas. Debemos siempre permancer en el camino de la santidad, en el camino de la obediencia, en el camino de la palabra de Dios. Nadie puede decir que está salvo hasta que no haga como el Señor y entre su espíritu a dios.

Dios a rechazado a hombres que un día el mismo escogió. El rey Saél es uno de los mejores ejemplos. Saél fue seleccionado por Dios a través del profeta Samuel para ser el primer rey del pueblo judío. Fue lleno del poder de Dios, hasta profetizaba, pero no escuchó la voz de Dios, hizo lo queél creyó era lo mejor y perdonó la vida del rey. Por ese acto de desobedencia Dios lo rechazó. Saél termino cometiendo suicidio.

Dios es justo, Dios nos inscribió a todos en ese libro por amor a Jesés/ Todos fuimos inscrito, mas todo no seremos salvo. Muchos al final de los tiempos serón echados por el pecado, por haberse apartado de la verdad y haberse entregado a la mentira, por haber corrompido el mensaje de Dios, por haber abrazado doctrinas falsas, doctrinas de demonios. Moisés sabía de la existencia del libro y sabía que podía ser raído del mismo.

Pero Dios le respondió, sólo eliminaré del libro a todos aquéllos que pequen contra mí.

Cuando los setenta discípulos regresaron llenos de gozo, pues hacían grandes milagros y señales y podían reprender y echar fuera demonios, Jesús les dijo:

Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujeten, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos. S.Lucas 10:20

Jesús confirma la afirmación de Moisés, hay un libro en los cielos en el cual estamos inscritos y que de la misma forma que fuimos incluidos en el mismo, podemos ser borradoss y condenados.

Recuerdo un corito que decía:
"Cuando allá se pase lista, cuando allá se pase lista,
yo feliz a mi nombre responderé"

imagen
Es curioso, pero un tema tan importante para la humanidad, apenas se discute, apenas escucho predicar sobre este Libro de la Vida eterna. Lo que se plantea es dónde pasaremos la vida eterna. No es algo sin importancia, se trata del destino final de cada ser humano, se trata de dónde vamos a ir a morar después del Juicio Final.

No se trata de una cosa inversosímil, esto es una verdad absoluta, esto no va a cambiar. Ciertamente seremos llamados por nuestro Creador un día para rendir cuentas. Las consecuencias pueden ser fatales, consecuencias de un castigo eterno en un lugar de tormento.

Podemos burlarnos, reirnos, podemos hasta hacer chistes y bromear. Pero un día se acabarán los chistes, se acabarán las bromas, se acacarán las expeculacioes. Existe un lugar de tormento que la Biblia describe como un lago de fuego y azufre donde el gusano no muere. No es una "bachata", es algo que va más allá de nuestra imaginación. La Biblia dice que llegará el momento en que la muerte huirá, que los hombres buscarán la muerte y no la encontrarán. El hombre fue hecho para vivir para siempre, o vive para siempre al lado de Dios o vivir para siempre en un lago de tormento.

Muchos se burlan, escucho sus risas, escucho sus afirmaciones: "No existe el diablo.

Para ellos las palabras escritas en las Sagradas Escrituras son tonterías de religiosos. "El papel aguanta todo lo que le escriben","ese libro fue escrito por los hombres", pues claro que fue escrito por los hombres, al igual que todo lo que hay escrito, pues nunca he visto a una vaca escribir, ni un perro, ni a una pajálo existe el mundo material, que nada que no pueda pasar por el mátodo científico es verdadero. Sus dioses son los genios, es una falsa religión que nos lleva a la destrucción creando armas terribles y virus.

El mundo está lleno de falsantes como lo dijo Jesús, seres humanos que conocinedo la verdad de Cristo predican las mentiras del diablo. Seres que se levantan en los altares para glorificar al dios del dinero, a la prosperidad, a la adquisición de riquezas, mientras en medio de las congregaciones hay hermanos que no tienen ni para comer, ellos viven como reyes, en sus mansiones, en sus autos de lujos, con sus joyas. Han hecho del evangelio el instrumento para adquir bienes materiales.

Son falsantes, mercaderes del templo que no temen a Dios, pero que han de responder por robarle a Dios las ofrendas y los diezmos, son los nuevos Judas que están siempre pendiente de sembrar la "semilla del dinero".

