CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE DE ESTADOS UNIDOS

 
ESCUADRONES DE LA FE DE JESUCRISTO | PAGINA INICIAL| ¡EL DIA GLORIOSO DE SU RETORNO! (NUEVA)| SEIS MIL AÑOS DE HISTORIA EN EL CALENDARIO DIVINO II | SEIS MIL AÑOS DE HISTORIA EN EL CALENDARIO DIVINO | EL CALENDARIO PROFETICO BIBLICO | EL CALENDARIO Y EL CODO BIBLICO II | ¿LA IGLESIA VERDADERA DE JESUCRISTO? | ¡LA FALSA DEL SUCESOR DE PEDRO! (nueva) | LA CIENCIA Y LA BIBLIA |¡EL MENSAJE DE LA PROSPERIDAD! | EL RAPTO: ¿FALSA DOCTRINA? | EL REGRESO DEL MESIAS | EL JUICIO FINAL DE LA HUMANIDAD | ESTADOS UNIDOS Y LA BIBLIA | EL ARCA Y EL REBAÑO | PROFECIAS DE DANIEL | LOS TRES TEMPLOS DE JERUSALEN | LOS 144,000 (nueva) | LA BESTIA Y EL 666 | LA BESTIA, IRAQ, EL LIBANO Y TIRO (nueva)| | DESTRUCCION DE SATANAS | LAS MUJERES EN LA BIBLIA Parte I | LAS MUJERES EN LA BIBLIA -PARTE II | LAS MARCAS DEL TERRORISMO | LOS ROSTROS DE LA GUERRA | EL PERFIL DEL ANTICRISTO (nueva) | ¡SADAM Y LAS PROFECIAS! (nueva) | | | EL NUMERO DEL TERROR (11) (nueva) | | ¡MI JESUS EN TODO! (nueva) | ¡LA SEÑAL DE SU REGRESO! (nueva) | ¡LOS DICTADORES Y LA BIBLIA! (nueva) | ¡LAS ZORRAS TIENEN GUARIDAS! (nueva) | ¡LA OVEJA PERDIDA! (nueva) | ¡EL GRAN JUICIO FINAL! (nueva) | LA FALSA DEL PROYECTO 666 (nueva) | LA IGLESIA UNIVERSAL DE CRISTO (nueva) | LA SEÑAL DEL RETORNO DE JESUCRISTO (nueva) | LA CIUDAD DEL FALSO PROFETA (PROCESO) | ¡LA MUJER Y EL DRAGON! Apocalipsis 12(nueva) | ¡TIRO! ¿LA BESTIA?(nueva) | ¡MULTITUDES! (nueva) | ¡EL MANTO DE ELIAS! (PROCESO) | LAS BIENAVENTURANZAS (nueva) | | Ministerio:¡Fuente de Agua Viva! | ¡HABLAR EN LENGUAS! (nueva) | ¡ARMAGEDON! (PROCESO) | ¡EL LIBRO DE LA VIDA (nueva) | EL NACIMIENTO DEL NIÑO JESUS (nueva) | CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE DE ESTADOS UNIDOS | ¡JESUS Y NICODEMO ! (nueva) | ¡PABLO Y LOS FILOSOFOS GRIEGOS! (nueva) | JESUS Y MARIA MAGDALENA (nueva) | ¡El FIN DEL MUNDO Y LOS FALSANTES! (nueva) | JUDAS ISCARIOTE (nueva) | EL MALTRATO (nueva) | ¡EL SACRIFICIO PERFECTO! (nueva) | EL CAMINO SIN DIOS (nueva) | ¡LOS FALSOS PROFETAS! (nueva) | LAS SIETE IGLESIAS (nueva) | ¡LA TENTACION DE JESUS! (nueva) | EL LADRON DE LA CRUZ ( nueva) | JESUS Y NICODEMO (nueva) | ISRAEL Y LOS ARABES (PROCESO) | NACIONES SIN DIOS | EL NUMERO DEL TERROR (11) 2DA. PARTE | | EL EVANGELIO Y LAS RELIGIONES | EL TERCER CIELO | LAS FALSEDADES DEL 666 | HASTA LUEGO | ARMAGEDON Y GOG Y MAGOG | EL FALSO CRISTO BORICUA
 
CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE DE ESTADOS UNIDOS
 
 
imagen
Es posible que usted ni se entere de esta carta. Pero debo hacerlo, pues he sentido de parte de mi Señor escribir la misma. No solamente me dirrijo a usted, desde este humilde lugar, ubicado en un barrio de la ciudad de Caguas, en Puerto Rico. Quiero dirigirme a toda la nación norteamericana, a su buena gente, a sus buenos cristianos, a todos aquéllos que puedan comprender el grave error que se cometió con la invasión a Iraq y la permanencia de las tropas en territorio iraquí.

No se hace patria aplastando a los más débiles, exportando la guerra, la violencia, no se puede justificar una guerra injusta con la demogogia, con la mentira. No se hace patria llenando de luto a millares de buenos hogares, que no han podido tener paz ni sociego en esta Navidades.

No se protege a la nación violando la soberanía de otra nación, no se puede culpar a todo un pueblo por lo que hacen unos "locos terroristas", unos falsos religiosos, unos asesinos. Es cierto que la juventud de los países árebes tiene mucho odio acumulado por Occidente, ese odio que nace de la impotencia de poder proteger sus riquezas, riquezas que siempre han sido codiciadas por Occidente.

Pero, no se logra la justicia siendo injustos, no se aplaca la ira actuando con más ira, no se siembra la semilla de la libertad junto a las gotas de sangre de niños y de gente inocente. El mundo sólo ha visto muerte, odio, violencia, crímenes desde el mismo inicio de esta guerra. Una guerra que nunca debió comenzar, una guerra que desangra a la nación, un dólar que se necesita para alimentar al hambriento se desperdicia en armas que son destruidas, en una bomba que explotan.

No podemos estar de acuerdo con una guerra que ha violentado los más sagrados derechos que tiene toda nación para escoger su destino. Ningún gobernabte puede dictar las pautas a otras naciones, él fue electo para gobernar a su gente, no para aplastar a sus vecinos.

Podemos ignorar todo esto, podemos argumentar que se trata de "terroristas" que hay que "eliminarlos", los que piensan así no saben lo que dicen, lo que afirman. Por cada terroeista que matan surgen veinte nuevos, pues para ellos no son terroristas sino soldados de un dios al cual veneran y son fieles. Por cada terrorista que matan nace una docena que los sustituye, no importa cuántos maten, el resto se entregará con más pasión, se entregaran a la muerte, no importa que se lleven a un millón tras sus sacrificios. No se pelea con un ejéectio que lo mueve una causa política, una causa de patriotismo nacional, se pelea con un ejéercito de fanáticos religiosos que creen que la muerte es el acto que los convertirá en héroes y que serán recompensados con el Paraíso. Los ejércitos tradiconales no pueden entender esto, pero no hay arma ni pena, ni castigo que ponga fin a estos actos terroristas. De la misma manera que las naciones no han podido evitar los asesinatos con la imposición de la pena de muerte, de esa misma forma no podrán poner fin a estos actos horribles. No se trata de enajenados, sino de endemoniados, de seres poseído de espíritus inmundos, poseído de demonios, seres sin conciencia, sin sentimientos, seres que sus mentes y sus cuerpos estón controlados por fuerzas del mal. Pueden reíse,hasta lanzarse al suelo a morirse de carcajadas, pero un ser humano que tiene control de su mente jamás haría lo que estos seres hacen. El intinto natural del hombre es preservar la vida, no quitársela. Eso va en contra de todas las leyes naturales. Un ser que se respeta asi mismo, que tiene sentimientos sería incapaz de cortarle la cabeza a un hermano y luego retratarse junto al cuerpo decapitado como si se tratara de algo digno.

La pregunta que cada norteamericano debe hacerle a su Presidente es, si vale la pena seguir derramando sangre, seguir trayendo la sombra de la muerte a los hogares, si vale la pena luchar por la democracia en un país que siempre ha disfrutado de la dictadura.

No podemos decir que somos cristianos, que somos seguidores de Cristo cuando matamos y perseguimos a nuestros enemigos. La lucha no es contra el hermano que está equivocado, la lucha no es contra una nación, la lucha es contra las fuerzas del mal. Nuestra lucha es contra huestes y gobernadores de las tinieblas.

Podemos reírnos, podemos aceptar los análisis de los llamados generales del ejército, de los Consejeros. Podemos escuchar las voces de los adivimos, de los astrólogos, pero si nos negamos a escuchar la voz de Dios nos equivocamos y estamos condenados al fracaso.

Ya Dios nos habló hece tiempo. Ya Jesús nos dijo cómo debíamos actuar para alcanzar la paz, la seguridad,la libertad, la justicia. Ya Jesúas nos dijo cómo combatir a los malos, a los que nos ofenden, nos persiguen y procuran nuestro mal. Jesús nos dio el arma indicada contra el odio, contra la venganza. Jesús nos dejó su amor, ese amor que es capaz de borrar el odio de nuestras mentes y de nuestro corazones. Nadie gana en una guerra, excepto los que viven de ellas con la venta de armas y de todo objeto que se necesitan en las misma.
Es ridículo destruir a una ciudad para volver a edificarla, es ridículo dejar que miles mueran para luego firmar un pacto de paz sobre el polvo y las cenizas de los muertos. Ciertamente las guerras le convienen a Satanás, pero no a la raza humana.

Nadie se engañe la guerra produce guerra como la venganza produce más vengaza. La guerra es la sombra maldita que nos ha acompañadoo desde que Caín mató a su hermano Abel. Nada ha cambiado. El mismo demonio que se apoderó de la mente de Caín es el mismo demoio que hoy sigue actuando de la misma manera.

