¡PABLO Y LOS FILOSOFOS GRIEGOS! (nueva)

 
ESCUADRONES DE LA FE DE JESUCRISTO | PAGINA INICIAL| ¡EL DIA GLORIOSO DE SU RETORNO! (NUEVA)| SEIS MIL AÑOS DE HISTORIA EN EL CALENDARIO DIVINO II | SEIS MIL AÑOS DE HISTORIA EN EL CALENDARIO DIVINO | EL CALENDARIO PROFETICO BIBLICO | EL CALENDARIO Y EL CODO BIBLICO II | ¿LA IGLESIA VERDADERA DE JESUCRISTO? | ¡LA FALSA DEL SUCESOR DE PEDRO! (nueva) | LA CIENCIA Y LA BIBLIA |¡EL MENSAJE DE LA PROSPERIDAD! | EL RAPTO: ¿FALSA DOCTRINA? | EL REGRESO DEL MESIAS | EL JUICIO FINAL DE LA HUMANIDAD | ESTADOS UNIDOS Y LA BIBLIA | EL ARCA Y EL REBAÑO | PROFECIAS DE DANIEL | LOS TRES TEMPLOS DE JERUSALEN | LOS 144,000 (nueva) | LA BESTIA Y EL 666 | LA BESTIA, IRAQ, EL LIBANO Y TIRO (nueva)| | DESTRUCCION DE SATANAS | LAS MUJERES EN LA BIBLIA Parte I | LAS MUJERES EN LA BIBLIA -PARTE II | LAS MARCAS DEL TERRORISMO | LOS ROSTROS DE LA GUERRA | EL PERFIL DEL ANTICRISTO (nueva) | ¡SADAM Y LAS PROFECIAS! (nueva) | | | EL NUMERO DEL TERROR (11) (nueva) | | ¡MI JESUS EN TODO! (nueva) | ¡LA SEÑAL DE SU REGRESO! (nueva) | ¡LOS DICTADORES Y LA BIBLIA! (nueva) | ¡LAS ZORRAS TIENEN GUARIDAS! (nueva) | ¡LA OVEJA PERDIDA! (nueva) | ¡EL GRAN JUICIO FINAL! (nueva) | LA FALSA DEL PROYECTO 666 (nueva) | LA IGLESIA UNIVERSAL DE CRISTO (nueva) | LA SEÑAL DEL RETORNO DE JESUCRISTO (nueva) | LA CIUDAD DEL FALSO PROFETA (PROCESO) | ¡LA MUJER Y EL DRAGON! Apocalipsis 12(nueva) | ¡TIRO! ¿LA BESTIA?(nueva) | ¡MULTITUDES! (nueva) | ¡EL MANTO DE ELIAS! (PROCESO) | LAS BIENAVENTURANZAS (nueva) | | Ministerio:¡Fuente de Agua Viva! | ¡HABLAR EN LENGUAS! (nueva) | ¡ARMAGEDON! (PROCESO) | ¡EL LIBRO DE LA VIDA (nueva) | EL NACIMIENTO DEL NIÑO JESUS (nueva) | CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE DE ESTADOS UNIDOS | ¡JESUS Y NICODEMO ! (nueva) | ¡PABLO Y LOS FILOSOFOS GRIEGOS! (nueva) | JESUS Y MARIA MAGDALENA (nueva) | ¡El FIN DEL MUNDO Y LOS FALSANTES! (nueva) | JUDAS ISCARIOTE (nueva) | EL MALTRATO (nueva) | ¡EL SACRIFICIO PERFECTO! (nueva) | EL CAMINO SIN DIOS (nueva) | ¡LOS FALSOS PROFETAS! (nueva) | LAS SIETE IGLESIAS (nueva) | ¡LA TENTACION DE JESUS! (nueva) | EL LADRON DE LA CRUZ ( nueva) | JESUS Y NICODEMO (nueva) | ISRAEL Y LOS ARABES (PROCESO) | NACIONES SIN DIOS | EL NUMERO DEL TERROR (11) 2DA. PARTE | | EL EVANGELIO Y LAS RELIGIONES | EL TERCER CIELO | LAS FALSEDADES DEL 666 | HASTA LUEGO | ARMAGEDON Y GOG Y MAGOG | EL FALSO CRISTO BORICUA
 
¡PABLO Y LOS FILOSOFOS GRIEGOS! (nueva)
 
 
imagen
El principio de la sabiduría es el temor de Jehová. Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza. Proverbios 1:7

El ser humano siempre le ha fascinado la búsqueda de la verdad, esa búsqueda de la verdad le ha permitido alcanzar el conocimiento de muchas cosas. El camino hacia el logro de la sabiduría, el logro del conociiento ha sido siempre el objetivo de los distintos sistemas filosóficos.