Nadie se engañe, el mundo va por un cmaino y Dios por otro. Pero Dios dejó en este planeta a una Iglesia Universal obediente. Una iglesia a la cual pertenecen los verdaderos adoradores del Padre, una iglesia que no se corrompe, que no es amiga del mundo ni le interesa los bienes del mundo, sino predicar en todo tiempo para recastar a las ovejas perdidas. La misión no es estar con el mundo sino ser la luz del mundo como Cristo anunció.

La Iglesia Verdadera de Cristo camina por todas las calles del mundo, visita las hospitales, las prisiones, entra donde están los borrachos, las rameras, los viciosos, los drogadicto, caminas por los callejones, por los puentes, por las alcantarillas, camina por las grandes ciudades, por montes y llanuras, camina en medio de la selva y de las tribus apartadas, va a las urbanizaciones de los ricos y a los palacios de los reyes, pues para Dios todos los seres huimanos tienen la necesidad de ser salvos. Dios no excluye a nadie, no importa la condición.

El ser humano fue echado fuera, pero Dios ha permitido a través de la muerte de Cristo un retorno a su presencia. Hoy el pueblo judío regresa a Israel, se amontonan, son llamados, son reunidos, provienen de todas partes del planeta, Dios los está reuniendo para que vean su gloria, para que vean como serán engañados por el Mesías que todavían esperan, Dios está llamando a todos los judías al redil sin Pastor para que sean presas del anticristo, de la bestia. Porque llegará el día del Juicio Final.

Pero Dios también está reuniendo a sus ovejas, falta la némero 100. Cristo está busscando a esa oveja por todo el mundo y cuando regrese con la perniquebarda en sus brazos la Iglesia Universal sabrá que la hora del Juicio Final se acerca.

Esa será la historia final. Jesús reúne a sus ovejas para retornar a buscarlas y llevarlas ante la presencia de su Padre. Y el Padre reúne a su pueblo , a Israel, para llevarlos a un rebaño sin pastor, porque ellos rechazaron a Jesús. Ya pronto tendrá a ese falso pastor que los herirá de muerte.

Pero al final Dios tendrá misericordia y destruuirá a todos los enemigos del pueblo judía y entonces Dios cumplirá su promesa a David. Cristo será el rey 24 quien reinará con ellos en el milenio.

Luego vendrá el Juicio de las Naciones. Ya no habrán dos pueblos, dos rebaños, dos iglesias. Entonces vendrá la Boda del Cordero. Entonces se abrirán los libros y toos tendremos que responder ese día por lo que hemos hecho en nuestras vidas.

Nadie escapará de ese juicio, Pero habrá gozo para todos aquéllos cuyo abogado sea Cristo. Al resto les espera el lloro y el crujgir de dientes, pues de ser condenados serán lanzados al lago de fuego y azufre por toda la eternidad.

Y vi a los muertos, grandes y pequeños de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.
Apocalipsis 20:12
imagen
El apóstol Juan es testigo fiel y nos dice que él vio el momento en que toda la humanidad es juzgada por el Señor. Lo que nos describe Juan es algo que no podemos concebir claramente. Es un momento solemne, un momento, quizás, nunca visto. Es la hora de la verdad, la hora en que los ateos, los incrédulos, los falsantes, los pervertidos se enfrenten a la verdad que siempre han negado y no han querido escuchar,

Es la hora de desenmascarar a los hombres de ciencia, de manifestar sus mentiras, es la hora de que Roma y sus Papas se enfrenten al Creador para rendir cuenta por los millones de almas que mandaron al infierno con sus falsas doctrinas y sus herejías. Es la hora para que todos los dictadores de todos los tiempo se enfrenten al Rey de reyes. Es la hora para que sus rodillas tiemblen y conozcan el miedo en todo su esplendor.

Ya no más mentiras, ya no más burlas, ya no más incredulidad. Llegó la hora esperada y anunciada pr los profetas. Llegó la hora de separar el trigo de la cizaña, la buena semilla de la hierba. Es la hora para que Jesús recoja el fruto de su sacrificio.