Hoy debemos deternernos y reflexionar profundamente, debemos tomar decisiones sabias, pues si no las tomamos ahora, mañana será tarde, mañana el número de muertos inocentes no se podrán contar, no se podrá enterrar. Debemos recordar las palabras de Cristo:"Bienaventurados los pacificadores porque ellos serán llamados hijos de Dios!".
imagen
Sr. Presidente en la Carta de la Declaración de Independencia los Padres de la Nación Norteamericana reconocían el derecho a la libertad que tienen todas las naciones del mundo. Sobre ese concepto de libertad es que deciden separarse del Imperio de Inglaterra. La libertad es el don más sagrado dado por Dios a la humanidad. Ninguna de las creaciones de Dios anteriores tenían este privilegio. La liberdad no se negocia, no se mendiga, la libertad es un regalo de Dios, no solamente a las naciones, sino a todos los seres humanos. Pero no podemos asumir una actitud de guerra en nombre de una libertad abstracta. No podemos obligar a ninguna nación del mundo a escoger el camino de la democracia si no quieren hacerlo. Ahí está la grandeza del libre albedrío, podemos usar el libre albedrío para ser esclavos o no, para ser libre en todo el sentido de la palabra o negociar la misma.

Pero la libertad no puede ser un acto impositivo. Puedo hablar de eso, pues vivo en un país que dos imperios le han negado el derecho a ser libre. Puerto Rico fue colonizado por España. Fuimos descubiertos el 19 de noviembre de 1493. El Almirante don Cristóbal Colón, es posible que no pusiera sus pies en tierra borinqueña,pero reclamó la Isla para la Corona Española. Los españoles invadieron esta Isla y prácticamente exterminaron a nuestros habitantes taínos. Miles de taínos fueron sometidos a horribles abusos, les robaron sus tierras, su oro, sus hijas, sus mujeres y esclavizaron a los hombres. Les impusieron una religión extraña y quisieron cambiar su estilo de vida. Se los repartieron como animales y se apoderaron de todo cuanto poseían..

Fingieron los españoles ser sus amigos, les hicieron creer que su Dios era el verdadero a fuerza de latigazos y de abusos. Pero los taínos tenían dignidad, se respetaban así mismos. Podían estar vestidos con tapa rabos, pero sabían que eran seres humanos iguales que aquellos blancos que los atropellaban. Nuestros indios sabían que lo único que no le iban a permitir que les robaran era el derecho a ser libres, el derecho a vivir como ellos habían determinado, el derecho a creer en sus dioses. Ellos comprendieron que la tiranía era mala, que lmposición no era buena. Por eso se rebelaron en 1511, tres años después que don Juan Ponce León fundara nuestra primera ciudad en 1508.

Nuestros indios vieron la maldad del hombre blanco, del hombre que decía conocer al Dios verdadero, ellos vieron violar a sus hijas y robarse a sus mujeres, ellos vieron como sus hijos eran esclavizados, como sus riquezas eran robadas, así que prefirieron la muerte a la esclavitud.

Nadie tiene el derecho de imponer un estilo de vida, por mejor que éste sea, sobre otra nación. Nuestros indios vivían en paz, disfrutaban de una hermosa Isla, tenían todos los elementos para ser felices y lo eran hasta que aquellos hombres llegados del viejo mundo llevaron la semilla del veneno y del odio.

Luego los invasores fueron derrotados por los nuevos invasores que venían del norte. Sr. Presidente su país le declaró una guerra ilegal a España. Si dicha guerra fue declarada no fue para llevar ni exportar la libertad y la democracia a los países que quedaban sin ser libertados. Fue una guerra para apoderarse de los mercados de azúcar. Nuestro país era un gran productor de azúcar, café y tabaco. Su gente llegó aquí disparando y lanzando bombas el 25 de julio de 1898. Derrotaron a los españles y nuestra Isla se anexó ilegarmente a la nación. Digo ilegalmente, pues el España no tenía el derecho de entregarnos como botín de guerra, y ustedes no tenían el derecho de obtenernos por ningún tratado de guerra. Nuestra Isla había recibido de España la autonomía en 1897. Lo que tanto nos costó por lograrlo, ustedes lo enterraron con un Tratado fraudulento.

Así que estuvimos bajo la bota de España desde el (1493 - 1898). Durante 405 años fuimos una colonia de España. Durante todo ese tiempo ellos hicieron lo que quisieron con nosotros. Los puertorriqueños aprendimos a amar a nuestra tierra y luchamos por lograr la independencia. El momento más gloriso fue el 23 de septiembre de 1868 cuando un grupo de patriotas se levantó en armas para separarnos de España, pero el intento fracasó. Este hecho moldeó toda la lucha de Puerto Rico por alcanzar la libertad.

Usted sabe de la valentía de nuestro pueblo. Su país no puede olvidar cuando un grupo de patriotas entró y declaró a viva voz¡Viva Puerto Rico Libre!, en medio de una sessión en el Capitolio Norteamericano. Ellos se batieron a tiros aquel día ante el asombro del mundo, como también fueron a la Casa Blair, en donde murió uno de nuestros patriotas, usted debe recordar la Masacre de Ponce en 1937 donde sus agentes, unidos a los leales de ustedes, un Domingo de Ramos mataron a varios puertorriqueños por el simple pecado de hacer una marcha para reclamar sus derechos, ustd debe recordar a don Pedro Albizu Campos y como fue torturado y asesinado en una prisión bajo la custodia de sus agentes, usted debe recordar la lucha de Vieques y Culebra donde por más de 60 años su marina llevó la muerte y la contaminación a estos dos pueblos de Puerto Rico, Sr. Presidente son ciudadanos norteamericanos y ustedes tenían la obligación de velar por el bienestar de estos ciudadanos y nunca lo hicieron, el pueblo se tuvo que levantar para que ustedes salieran de Viequs como lo habían hecho de Culebra.

Sr. Presidente usted debe tener conocimiento del vil asesinato cometido en el Cerro Maravilla el 25 de julio de 1978, asesinato que conmovió al país al enterarse de la verdad, al enterarse como todo fue un plan para llevar a dos jóvenes universitario a este lugar donde los esperaban la policía y su gente para matarlos.

Sr. Presidente usted recordara a Filiberto Ojeda, líder del Ejercito Polpular Los Macheteros, quien organizaó un robo expectacular en su propio territorio, logrando escapar con más de siete millones de dólares, usted debe recordad, pues fue en el 2005, el 23 de septiembre como el FBI rodeó la casita humilde de este patriota, quien estaba con su esposa y lo asesinaron. Movieron toda su fuerza para capturar a un hombre que sólo estaba con su amada compañer, quien estaba prófugo pero no representaba ninguna amenaza para su gobierno.

Los Padre de la Patria Norteamericana que lucharon fueron proclamados héroes, pero nuestros líderes, los que aman a esta patria, los que dieron sus vidas, son llamados terroristas y subersivos.

El 25 de julio de 1898 ustedes nos adquirieron como botín de guerra, como recompensa, como pago. Llegaron aquí y establecieron un gobierno militar, osea que volvimos a lo mismo. El 1900 nos ofrecieron un gobierno civil bajo la Ley Fóraker y en 1917 el gobierno de entonces le concedió la Ciudadanía Americana a nuestro pueblo. Es triste, pero es un pueblo que tiene que ser ciudadano americano a la fuerza, no somos ciudadanos puertorriqueños, pues según ustedes esa ciudadanía no existe. Sabemos que es falso, pues no se nos puede negar el derecho a ser ciudadanos del país donde nacimos.

Señor Presidente esa ciudadanía fue impuesta en 1917 y sigue siendo impuesta hoy en el 2006. Cierto que bajo dicha ciudadanía tenemos derechos que otros no tienen y gozamos de beneficios que otros carecen de ellos. Pero es vergonzoso que seamos ciudadanos de su nación y que no tengamos el derecho de votar por usted. Es reprochable que hoy 46 hogares puertorriqueños no hayan podido celebrar una Navidad alegre ya que 46 puertorriqueños han regado en las tierras de un país extraño, que nada nos ha hecho, con su sangre. Hombres y mujeres que no pudieron votar por usted y usted determinó sus destinos.

Somos ciudadanos para derramar nuestra sangre pero no somos ciudadanos para escoger al Presidente. Usted habla de democracia, sin embargo, tiene una colonia en el patio de su casa. Son 108 años de colonia bajo el gobierno norteamericano. Las Nacionaes Unidas nada han hecho por resolver esta injusticia. Simplemente hablar tonterías y aprobar resoluciones que nada componen, que nada resuelven.

A veces se levanta algún país a defender el derecho de la libertad de Puerto Rico, pero todo queda en el silencio cómplice del resto de las naciones del mundo. Se esconden como gallinas, pues temen enojar a los norteamericanos. Yo respecto a Cuba, aunque no estoy de acuerdo con la dictadura, que siempre ha sacado la cara por nuestro pueblo, ya que se nos niega una silla en las Naciones Unidas para poder defender nuestros derechos.

No se puede hablar de llevar la democracia y la libertad a Iraq cuando se le niega el derecho a la libertad a nuestro pueblo.

Ahora, luego de 54 años dicen que nuestra Costitución no es válida, que el Status de Estado Libre Asociado no tiene validez, ahora quieren sacurdise, y es posible que impongan un "status" que este pueblo no desea.

Reclamo en nombre de mi pueblo que se respete el derecho a la autodeterminación, que seamos los puertorriqueños quienes determinemos cómo nos vamos a gobernar. Señor Presidente son 508 años de cargar las cadenas de la esclavitud. No son ustedes los que han de imponer un "status" a nuestra Isla, seremos nosotros y somos nostros los únicos que tenemos el derecho a gobernarnos. Aplique su coraje y su deseo de que el mundo sea más libre y más democrático. Permitir la colonia de Puerto Rico en su Jardín de Casa Blanca es un acto de hipocresía, pues quiere llevar la libertad y la democracia a Iraq y le niegan la misma a casi 7 millones de puertorriqueños que son ciudadanos de su país.

La Nación norteamericana debe comprender que se hace cómplice cuando respalda a un Presidente que no escucha al pueblo, que hace lo que le da la gana, que miente a su gente, a los organismos internacionales y al mundo. Las naciones pagan el precio de los errores de sus gobernantes, pues son cómplices cuando los aplauden, cuando los eligen, cuando sabiendo que sus decisiones son erradas les aplauden.

Alemania fue responsable de los crímenes Hitler,porque Alemania lo alimentaba con sus aplausos, con sus marchas de respaldo, cuando hacía lo que Hitler decía que se debía hacer.

El pueblo cubano es responsable de que Fidel siga con su dictadura, Iraq es responsable de que Sadam estuviera en el trono, Venezuela será responsable si permiten que Chávez establezca una dictadura. Las naciones que aplauden a sus gobernantes le alimentan el ego. Si la sangre se derramma es culpa de los pueblos que no supieron escoger a sus gobernantes.

Llevar a una nación a involucrase en una guerra es algo doloroso. La guerra no es una buena solución para los conflictos. La guerra desangra las arcas del tesoro de las naciones. Las guerras son los juegos de un grupito de miilitares que no creen en Dios, que no tienen a Dios en su pensamiento. Ellos no piensan en el dolor y el sufrimiento que causasn sus decisiones, sus balas, sus bombas, sus misiles.¿Cómo puede estar Diso en sus mente cuando saben que cada vez que lanza una bomba hacen pedazos a un niño, a un anciano, a un inocente?

Las guerras son producto de hombres enfermos, soberbios, orguullosos, altivoss. Las guerras son los juegos de algunos que no les importa la vida ajena. Las guerras son los grandes negocios de algunos para hacerse más ricos. La guerra es la sombra de la muerte y de la angustia que cubre nuestro planeta. Casi cien (100) millones de seres humanos murieron en las dos guerras mundiales.

Si pudiéramos colocar a cada muerto durante estos seis mil años en una hilera les asuguro que necesitaríamos varios planetas para hacerlo. La guerra es la negación de nuestra humanidad, de nuestros sentimientos.

Señor Presidente está en sus manos detener esta guerra absurda, estúpida, suicida. No va a detener a los actos terroristas, por el contrario está creado un nido de terroristas por todo el mundo, terroristas que en cualquier momento cometerán actos horribles contra gente inocente. Usted y sus militares están creando el ambiente para desarrollar un hormiguero de terroristas. No van a poder detener esto, eso es bíblico, la maldad se multiplicará dijo el Señor, esto es principio de dolores. No van a poder establecer un gobierno democrático en Iraq. Les aseguro que si se quedan en Iraq muchas serán las muertes. Serán muertes en vano, pues la dictadura volverá a reinar allí.

Iraq se prepara para resurgir como una potencia en el Cercano Oriente. Es ahí donde el anticristo establecerá su reinado, y cuando esto ocurra no habrá poder en este mundo que pueda evitarlo.


imagen
Señor Presidente no es fácil gobernar, y menos si se trata de una gran nación de más de doscientos millones de habitantes. Ciertamente hay muchas piedras en el camino. Peor aun, al tomar decisiones, nunca vamos a complacer a todo el mundo. Pero cuando dichas decisiones son tomadas correctamente y fundamentadas sobre la verdad, entonces se prevalece, entonces se obtiene el respaldo y el respeto de la nación que se dirige.

Estados Unidos fue fundado por un grupo de hombres y mujeres con una gran visión, Cuando redactaron la Declración de Independencia su fundamento fue la creencia de que Dios estaba de su lado. Ellos confiaron en Dios en todo momento. Dejaron plasmado en el papel esa verdad, que Dios era el Creador y que Dios nos había dado el libre albedrío, el derecho a la libertad.

Ellos pusieron a Dios en medio de su Declaración de Independencia. Así que Estados Unidos en el principio tenía la bendición d Dios, por eso aquellas trece Colonias se convirtieron el el Imperio más poderoso del mundo.

Debe recordar usted a Salomón. Salomón, comenzó a reinar sobre Israel. Israel era un pueblo duro de cerviz, un pueblo difícil de gobernar, un pueblo que había tomado la decisión de ser gobernado por un rey como las demás naciones. Ellos rechazaron la dirección de Dios. Pero Salomón era un hombre inteligente y pidió a Dios que le diera sabiduría para dirigir su pueblo. Salomón había recibido los consejos de su padre, David. Así, que aunque era muy joven cuando comenzó a reinar, entró con sus pies firmes, pues se puso en manos de Dios, su Asesor Mayor.

Dios lo bendijo de una manera extraordinaria, de una manera que los reyes de su tiempo lo admiraban y lo respetaban mucho por su sabiduría y sus buen gobierno. Salomón le edificó a Dios una Casa de Oración, un hermoso templo en el cual Dios mismo habitaba. Aquél templo estaba lleno de la la gloria de Dios.

Salomón no se confió en sus Consejeros, en sus sabios ni maestros, el confió en el Dios que los había librado de sus enemigos, que lo había sacado de la esclavitud en Egipto.

Así que un buen gobernante debe tener como su Asesor principal a Dios. Créame, cuando uno confía en Dios y camina en obediencia, Dios se manifiesta de una forma maravillosa. El rey David no le importaba lo que la gente dijera, lo que su esposa le dijera. David confíaba en Dios y le rendía tributo y adoración, David danzaba en medio de su pueblo y adoraba al Creador de todo lo creado.

Esa confianza en Dios es lo que nos garantiza el éxito en la vida.David confió en su Dios cuando se enfrentó a Goliat, aquel gigante que se creía el dueño del mundo.

Es triste y hasta cierto punto absurdo que muchos gobernantes de hoy no hayan aprendido de los gobernantes del pasado.Muchos tienen como asesores a adivinos, a hechiceros, astrólogos, santeros, espiritistas, sicólogos, siquiatras, hasta confían en amuletos y piedras mágicas. Esos falsantes no permiten que estos gobernantes confíen en Dios.

El rey Nabucodonosor tenía a los mejores sabios de su tiempo, tenía reunidos a todos los llamados visionarios, profetas, adivinos, hechiceros,astrólogos, Nabucodonosor probó que eran falsantes,pues no pudieron darle una respuesta a su sueño. Si en verdad tenían poder ellos debían conocer el contenido del sueño del rey y además debían poder interpretar el mismo. Pero ellos no podían hacerlo porque todos eran unos falsantes. Nadie conoce el futuro de una persona, pues no existe tal futuro sino su presente.

Pero había un Consejero temeroso de Dios, un profeta verdadero, un joven que había confiado en su Creador todo el tiempo. Daniel estaba cautivo en Babilonia pero había sido bendecido por Dios y muy estimado por Nabucodonosor. Entonces Daniel pudo hacer lo que aquel grupo de engañadores no pudo.

Nabucodonosor fue astuto y lo puso a reinar y reconoció que el Dios de Daniel era el Dios verdadero. Lo mismo había sucedido con Faraón en tiempo de José. José fue el Conejero del Faraón.

Tener Consejeros creyentes, no a religiosos que sólo desean estar bien, religiosos que siempre dicen lo que sus gobernantes quieren escuchar, son esos falsos profetas que siempre le cantan la misma melodía a su rey. El consejero de Dios, no habla por él, sino que sirve de instrumento para que Dios se manifieste.

Claro hoy Dios no interviene como lo hacía con el pueblo judío, pero tenemos al Espíritu Santo que nos guía por el camnino de la verdad.

Ningún gobernante que pone su fe en los hombres podrá gobernar sabiamente. Son voces de Satanás, esto no es una broma. Satanás y sus secuaces hoy ocupan los puestos de asesoría de muchos gobiernos. Es el mejor diplomático, el mentiroso ideal, el consejero de los consejeros.

Satanás estuvo en la corte del rey David y le tentó para llevar a cabo un censo que Dios no le había permitido. Pero allí estaba Satanás en voz de uno de sus asesores y David se dejó llevar por éste y desobedeció.

Así que lo mejor es ir de rodillas en el silencio del día o en la calma de la noche y pedir a Dios sabiduría para gobernar.

Cuando confiamos en Dios, él entra a nuestras vidas y se manifiesta de una forma gloriosa. La verdadera sabiduría es revelada, no proviene de la herencia, ni de ninguna institución humana. El "principio de la sabiduría es el temor a Dios"= dicen las Escrituras.

No importa cuan grande sea la nación que se dirija, no importa cámo sea el pueblo, cuando el gobernante pide a Dios que le ayude, Dios viene en su auxilio. Gobenar sin Dios es condenar a la nación a la destrucción, a la maldad, al mal camino, a la senda equivocada, es llevar a la nación a través de la más densa oscuridad, en cambio cuando Dios ocupa el medio del pensamiento del gobernante este puede gobernar con justicia, con sabiduría, puede tomar sabias decisines y traer paz y tranquilidad a su pueblo.

Los gobernantes que confían en santeros, astrólogos, adivinos, sabios en sus propias opiniones, en espiritista y parasícologo, en mentalista y en falsos profetas o falsos religiosos están condenados al fracaso.
imagen
Son terribles las consecuencias de toda guerra. No hay ni una razón lógica para pensar que estos conflictos son necesarios, no se justifican las guerras entre los seres humanos.

Estas guerras sólo traen muerte, horror, sufrimiento. Son terribles, son innecesarias, son ansurdas. He visto como mueren millones de inocentes, de personas que nada tienen que ver con los enredos de sus gobernantes.

Las guerras son los mecaismos de Satanás para que nos perdamos, para que aceleremos nuestros pasos al ininfierno, son la negación de Dios, del amor, del perdón.

Hablar de guerras es hablar de desobediencia, pues Dios nos dijo que nos "amáramos los unos a los otros", no que nos matáramos unos a otros. Quien aplauda y justifique un conflicto bélico se aparta de Dios, se hace cómplice de la muerte de millones de inocentes.

No puedo entender por qué nos involucramos em algo tan letal, tan absurdo, tan dañíno, Es una contradicción que en una sala de un hospital los médicos luchen por salvar a un enfermo y no hagamos lo mismos evitando estos conflictos, aquí utilizamos a los seres humanos como leña para alimentar el fuego.