Mi mente recorre el escenario. La topografía de la tierra en ese momento es distinta, hemos vuelto al principi cuando la tierra estaba reunida en medio de las aguas. Muchos cambios han ocurrido, los grandes terremotos ocurridos antes del milenio y con la llegada de Cristo ha cambiado la superficie del planeta. Estamos ante la presencia de una enorme llanura rodeada de agua por todos los lados.

Hay que recordar que los montes habían desaparecido, las islas también y que los continentes habían vuelto a unirse formando una vasta llanura, un enorme valle.

Todo el planeta se había convertido en una gran platea. En el cielo abierto estaba el trono de Dios, la corte se había constituido. Sobre la la tierra billones de seres humanos en cuerpo de carne y hueso habían sido reunidos. Todos los muertos del planeta fueron levantado del lugar en el cual habían sido sepultados. El mar entregó los suyos. Allí estab una multitud que ningún humana podía contar.

Y se inició el Juicio. Y todos fueron buscados en los libros, y todos fueron juzgados y a los que no estaban escritos en el libro de la vida fueron echados fuera. La sentencia no se hizo esperar. El silencio se apderó de la corte, el sonido de la trompeta se apoderó del planeta, entonces se escuchaba a un ángel leer un nombre y a otro decir: "Culpable" y era tomado por los brazos y lanzado al lago de fuego en el cual se encontraba Satanás, el falso profeta, la Bestia y los ángeles caídos y los que habían sido hechos prisioneros antes del diluvio por haberse contaminado con las hijas de los hombres.

Y la lista era enorme y cada vez el infierno recibía nuevos cuerpos quienes gritaban sin consuelo, pidiendo misericordia, gritando, y la carne se desprendía pero no morían... era espantoso todo.

Entonces todos aquéllos que fueron encontrados en el Libro de la Vida fueron reunidos por Jesús y fueron llevados de regreso al Paraíso.

Hubo un silencio intenso. La corte terminó. El Juez Supremo cerró los cielos. Allí quedó el abismo, la tierra cubierta de tinieblas como al principio. La tierra abrió su boca y brotaron ríos de lava hirviente, humo y azufre. Entonces la tierra se alejaba y fue dejada en la más densa oscuridad en el espacio. Ya no había más sol, ni estrellas, ni astros, Todo volvió al principio. Lo único que ahora la tierra no estaba vacía, sino que se había convertido en una prisión de castifo eterno.

Entonces surgió una luz brillante, era una nueva tierra. Tierra hermosa, tierra llena de vida, llenade todo tipo de vida. Entonces bajá la nueva Jesusalán, entonces el esposo bajó con la novia. Un pueblo de gente santa, un rey de reyes, un nuevo cielo y Dios habitaba en medio de la ciudad.

No puedo describir la belleza que percibo,que imagino. No puedo imaginar la hermosuras de las flores, de los jardines, de las aguas cristalinas. No puedo describir la belleza de la nueva Jerusalén, de su mar de cristal , de sus calles de oro, no pudo describir las escenas de los niños en medio de todo tipo de animal, jugando, sonriendo. No hay rostros tristes, ni enfermos, ni con hambre.

Puedo acecarme al árbol de la vida, brilla en medio del Paraiso, es algo jamás imaginado. El aire se siente puro, las nubes son como un tapiz lleno de colores.
Todo es tan real, tan hermoso que me siento como si mi vida se hubiera detenido.

Es la promesa para los creyentes. Todos visten de blanco con una corana de oro, todos tienen un nuevo mombre, todos adoran a Dios.

Es la ciudad de los ensueños, es el planeta más hermoso que jamás he conocido.

Hermano y amigo, esto no es una utopía, no es una fantasía, no es un sueño, no es una alucinación, esto es lo que Dios nos revela en su Palabra Santa.

Unos vivirán en condenación eterna y otros vivirán a plenitud en una nueva tierra y un nuevo cielo.

Quien quiera creer que crea, quien quiera no creer que no crea. Eso no ha de cambiar los planes de Dios. Sé, estoy seguro, que un día he de caminar por esa majestuosa ciudad, vestido de blanco, con una corana de oro y con un nuevo nombre, esa es la promesa de Dios, y Dios no es hombre para no cumplir sus promesas.

Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.
Apocalipsis 20:15
imagen