A veces cierro mis ojos y camino sobre los cadáveres percibiendo el olor a sangre, a muerte, a crueldad. Veo los huesos secos como Ezequiel, veo los ojos tristes de los pequeños con lágrimas en sus ojos, veos sus manos trituradas, arrancada por una explosión, los veo sin piernas, sin orejas, con sus cabezas destrozadas. Veo los cuerpitos en un hilera sin vida, veo los rostros de los padres marcados por el dolor,la angustia, la desesperación.

Escucho los gemidos de los heridos tendidos sobre la cama o sobre el suelo de un edificio en llamas. Es algo horrible Sr. Presidente, es algo que no puedo aceptar como ser humano.

El fruto de las acciones irresponsales de los líderes es algo que no puedo aceptar, no puedo aceptar esta matanza innecesaria, no hay ideal alguno que justifiqu estas muertes, este holocausto.

Tan condenable es la invasión a un país como lo es el atentado terrorista. No puedo aceptar lo que estos afirman. No puedo aceptar que llamen héroes a los asesinos de un bando y otro. La Palabra de Dios dice que el que derrame sangre, su sangre será derramada.

No se puede aceptar que en nombre de Dios se cometan estos actos bochornoso. Quienes se colocan explosivos en sus cuerpos para ir a un lugar habitado de personas inocentes y se hace estallar jamás serán héroes, son instrumentos de Satanás, pues éste vino a matar, a hurtar, a destruir. No se engañe nadie tanto el terrorista que actúa en nombre de Dios como el gobernante que actúa en nombre de la libertad y la democracia serán culpables de juicio. Es cuestión de tiempo, es cuestión de que la barca de la muerte un día se acerque a la orilla de sus vidas. Todos han de responder ante la justicia de Dios por esos crímenes cometidos.

La guerra nos aparta de Dios, la guerra nos convierte en asesinos, no importa la causa que digamos que la justifican. El dolor es el resultado de estos actos tan viles y tan crueles.

Me perturban esos analistas bélicos que van a los medios de comunicación y hablan y hablan sobre las armas, sobre las estrategias, sobre el poder destructivo que tiene tal o cual nación, hablan y hablan sobre sus admirables armas, sus sofisticados aviones, sobre la capacidad de los ejércitos y se olvidan de los muertos, de los jóvones sacrificados, de los niños hechos pedazos. Sus sonrisas son veneno del infierno.

Hemos convertido a nuestro planeta en un lugar horrendo de muerte y de destrucción. La guerra es el medio para que muchos se hagan ricos. Es triste decirlo,pero todos aquéllos que hacen de la guerra un negocio, jamás han de disfrutar de sus ganancias, acumularán riquezas, pero a la hora de la muerte, ¿Cuánto dinero se llevarán para el infierno?

Algunos dirán que las guerras son necesarias, que las guerras no se pueden evitar, que las guerras son algo cotidiano, algo que nos ha acompañado desde que Caín mató a su hermano Abel. Eso es una mentira del mismo diablo. No fuimos creados para matarnos unos a otros, no fuimos creados para llenar el planeta de sangre inocente, no fuimos creado para destruir a los más dábiles. Las guerras se pueden evitar. De la misma forma que tomamos la decisión de hacer la guerra, pudimos escoger el camino de la paz, de la negociación, del diálogo. Los gobernantes pudieron sentarse en una mesa y dialogar y tomarel camino de la paz.

Sr. Presidente las guerras denigran a los que se involucran en ellas. Hay que acallar esas voces militares que se alimentan de odio, que destilan venganza, que se apartan del camino de la paz, del amor, de la comprensión y de la justicia. Ellos profanan la palabra libertad, democracia, respeto, solidaridad. Ellos no saben lo que es ver a un niño caer en pedazos por el efecto de un detonación de un misil, de una bombra, de un disparo. Ellos no escuchan los gemidos y los gritos de los inocentes que corren despavorido en medio del fuego infernal de sus malditos juegos. Ellos no saben lo que es ver a una madre cargando en sus brazos a su niño muerte, no saben de la miseria y de la desesperación. Ellos lucen sus hermosos uniformes llenos de estrellas y de barra mientras que envían al campo de batalla a jóvenes, que apenas empiezan a vivir. Ellos enseñan a matar y luego premian a los asesinos. La guerra enloquece, embrutece, insensibiliza al ser huamno.

Si es condenable los actos de los terroristas, también es condenable el bombardeo a una ciudad en la cual viven seres que nada tienen que ver con el modo de actuar de sus gobernantes, A nadie le gusta que el vecino le dispare, lo persiga, lo destruya.

El mundo sería un mejor lugar sin esos bárbaros que hacen de este planeta un campo de batalla, un infierno, un lugar de sombra y muerte. Jamás vamos a escapar del grito de los niños que se desangran en las calles de las ciudaddes bajo fuego. Dios nos está mirando, Dios está tomando nota, Dios llora ante la barbarie de su cración.

Quien crea que no tendrá que responder a Dios por sus actos está equivocado. Un día seremos llamados a dar cuenta por nuestra vidas, por lo que hayamos hecho, por nuestras faltas y pecados. Nadie escapará del juicio de Dios, nadie que tenga las manos manchada de sangre inocente podrá escapar del castigo divino. Simplemente es cuestión de tiempo.

Para eso vino Jesús, Cristo vino para abrir una brecha por la cual podremos caminar para alcanzar el perdón divino. Tenemos una oportunidad mientras tengamos vida, nosotros no perdonamos ni actuamos con justicia, pero Dios, sí perdona y es misericordioso. Ahora es el momento de ponernos en paz con Dios.

No hay poder en el mundo que nos libre del castigo eterno, no hay dinero que pueda ser pagado por la salvación, no hay forma alguna de recibir el perdón que no sea aceptando nuestros errores y reconociendo a Cristo como nuestros Salvador.

No hay vela, ni rosario, ni oración o santo alguno que nos puueda ayudar, no hay purgatorio alguno para hacer una parada en nuestro viaje después de la muerte. ¡No, no,no!. Sólo hay una oportunidad, un camino, un sacrificio completo. Sólo si en vida reconocemos al Cordero de Dios podremos escapar del Juicio Final y de ser condenados al lago de azufre y fuego. Esa es la sentencia divina y nadie escapará de ella sin Jesús.

No importa quién seas: vago o Presidente, bandido o Papa, rico o pobre, desconocido o famoso, no importa tu nivel intelectual, ni cultural, no importa si practica el cristianismo o el comunismo, todos, digo todos, un día estaremos ante el Tribunal de Dios para responder por nuestros actos y obras.
imagen
Todo lo que está aconteciendo en este momento en el mundo tiene sus raíces en un hombre que Dios llamó. Ese hombre, quien vivíó hace 4058 años, especificamente en el 1948 después de Adán tiene las respuestas del problema del Cercano Oriente.

Abram nació en el año 1948 después de Adán y sobre él Dios fundó a la nación judía, nación que dejó de existir luego de la destrucción de Jerusalén y del templo en el añ 70 D.C. El pueblo judío casi fue exterminado y el resto esclavizado bajo el yugo del Imperio Romano y de sus criminales emperadores que se creyeron ser dioses indestructibles. Pero no pasó mucho tiempo cuando en el año 79 D.C. la ciudad de Pompeya y la ciudad de Herculeo fueron sepultadas bajo la lava del volcán Vesubio.

Pero Dios había establecido que eso aconteciera de esa manera, la profecía se cumplía de que serían esparcidos por toda la tierra. Pero también la profecía establecía el retorno de los judíos a su tierra. El profeta había afirmado: "en un día te haré nación". Exactamente luego de 4000 años del nacimiento de Abram, Israel volvió a ser un Estado, estado declarado oficial por las Naciones Unidas. Desde entonces millones de judíos están regresando a sus casas, a su antiguo territorio, a las tierras que Dios le había dado.

Dios fundó a este pueblo por amor a este hombre llamado Abram. Mientras el resto del mundo adoraba a dioses de piedra, a dioses de madera, de oro, de plata, a dioses sordos, mudos y mancos. Abram creyó en un Dios vivo y de poder que habitaba en los cielos y que era capaz de tener una comunicación directa con el ser que había creado.

No fue que Dios escogió a Israel, sino que Abram escuchó su voz y por amor a este hombre Dios bendijo y fundó a la nación judía. Dios le prometió a Abram hacer de Israel una gran nación, ciertamente en Israel Dios bendecía a todos los pueblos del mundo.

Pero Abram tuvo dos hijos: Ismael, quien era el mayor, pero no era hijo de Sara ,sino de la sierva Agar. Todo marchaba bien hasta que Dios le promete un hijo a Abram de Sara, quien era estéril. Así que ocurre el primer acto milagroso. Dios hace que una mujer estéril pueda quedar embarazada. Eso hoy se hace en todo el mundo, ciertamente Dios fue el primer doctor que realizó esa hazaña, hazaña que se repite en muchas mujeres y que alcanza su plenitud con el nacimiento de Cristo de una virgen.

Al nacer Isaac, hijo de Abram y Sara comienza el germen de la discordia entre los dos hermanos. Ismael se burla de Isaac y Sara se siente humillada por Agar. Así que le pide a Abram que los eche de la casa.

Es aquí que comienza la historia de luchas, de guerras, de odio entre los descendientes de Isaac y los descendientes de Ismael. Isaac representa a la nación judía e Ismarl representa a la nación árabe. Toda la historia de la raza humana de una u otra forma ha estado ligada a estas dos naciones.

Dios escogió a Jerusalén como su ciudad Santa en la cual iba a nacer el Mesías y escogió a Babilonia de la cual saldría el falso Mesías. Babilonia representa la nación en la cual se establecerá por poco tiempo la dictadura de la bestia y Jerusalén representa a la nación sobre la cual Cristo reinará.

Los descendientes de Ismael escogieron otro camino, se fueron detrás de otro dios, no aceptaron al Mesías tampoco, sino a otro profeta, y finalmente de esa descendecncia saldeá el falso mesías o el anticristo. La simiente de la mujer es Cristo y la simiente de la serpiente, será la Bestia. Todo está ligado a estas dos naciones: la nación judía y su ciudad Jerusalén, y la nación árabe cuya nacióm finalmente será Babilonia (Iraq).

Esa es la historia bíblica. Dios le prometió a Agar que fundaría sobre su hijo Ismael una gran nación de cazadores, de guerreros. La lucha que hoy vemos entre estos dos hermanos es profética, nadie podrá cambiar las circunstancias de estas dos naciones. Israel ha prevalecido porque siempre ha permanecido unido, mientras que los árabes siempre han estado divididos. División que terminará cuando aparerezca el imán 12 o el hombre de pecado que será la bestia, aunque para ellos esto no tenga sentido alguno. Pero tanto Israel como la nación árabe han de recibir al falso Mesías, al anticristo.

Así que muy poco pueden hacer los gobernantes del planeta que creen que ellos pueden solucionar el conflicto del Cercano Oriente. No podrán. No importa cuáles sean las buenas intenciones. No hay posibilidad alguna. Se están creando las cirscunstancias para el establecimiento de la más horrible dictadura. La Bestia que fue herida reesurgirá con engaño, bestia astuta que fingirá ser el líder que pondrá la casa en orden y traera la paz, pero que surgirá con poder y autoridad y nadie podrá evitar su dominio.

Así que en vano están los aliados en Iraq tratando de establecer un gobierno democrático, un gobierno de libertad, en vano juzgan a Sadam, pues este hombre es un instrumento de Satanás y una vez termine su papel pasará a formar parte de los olvidados de la historia, aunque su muerte aumentará el fervor terrorista, vivo o muerto, Sadam es una grave problema. Surgira Iraq como el ave Fenix, surgirá como una princesa que engañará a todas las naciones del mundo que la ayudarán a resurgir como una democracia, pero escrito está: cero democracia, sino la peor de las dictaduras. Pronto surgirá ese líder que Daniel describe, como Juan vio en el libro de Apocalipsis.

En vano se derrama la sangre de estos niños, de estos jóvenes. En vano los guerreros árabes se quitan la vida en nombre de un falso dios, en vano luchan por alcanzar el dominio sobre Iraq, ni sunnitas ni chiítas van a controlar a Iraq, eso está fuera de sus manos.

Dios tiene un plan que cumplir. La Iglesia Universal de Cristo escapará de esta terrible dictadura que es por obra de Satanás, la Iglesia Universal de Cristo será levantada, el Espíritu Santo abandonará el planeta, entonces nada ha de deterner al diablo, quien por fin, podrá reinar sobre los hombres y ser adorado por los que se pierdan. Ya no habrá fuerza que lo detenga.

En vano los terroristas hacen explotar sus mortíferas bombas, no lograrán nada, sólo siembranla muerte, la angustia, el dolor, el terror desmedido. No van a poder destruir al puble de Israel, eso no le corresponde a ellos. Los judíos tienen que volver a casa, los judíos tienen que volver al redil. Cuando todos sean reunidos, Dios escogerá al remanente y el resto de las ovejas será devorada por la bestia. Es horrible lo que le espera al pueblo judío por su desobediencia, por estar rechazando a su Salvador. Hay miles de espadas que se están preparado para la hora de la matanza, la crueldad de Hitler no es nada, comparada con la maldad de esta criatura del infierno.

Pero nosotros no debemos preocuparnos por estas cosas, si han de acontecer así o de otra manera no importa. Lo que debemos hacer es ponernos en paz con Dios, buscar la presencia divina, aceptar a Jesús como nuestro Redentor, predicar este evangelio por todas partes y esperar la llegada de nuestro Señor.

La iglesia será levantada antes que comience la Gran Tribulación, antes que se establezca esta dictadura. Bienaventurados los que sean levantados por Jesús, pues ellos serán llevadoss al cielo ante la presencia de nuestro Dios.
imagen
Como está escrito:
No hay justo, ni aun uno, No hay quien entienda, no hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles, No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.

Sepulcro abierto es su garganta; con su lengua engañsa. Veneno de áspid hay debajo de sus labios. Su boca está llena de maldición y de amargura, Sus pies se apresuran para derramar sangre. Quebranto y desventura hay en sus caminos. Y no conocieron camino de paz. No hay temor de Dios delante de sus ojos. Romanos 3:10-18

No hay espacio en la mente de los hacedores de guerras y de actos terroristas. No hay espacio para el amor, para el perdón, para la reconciliación, para el respeto por la vida. No hay espacio para ayudar al necesitado, al pobre y desvalido. No hay espacio para la caridad, para la hospitalidad, para la fe y la esperanza. No hay espacio para la luz, para el camino estrecho, para la vereda de la justicia y de la libertad.

Sabemos escoger entre un auto que no sirve y uno que es del último modelo, sabemos escoger entre un buen plato de comida y uno que no es agradable a la vista, en cambio, escogemos el camino de la guerra, en vez de escoger el camino de la paz, escogemos el camino de la muerte, en vez escoger el camino de la vida.

Nos complacemos hacieéndole daño a nuestros enemigos. Es increíbles a las torturas que se someten a muchos soldados que son hechos prisioneros, no importa quien los tenga prisioneros, creyentes en Dios o creyente en nada, lo mismo hacen los militares que dicen creer en Dios, que aquéllos que no creen ni en la electricidad hasta que no tocan un cable de alto voltaje. Actúan de la misma forma: son bárbaros insensibles que se alimentan del sufrimiento ajeno.

Sabemos distinguir entre una dama hermosa o un hombre bien parecido, sabemos escoger un buen trabajo, pero no sabemos escoger el camino de la luz, de la verdad, de la vida, del honor, del respecto, de obediencia.

Es increíble que podamos reunirnos y declar la guerra a nuestros enemigos y después ser tan hipócritas de ir a un templo a pedir a Dios que nos traiga la paz, que se termine la guerra, cuando con una firma entre los hombres se puede poner fin. ¿Qué nos creemos? Dios no es un tonto bueno. De la misma forma que tomamos la decisión de inicial un conflicto bélico, de esa misma forma podemos acabar el mismo.

El hombre ha escogiodo el camino de la guerra y ha rechaado el camino de la paz. La palabra de Dios dice que no habrá paz para los impíos, para los que no temen a Dios.

Si hoy tenemos en cada rincón del planeta un conflicto, grande o pequeño es nuestra culpa, hemos errado, hemos tomado las decisiones incorrectas.

Sr. Presidente la guerra lo llevará a la peor de las tragedias, llevará a la nación norteamericana a un pesadilla que no parece terminar. No se equivoque, la guerra en Iraq no está al final del camino, sino que está comenzando, se propagará por el mundo, contra gente y países inocentes. La guerra se inicia, ellos viven de la guerra , se nutren de la violencia, no es el buen pueblo árabes que sufre las consecuencias, sino sus guerreros que llevan seis mil años peleando con distintos enemigos, los rusos no pudieron con ellos en Afganistán y usted no podráa vencerlos en Iraq. No luche contra Dios, no luche contra el buen pueblo iraquí, luche contra el hambre, la falta de vivienda, luche por dotar a su gente de un buen pln de salud, por una educación de excelente, no hay ni una sola razón para que en su país haya desempleo, para que hayan mendigos. Dios le dio muchas riquezas. Todos esos billones que gastan en la guerra y en sus viajes espaciales úselos con sabiduría. Estados Unidos era antes la "Tierra de miel y leche", Dios los ha bendecido porque ustedes han sido amigos incondicionales de Israel.

Sr. Presidente llegará la hora en que sus asesores le dirán que debe actuar contra el terrorismo de Israel, ese terrorismo que ustedes llama autodefnsa, la sangre de los niños de Palestina han llegado al cielo. Cuando esto suceda, cuando usted decida cambiar su política con Israel, a cambio de la paz, entonces vendrá la destrucción repentina. No lo digo yo, Esto está escrito hace miles de años. El que bendice a Israel será bendecido y el que lo maldiga será maldito. Ahí está el pergamino de naciones que han perseguido a este pueblo. Ningún imperio ha quedado en pie.

Y llegará esa hora en que ustedes se levantarán para proclamar la paz, entonces no llegará la paz sino que será el principio de la destrucción.

Así que es mejor que se olvide de los intereses del petróleo, sea sincero con usted mismo, usted sabe cuál es la verdadera razón para estar en Iraq, eso lo sabe todo el mundo. Evite una tragedia mayor en su patria y atienda su casa que se derrumba por la droga, la violencia, el crimen, la pornografía, las luchas callejeras, las huelgas. De que vale estar en la casa del vecino tratando de arreglarla cuando la casa de uno se hace pedazos.

Hay mucho sufrimiento en la tierra a causa de sus guerras, Por Dios, no espere más y ponga su granito de arena, no le dé una excusa más a los terroristas para que sigan sembrando la muerte por todo el planeta.

Ellos no se van a detener mientras se actúe igual que ellos. Déjeles saber que no luchan contra usted sinooo contra el Dios de los cielos, que un día los lllamará a cuenta. Eche a patadas a esos asesores que se alimentan de la guerra y le dicen que todo está bien, cuando usted sabe que no es cierto. Haga como Nabucodonosor hizo con sus Consejeros, aquella pandilla de falsantess llamados adivinos, hechiceros, astréologos,sabios, loss desenmascaró por ser una pandilla de mentirosos.

Las cosas en Iraq están mal. Hay que ser valiente para tomar un decisión. No es fácil, no lo es, pero tampoco es imposible. Es mejor salir a tiempo con dignidad que tener que salir como salieron de Viet Nam.

Que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán.
1Tesalonicenses 5:3

Mas vosotros hermanos no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como a ladrón. 1Tesalonicenses 5:4


imagen
Bienaventurados los pacificadores porque ellos serán llamados hijos de Dios.
S.Mateo 5:9

El ser humano está equivocado al creer que como fuimos creados por Dios eso nos constituye en sus hijos. Ciertamente eso fue así en el principio, Adán y Eva era los hijos de Dios. Pero el pecado los llevó a ser expulsados de su hogar y de ser excluidos de los hijos de Dios. Los hijos de Dios agradan a Dios, lo adoran, lo respetan, son obedientes, no hacen su voluntad sino la voluntad de Dios. Así que muchos creen ser hijos de Dios pero no lo son realmente. Jesús fue claron cuando expresó: "Mi madre y mis hermanos son todos los que hacen la voluntad de mi Padre".

Ahora si no somos hijos de Dios, ¿de quién somos hijos?. Cuando Adán pecó fuimos constittuidos reos de muerte, fuimos abandonados por Dios, pues, el pecado entró a toda la humanidad por Adán. Sin embargo, Dios estableció un plan de redención para todos. Un plan que nos permitía volver a ser constituidos hijos de Dios legítimamente. Cristo compró nuestras vidas, Cristo pagó el precio de nuestro pecado, Cristo nos inscribió en el libro eterno de salvación, Cristo restauró al hombre con su Creador.

La muerte de Jesucristo es tan vital para la humanidad que sin ella todos hubiéramos sido condenados al infierno y al castigo eterno. Sin sacrificio no había redención de pecado. Al morir mi Señor en la cruz todos los nacidos desde Adán hasta el final de los siglos fueron inscritos en el Libro de la Vida. Ahora el requisito para permanecer inscrito y no ser borrado y condenado a muerte eterna es que aceptemos a Jesús como nuestro Salvador. El dijo: "El que creyere y fuera bautizado será salvo, el que no creyere será condenado".

Para formar parte de ls Iglesia Universal de Cristo el requisito básico, fundamental es creer en el sacrificio perfecto de la cruz. Fue lo que hizo el ladrón en la cruz. No importa la carga que las religiones del mundo pongan sobre los seres humanos, esas cargas, esos mitos, esos dogmas, esas creencias en nada tienen que ver con la salvación. Si cree en Jesucristo y permanece en su palabra será salvo. Es una promesa. Ahora no puedes apartarte de sus palabras ni de la voluntad de Dios.

Los pacificadores tienen una bendición especial: "serán llamados hijos de Dios", no dice los busca pleitos, los violentos, los hacedores de guerras, los terroristas, no dice nada del que provoca las guerras, son los pacificadores los que serán llamados hijos de Dios.
imagen
Las guerras siempre han existido. Sus raíces y sus orígenes van más allá de la creación del hombre y de nustro planeta. Siempre han tenido una misma causa, la ambición de poder, la amnición de adquirir las riquezas de otros. Siempre ha sido lo mismo desde el comienzo.

Satanás fue el autor intelectual de la primera rebelión, del primer inteto de golpe de estado. Satanás siempre ambicionó el trono de Dios. Un ser con la sabiduría e inteligencia que Dios le había dotado pensó que tenía el derecho a ser un dios y a sentarse en el trono del Altísimo. Con engaño y astucia logeró a persuadir a millones de ángeles que le siguieron e intentaron el derrocamiento del gobierno en el Tercer Cielo. En esa revuelta se encuentran las raíces de todas las guerras. La aspiración de algunos de gobernar sobre otros.

Pero el intento fracasó. Satanás fue hechado del Tercer Cielo al vacío. Sin embargo, cuando Dios creó el Univero y creó la tierra en la cual puso a una nueva criatura, este ser maligno se llenó de ira e inmediatamente intentó hacer lo mismo que haía hecho en el Cielo. El diablo sabía que Dios había creado a un pequeño dios distinto a todas las demás criaturas y lo había puesto como rey sobre la tierra y el Universo. Así que Satanás tuvo la oportunidad de un segundo intento de golpe de Estado. Esta vez le fue mejor, logró con engaño y astucia hacer que el hombre escuchara su voz y desobedeciera el mandato divino.

Este golpe de Estado fue fatal para el hombre, como consecuencia fue expulsado de su reino en el Huerto del Edén, fue duramente castigado y se le quitaron todos los atributos de un pequeño dios, ya que ahora iba a morir, a envejecer, a ser limitado a la tierra. En fin, fue una aplastante derrota para la raza humana.

El ser humano de ser el rey de la creación se convirtió en esclavo del diablo. El pecado entró a la humanidad y la violencia se adueñó del planeta. La muerte comenzó a reinar cuando Caín mató a Abel. Desde entonces ese ha sido el pan de cada día, dar muerte a nuestros hermanos.

El primer levantamiento contra otro ser humano fue el de Caín y Abel. Fue absurdo que la discordia, la guerra, la lucha comenzará en el seno familiar, comenzará entre dos hermanos. La causa un holocausto, un sacrificio.

La ira y la venganza se apoderaron de Caín cuando Dios aceptó la ofrenda de Abel y no se agradó de la ofrenda de Caín, ciertamente que no fue la ofrenda lo que causó el rechazo, sino la ambición, la avaricia, la hipocresía de este joven, quien pensó podía engañar a Dios entregando lo que no era lo mejor sino las sobras.

Dios no rechazó la ofrenda de Caín, rechazó su actitud, su altivez, su avaricia, su orgullo, su poca entrega, su hipocresía.


Pero allí estaba Satanás de nuevo manipulando la mente de Caín, hasta que lo tentó para que matara a su hermano.

Jesús dijo que era necesario que vinieran los escándalos al mundo. Pero hay de aquéllos que sean responsables de los mismo. Las guerras no se podrán evitar, siempre habrá quien las fomente, quien las organize, quien las justifique, que las vea como un medio de generar riquezas, poder, fama, reconocimientos y aplausos. Sí, Sr. Presidente, siempre habrá un instrumento del diablo que las promueva. Entonces podrán regresar del campo de batalla y ser recibidos con aplausos, caminar por alfombras de colores, de recibir placas, medallas, franjas, títulos. Sí, Sr. Presidente podrán estar ante valientes soldados para entregar sus medallas de valentía, sus condecoraciones. Siempre regresarán miles de soldados para recibir los aplausos, pero también regresarán miles de soldados muertos para ser enterrados con gran honor y una bandera sobre sus ataúdes.

Así son las guerras, así son los hombres que las generan. Los escándalos no se pueden evitar, pero ay de aquéllos que los causaron.

¡Ay del mundo por los tropiezos!, porque es necesario que vengan tropiezos, pero ¡ay de aquel hombre por quien viene el tropiezo!
S.Mateo 18:7
imagen
Cuando era estudiante de la Universidad de Puerto Recinto, Recinto de Río Piedras paras los años 1967-1971 conocí a un compañero cuyo cuerpo era todo deformado, muy parecido al Jorobado. José, como se llamaba mi amigo, tenía una mente privilegiada, la ausencia de un físico de hermosura no representaba nada para él, pues tenía una autoestima superior a la mía y la de los demás compañeros. Pero, José, al igual que muchas personas brillantes creía que creer en Dios era una estupidez y repetía las mismas pamplinas de los ateos.

Para él Dios estaba muerto, Dios había sido un invento de la clase dominante para engatuzar a los ignorantes. Así que hablar de Dios con él resultaba en una aventura y en una gran experiencia. El repetía las mismas frases que habíamos aprendido en el salón de clases, donde un profesor las decía para burlarse de todos aquéllos que creíamos en Dios.

Bueno la cosa es que siempre José tenía una respuesta para todo. Jesús no era ningún profeta de Dios y la Biblia era otro libro cualquiera escrito por los hombres.

Ciertamente aprendí mucho, aprendí que la mayor ignorancia que puede tener un ser humano es el desconocimiiento de Dios y de su Palabra Santa. El mayor error de ellos es dar credibilidda a un Marx, a un Mao, a un Sartre, a un Kant y a esa hilera de seres que siempre le negaron el derecho de la existencia a Dios y hablaban del Quijote como si el Quijote hubiera existido en la realidad.

Aprendi de ellos a no ser como ellos. Jamás lograron socabar mi fe en Dios, mi creencia en Jesús y en la autoridad de la Palabra de Dios. Aprendi a no ser necio y aceptar el principio básico que es el principio de toda sabiduría, es el temor a Dios.

Jamás pude encontrar una respuesta en un libro que no fuera la Biblia. Todo el pensamiento del hombre durante estos seis mil años se reduce a necedad. Ellos han usado el conocimiento y la inteligencia para dañar a sus hermanos. Cuando alguien descubre un beneficio para combatir alguna enfermedad se roban ese conocimiento y luego tienen el control del medicamento, se hacen ricos y dejan que millones mueran sin hacer nada para evitarlo.

El ser humano ha utilizado el conocimiento para dañarnos, para apartarnos de Dios. Sé que no todo el mundo es así, pero aquellos que tienen poder y dominio sobre millones, sí lo hacen.

Es triste que los centros universitarios se hayan convertido en centros de demonios en los cuales muchos se burlan de Dios y de los creyentes. Pueden perder el tiempo enseñando los sistemas filosóficos de los hombres pero se niegan a hablar sobre el más grande filósofos de la humanidad, a Jesucristo. Pueden pasar semanas hablando de la vida y obra de cuanto ateo ha existido en este mundo, ateos que muy poco han hecho por la humanidad y se niegan a estudiar la vida del ser que más ha influenciado en la humanidad en estos dos mil años.

Le enseñan a la juventud la vida de los más grandes inmorales, bandidos, torcidos, y no enseñan a conoer a Jesús, el modelo por excelencia.

Así que la sabiduría y el conocmiento humano poco pueden hacer para comprender la verdadera realidad de este mundo. Buscamos en las fuentes equivocadas las respuestas para nuestras preguntas. Buscamos las soluciones a las guerra en los manuales equivocados.

El conocimiento humano es limitado, es un conocimiento basado en la percepción, percepción que puede ser distorsionada por nuestras experiencias o por defectos en nuestros órganos sensoriales. No hay órgano más engañso que el ojo. Uno ve lo que quiere ver, no necesariamente lo que es, lo que existe. A veces son engaños, ilusiones, visiones. Así que no podemos confiar que la verdad pueda ser percibida por un órgano tan engañoso como éste.

El conocimiento humano está limitado por los conocimientos e ideas que fueron programadas cuando éramos niños. Una respuesta no necesariamente es la respuesta correcta a lo que vemos, sino a lo que vimos hace tiempo. Todo es ilusorión, lo bueno no es bueno nada, lo malo no es malo nada, eso dicen algunos pensadores. No estamos vivos realmente, sino muertos dicen otros, somos el reflejo de la la realidad que habita en otro lugar afirman algunos. Así que no podemos saber si dormimos o estamos despiertos según nos dicen muchos pensadores.

Pero las cosas no son como los seres humanos las perciben, sino que son como Dios nos las revela. El verdadero conocimiento es revelado por Dios a sus hijos. Todo lo demás es espejismo.

Satanás le hizo ver a la pareja del Edén que Dios mentía, pues no iban a morir si comían del árbol, y sucedió que parecía estar diciendo la verdad, pues ellos comieron y no murieron, y a la verdad les decía su verdad, pues la muerte no existía antes de la desobediencia. Todo fue un juego de palabras, de percepcioines. Y ellos vieron que el fruto era bueno y comieron. Así que fueron engañados por la vista, pues aquel fruto iba a producirle tarde o temprano la muerte, muerte que se confirmó con el crimen de Abel.

Así que no podemos confiar en ese conocimiento que se adquiere a través de los sentidos. Dios nos ha dotado de una inteligencia mayor, de una sabiduría que nace del temor a Dios. Cuando Dios nos da esa sabiduría entonces podemos actuar correctamente.

Los militares creen que ellos resolverán los problemas del mundo aplastando a sus enemigos, tienen la idea que si desarrollan tecnología avanzada eso les garantiza el triunfo. Deben aprender de lo que pasó el 11 de septiembre. La nación más avanzada del mundo, con una tecnología avanzada recibó una puñlada en pleno corazón que todavía se lamentan. No hay nada como la mente humana. Nada, nada, nada.

El cerebro pensante no puede ser sustituido por ninguna máquina, pues tenemos la mente de Dios. Confiar en la tecnología la defensa nacional es un disparate. Toda la tecnología sigue un mismo patrón, quien domine es patrón, esos principios puede jugar con ella, puede engañar cualquier sistema de seguridad. Es como el principio de la electricidad, si lo conocemos, si lo dominamos podremos hacer cualquier cosa con ella.

Debemos platearnos, qué es más importante: preservar la vida o destruir la vida, amar o odiar, creer en Dios o negarlo, confiar en la inteligencia humana o pedir la sabiduría del cielo. Debemos saber que sólo cuando tenemos la dirección divina es que podemos convertirnos en seres humanos que han alcanzado un alto nivel espiritual. Es bueno aspirar a alcanzar un alto nivel intelectual, pero mejor es alcanzar un alto nivel espiritual. Para esto no necesitamso grandes estudios, ni riquezas. Cualquier ser humano puede alcanzar ese nivel superior.

El no querer alcanzar un nivel espiritual alto, un nivel que nace de nuestros valores, de nuestro temor a Dios, de nuestra obediencia a su Palabra nos ha llevado por la senda equivocada. Nada ha servido, pues sólo hemos aspirado a alcanzar altos niveles de civilización, de cultura, de conocimiento y ahora de tecnologías, todos quieren almacenar bombas nucleares, tener en el patio de sus casas lanza misiles, tener de chimenea un reactor nuclear, Es tonto y necio a la vez todo esto.

Parece que nadie aspira a logra un alto nivel del espíritu humano. La gente se afana por hacer de sus cuerpos unos hermosos, gastan billones de dólares en cosméticos, en operaciones, quieren reconstruir sus cuerpos, pero en cambioo nada hace por renovar su espíritu, por ser mejores, por estar más cerca de Dios.'

Fuimos dotado de un niño espiritual, níño que en la mayoría de los humanos no ha crecido ni un centímetro. De ese niño es que daremos cuentas a Dios, pues el cuerpo se nos dio por herenciaa y no tenemos culpa si somos feos, lindos, negros, blancos, rubios, orejones, cabezones, si somos gordos o flacos, inteligentes o ignorantes.

Pero todos somos responsable de ese niño espiritual que jamás morirá, sino que vivirá para siempre, para bien o para mal, para ser salvo o ser condenado.

Todo saben que las guerrs van en contra de ese principio espiritual. Las guerras embrutecen al hombre, lo convierten en una fiera deseoso de sangre, de muerte. No hay "guerras santas", ni guerras piadosas, ni guerras para garantizar la paz y la democracia. Todo eso es basura del diablo. Las guerras sólo sirven para traer angustia y dolor a la raza humana. La guerra es el opio de las naciones poderosas, las guerras son un insulto a la dignidad del hombre, las guerras son un insulto a la inteligencia y a la sabiduría. No importa como la pinten, siempre siembran el odio, la muerte y la destrucción.

Pero aun cuando podamos comprender esto, las guerras han de seguir, seguirónn muriendo niños, ancianos, mujeres, jóvenes, Seguirán llenando nuestros hogares de luto, de tristeza y de dolor.

Seguirán los criminales inventando armas cada día más poderosas y destructivas. Así será porque escrito está. La maldad aumentará en el tiempo del fin, y estamos en ese tiempo aunque usted no lo crea.
imagen
Es triste la historia de la raza humana. Realmente hemos ignorado la Palabra de Dios, hemos actuado movidos por el odio, la venganza. Lo que pasó el 11 de septiembre en Mueva York fue un acto cobarde cometidos por mentes enfermas, fanáticos religiosos manipulados por mentes diabóicas que logran crear toda una magia alrededor de una causa absurda.

Creer que hay un dios que se agrada de estos actos criminales es algo absurdo. Una persona que crea tal cosa está enajenada. Pero a veces cometemos el grave error de responder con venganza a un acto como éste.

Miles de personas fueron asesinadas sin razón algunas. Estos terroristas se constituyen en jueces, jueces injusto que matan a personas que nada tienen que ver con sus problemas.

Es triste que queriendo castigar a Iraq la nación americana esté de luto por los más de dol mil norteamericanos muertos en combata, estos son los muertos norteamericanos, pero sabe Dios cuántos realmente han muerto de los aliados. Son miles de muertos sin contar a los muertos de Iraq, muertos que en su mayoría nada tenían que ver con el reino de Sadam.

Lloramos los muertos del 11 de septiembre, nos lamentamos del acto, pero no aprendimos la lección y el gobierno que usted dirige nos llevó a una guerra sin sentido. Y digo nos llevó porque mi país ha perdido más de 40 soldados, soldado que no tenían el derecho de votar por usted, aunque eran ciudadanos norteamericanos.

Pero no hay peor ciego que el que no quiera ver. La guerra de Afganistán no ha terminado y se invadió a Iraq, en donde cada día la situaciän es peor. La pregunta es Sr. Presidente:¿Cuántos más tienen que morir en un guerra ilegal, basada en la mentira y en el engaño?. Usted y su gente lo sabe. Esta guerra no se justifica. El precio a pagar es muy alto. Esa guerra está desangrando a su nación, las consecuencias a largo plazo será terribles.

Yo oro a Dios cada día para se actúe con sensatez, a veces es mejor retirarse a tiempo. Los iraquíes lo mismo viven bajo una dictadura que bajo una democracia tiránica. Ellos están acostumbrados a este tipo de gobierno, lo que es bueno para un país no quiere decir que es bueno para otro.
Hay muchos países que viven bajo un sistema dictatorial, y ¿qué se hace?¡Nada!

Ninguna potencia tiene el derecho de imponer un sistema de gobierno sobre otra nación, no importa si es mejor que él que está vigente. Es el respeto a la libertad, a la libre autodeterminación.

La guerra de Iraq es una guerra que parece no acabar. Aquí no se lucha contra un gobierno o un líder, sino contra un pueblo que es fiel a sus creencias y que no les importa si viven o mueren. Para ellos matar a mil infieles de occidente es ganar el reino de su dios. Así que contra un pueblo que piensa así, cada habitante se convierte en una arma ambulante. No hay sistema de seguridad que pueda detener a un ser humano que se ha convertido en un arma explosiva.

Creo que es más prudente salir de ese infierno que insistir en estar allí. La historia, el tiempo ha de confirmar que nunca debieron declarar ese conflicto.

No es justo que miles de jóvenes estén sometidos a esa guerra tan cruel. Tener un ejército acorralado por enemigos invisibles en un campo de batalla que no se sabe quién es el enemigo es algo injusto, absurdo, inaceptable.
imagen
Uno de los problemas de los seres humanos es ignorar las Sagradas Escrituras e ignorar las palabras de Jesús. La Biblia es el manual por excelencia para cualquier actividad humana. En la Biblia encontramos el mejor Manual de Dios para que los reyes y gobernadores de la tierra. En ella están los principios de una buena administración. Salomón, un rey joven, se encontró impotente para dirigir a Israel. Era una gran nación, de habitantes duros de cerviz, era un pueblo exigente, problemático, rebelde y desobediente, era un enorme pueblo. El joven rey sabía que sería muy dificil gobernar sobre este pueblo. Israel es la única nación que fue dirigida personalmente por Dios y también ha sido la nación que no quiso ser gobernada por Dios y además fue la nación que rechazé al Rey que se le mandó, ellos rechazaron a Cristo y lo crucificaron en la cruz. Así que la historia de este pueblo tiene mucho que enseñarle a toda la humanidad.

Ellos rechazaron que Dios los dirigiera y pidieron un rey, creyendo que un rey podría gobernarlo mejor que su propio Creador.

Pero Salomón conocía muy bien la historia de su pueblo y había sido educo bajo el temor de Dios por su padre David. Ante el reto de su vida decidió buscar la dirección de Dios. En vez de pedir riquezas, posesiones, poder, fama, este joven rey pidió sabiduría. Y recibió sabiduría, riquezas, fama y poder. Y gobernó sabiamente a su pueblo durante 40 años.

Este joven rey había sido escogido por Dios para que le edificara un templo que no se le había permitido construirlo a David.

Y dijo David:Salomón mi hijo es muchacho y de tierna edad, y la casa que se ha de edificar a Jehová, ha de ser magnífica por excelencia, para renombre y honra en toda la tierra;ahora, pues y le prepararé lo necesario. Y David antes de su muerte hizo preparativos en gran abundancia.

David había sido alertado por Dios anteriormente. El no podía edificar el templo a Dios, pues había derramado mucha sangre y había estado en muchas guerras.

Así que Salomón, no solamente sería un gran rey, sino que le construyó un hermoso templo a Dios. Templo en el cual se sentía la presencia de Dios en el Lugar Santísimo

Dame ahora sabiduría y ciencia, para presentarme delante de este pueblo; porque ¿quién podrá gobernar este pueblo tan grande? 2Crónicas 1:10

Dios viendo que este joven no pidió poder, ni fama, ni riquezas, ni muchos días de vida le dio sabiduría.

Sin embargo, vemos que los gobernantes de la tierra, en vez de hacer lo mismo que hizo este muchacho, lo que hacen es todo lo contrario. Tienen, la mayoría de ellos, como guía al Príncipe, de Maquiavelo. Libro endemoniado que enseña el método que debe seguir un príncipe o un gobernante para mantenerse en el poder mediante cualquier medio. Su principio básico repetido por todas partes:" El fin justifica los medios", principio aplicado por la mayoría de los gobernabtes y todos los dictadores. No importa si hay que asesinar a los enemigos para mantenerse en el poder, el crimen se justifica. Este manual ha llevado a muchos a convertirse en crueles gobernantes.

Las historias de la Biblia nos dicen del destino final de todos estos gobernante que se creían dioses y podían gobernar bajo la sombra de la dictadura, del crimen, de las guerras.

Faraón cayó por su imprudencia de retar a Dios, Nabucodonosor fue echado entre los animales durante siete años, todos los reyes de Israel que se apartaron de Dios y se entregaron al pecado fueron exterminados. La historia de los gobernantes que se creen ser dioses es la misma.

Tosos son poseídos por el mismo espíritu de soberbia, de orgullo, de vanidad, todos luchan por obtener poder, fama y riquezas, todos ignoran a Dios.
Eso hoy no ha cambiado. Después de seis mil años los gobernantes no aprenden que "Dios pone y quita reyes".

Hoy vemos a uno de estos dictadores caer, ser humillado, hecho prisionero y ahora se juzga por sus crímenes y es posible que sea condenado a muerte. Sadam, el dictador, el perseguidor ahora es perseguido, el acusador ahora es acusado, el poderoso ahora tiene cadenas, Eso jamás cambiará, los dictadores tienen el mismo destino, subirán a la cumbre, pero luego rodarán por tierra para ser pisoteados. Le pasó a Saúl, a Faraón, a Nabucodonosor, a los emperadores romanos, a Alejandro Magno, a Napoleón. a Lenin, a Hitler,a Mussolini, a Pinochet, a Sadam y le pasará a tods estos que ahora quieren jugar a la dictadura. Sus días están contados. No han de prevalecer, no prevalecieron en el pasado y tampoco han de prevalecer en el presente. No importa cuan poderosos puedan sentirse ahora, el mismo que los empuja a la maldad, los utilizará, pero ya tiene a su sustituto, sólo es cuestión de esperar.

Ningún dictador ha prevalecido en el poder por siempre. Si el pueblo no los elimina, la dama vestida de negro tocará un día a su puerta, entonces se dará cuenta que no era poderoso nada y que ahora tiene un grave problema, pues vivió y gobernó sin Dios en su pensamiento, ahora tendrá que enfrentarse, no a enemigo pequeño, sino al Soberano de los soberanos, al Dios del cielo.

El mismo espíritu que engañó a Faraón es el mismo espíritu que engaña a todos los gobernantes. Todos tienen el mismo perfil, todos ambicionan el poder, las riquezas, la fama, los aplaisos, los saludos de Jefe de Estados, a todos les gusta caminar sobre alfombras rojas, montar en un caballllo blanco, tener piezas de arte, vivir en mansiones, tener muchos guardas espaldas. Todos van en el mismo bote, todos saludan de la misma forma, extendiendo la mano. Todos tiene hermosos uniformes llenos de estrelals, franjas. Sí señor, todos tarde o temprano se quedan solos, sin amigos, sin poder, sin riquezas y lo peor de todo, sin fe, sin esperanza, sin Dios y temerosos de ser condenados al infierno si no se arrepienten a tiempo.

De que le valen todas las riquezas del mundo, si al morir no pueden llevarse nada, si al final se pierden y son condenados por toda la eternidad. Todos estaremos un día ante el Tribunal Supremo de Dios, no importa si fue rico o pobre, rey o lacayo. Todos estaremos delante de Dios para responder por nuestras acciones.

Ese espíritu engañador lo mismo se apodera de un dictador, como de un Presidente que actúa de la misma forma. Nadie se escpara. Ese ser invisible es poderoso, sabio, astuto. Se pasea por las cortes de los reyes, por las habitaciones de los presidentes y de los gobernantes dell mundo. Aunque esto suene gracioso no lo es. Ese ser se sienta en la mesa para asesorar, para manipular, para tentar.

Lo hizo con el rey David cuando lo tentó a hacer un censo que Dios no hab}a autorizado. Así que no será cosa nueva para él.


Pero Satanás se levantó contra Israel, e incitó a David a que hiciese censo de Israel.
1Crónica 21:1

La única forma que esete ser no pueda contra un gobernante es si este gobernante tiene al Espíritu Santo. Para poder ser bautizado con ese poder el gobernante debe aceptar a Cristo como Salvador, No hay opción, es la decisión más importante que un ser humano pueda tomar. No importa que el mundo se ría, al rey David eso no le importaba. Por eso danzaba y cantaba en medio de su pueblo, aunque su mujer se avergonzaba verlo brincar y alabar a Dios, Davidd le restaba importancia, pues estaba agradecido de Dios.

Es triste ver a estos gobernantes del mundo rodeados de religiosos hipócrita que estoy seguro que nunca le hablan de la necesidad de tener un encuentro con Dios. No es juego, Sr. Presidente. He visto fotos de usted en donde se burlan, se ríen. He visto fotos en las cuales sus retratos se consumen en el fuego, eso no es nada comparado si a tiempo no tiene un encuentro verdadero con Dios.

La Biblia es firme, nadie se escpará del juicio. Saúl fue el prmer rey de Israel. Fue ungido por el profeta Samuel que había sido enviado por Dios. Aquel Saúl que fue escogido por Dios hizo lo que quiso hacer, no cumplió con lo que Dios le había encomendado y Dios lo rechazó. Finalmente se suicidó y su cuerpo fue arrastrado por sus enemigos. Nadie es más poderoso que nadie ante los ojos de Dios. Todos somos pecadores y todos debemos tener un encuentro con Cristo, fuera de Cristo no hay salvación.
imagen
Aunque la humanidad viva como si Dios no existiera, Dios nunca se olvida de su creación. Su amor por nostros no tiene límites. Jesús fue a la cruz para abrir una brecha por la cual pudiéramos regresar ante la presencia de Dios. El nos enseñó el camino correcto, la vereda angosta, un camino de flores y espinas. Jesús recibió los latigazos que nos correspondían a nosotros, su cabeza fue destrozada por las espinas de la corona. Todo lo soportó por amor a la humanidad..

No hay en la historia de los seres humanos un personaje como Cristo, nadie ha cambiado a millones de persona como lo ha hecho su mensaje. El evangelio que nos dejó es la fuerza más poderosa de la tierra. Fuerza que hace temblar a los dictadores y se oponen a que el pueblo escuche el mismo. El evangelio nos cambia, nos tranforma, nos llena de poder, de seguridad.

El rey Nabucodonosor, rey del Gran Imperio de Babilonia reconoció que el Dios de Daniel, el Dios de Israel era un Dios viviente,reconoció que el Dios de Daniel era el dios verdadero.

El rey habló a Daniel, y dijo:Ciertamente el Dios vuestro es Dios de dioses, y Señor de los reyes, y el que revela los misterios, pues pudiste revelar este misterio. Daniel 2:47

Dios no es un dios muerto, manco, sordo, mudo, Dios no es un invento de los hombres como muchos afirman, la realidad de Dios es superior a nuestra realidad, la nuestra es material, temporal, la realidad de Dios es espiritual y eterna. En él no hay principio ni fin, es eterno.

No nos hacemos más pequeños, menos inteligentes por proclamar a Dios por todo el planeta. ¡Dios es grande!, Dios es poderoso, Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza. Cuando le buscamos lo hallamos, cuando lo necesitamos él viene en nuestro auxilio, cuando "no vemos sus pisadas" es porque nos carga en sus brazos.
Aunque la humanidad viva como si Dios no existiera él siempre nos mira con su Hijo desde una ventana del Tercer Cielo.

Un día, todos aquéllos que hemos creído en su Palabra, en sus promesas, que hemos creído en Jesús viviremos la más hermosa de las experiencias, sereemos invitados por Cristo para ir a saludar a su Padre y luego moraremos con él por toda la eternidad.

Hoy no hay dinero que pueda pagar ese boleto de viaje, sólo necesutamos aceptar a Cristo como el Salvador de nuestras vidas. Si niegas a Jesús delante de los hombres, él tambiéen te negarará delante de su Padre.

Sr. Preisinde de Estados Unidos y todos los gobernantes del planeta Tierra, Dios no es una invención de los hombres. Dios existe y un día estaremos ante su presencia para rendir cuenta por lo que hemos hechos.

Nadie se escapara del juicio. El fin viene y la hora del Juicio Final de acerca, no importa lo que ustedes piensen, si desean reíese, amén, pero nada evitará que lo que está escrito se cumpla. Si la palabra profética se cumplió en el pasado, ahora también se cumplirá.

Vaya a su alcoba, sólo, donde no entren los emisarios de Satanás, ore en silencio y haga como el joven Salomón, pida sabiduría para gobernara a su nación y pida perdón a Dios, no a los hombres por todo el sufrimiento que le ha causado a miles de niños iraquíes y por el sufrimiento de todas esas familias que han perdido a sus hijos en una guerra que usted sabe no puede ser justificada. Actúe ahora con sabiduría y evite más muertes innecesarias.

¡Qué mi Dios lo ilumine!
imagen
imagen