Aunque los eruditos y los estudiosos le dan el gran mérito a los griegos de ser los craeadores de la filosofía lo cierto es que el ser humano siempre ha sido un filísofo que ha tratado por todos los medios de alcanzar la verdad absoluta, el conocimiento puro. De hecho amtes de la creación del hombre ya Dios había dotado a Satanás de un grado de inteligencia superior y una sabiduría infinita, pero éste corrompió la misma.

El Libro de Job ciertamente es un tratado de filosofía. Aquí se plantean los temas fundamentales que fueron objetos del pensamiento griego: la vida, la muerte, el tiempo, la verdad, el conocimiento, la luz y las tinieblas, el bien y el mal, la justicia, la moral, No hay tema que no trataron los filósofos que no hayan sido tratados en el libro de los libros, la Biblia.

El propio Salomón fue uno de los más grandes filósofos. ¿Qué no trató en el libro de Proverbios? Así que es un poco injusto tratar de atribuir a los griegos la creación de la filosofía. La misma palabra nos dice el objeto de ésta, el amor por la sabiduría.

Pero la sabiduría no es un objeto, no se puede ver en el vacío. No es algo abstracto que no podamos definir con claridad.El conocimiento del mundo,la vida y del hombre ha sidoo uno de los retos más extraordinarios de la humanidad. El sabio siempre ha sido admirado como un ser de un alto nivel espiritual.

La Biblia nos habla del más grande de los filósofos, filósofo que muy poco se habla de él en ese contexto. Jesús, nadie en esta tierra expuso tantas ideas relacionadas con la vida, con el ser humano que él. No se le escapó ni un solo tema planteado por los filósofos de todos los tiempos.

Salomón fue claro. La verdadera sabiduría tiene un fundamento, no se da en el vacío, la verdadera sabidurí tiene su base en la creencia de Dios. Dios es la fuente absoluta del conocimiento, así que si deseamos recibir la verdadera sabiduría debemos comenzar por aceptar a Dios como el autor de todo conocimiento. Dios es la fuente de todo saber, Dios es el gran filósofo, Dios mismo es conocimiento puro. Todas las cosas fueron hechas por él y él tiene conocimiento de todas las cosas.

La sabiduría del mundo es vanidad. Los sabios de los hombres son hombres y no dioses. El conocimiento de la humanidad se fundamenta en los cinco sentidos, en el razonamiento lógico, en la Dialéctica y en otros métodos diseñadoss por los seres mismos.

Confíar en los sentido es echa agua en una jarra que no tiene fondo. Los sentidos son engañosos, lo que vemos a veces no es lo que es, sino una interpretación particular de los hechos. Cien filósofos miran una misma cosa y exponen cien ideas diferentes de una misma cosa, de una misma situación, de una misma realidad. Si el método no es confiable, entonces tampoco lo es el resultado final.

En cambio cuando el conocimiento es revelado, es dado al ser humano mediante el Espíritu, entonces ese conocimiento es verdadero. Pero desgraciadamente creemos más al conocimiento adquido por los sentidos que al conocimiento rebelado, eso es la consecuencia de no creer en un ser Creador, es el resultado de no creer en Dios.

Pero Salomán sabía todo esto. Por eso expuso que el "principio de la sabiduría es el temor a Dios",
imagen
Cuando era estudiante universitario todo mi interés era comprar libros. Apenas me daban dinero para la trasnportación, ya que mi familia carecía de recursos, es más de diez hermanos fui el único en obtener un grado universitario, aunque hoy mis hermanos y hermanas viven mucho más cómodos económicamente que yo, pero eso no me importa. Sé que si podía economizar cinco centavos lo haría para poder comprar mis libros, no los que me asignaban en la universidad sino aquéllos que me llamaban la atención.

Cuando comencé a leer sobre Gracia, sobre Atenas, sobre la vida de los griegos me volví loco. Era un adicto a los griegos, a los mitos, a toda su obra dramática, las tragedias me fascinaban, los tres grandes trágicos eran mis amigos: Sófocle, Eurípies y Esquilo. Sus tragedias eran como un prado de hierba nueva en el cual pasaba horas entretenido. Mis grandes héroes era los filósofos griesgos: Platón Sócrates y Aristóles, en fin, Gracia era un mundo distinto, era gente distinta. A veces me sentaba frente a la Torre de la Universidad de Puerto Rico y viajaba a la antigua Atena, visitaba la Acamia de Platón, el Liceo de Arístóles, me sentaba en medio de los estoícos y los epicúreos, caminaba por las hermosas calles de Atena viendo sus obras de arte, sus escultura. Todo me fascinaba.

Así que fui prisiero por muchos años de los libros. Leí bastantes. Pero ciertamente fue el Quijote quien por vez primera me hizo ver la vida de otra forma. El Quijote sembró la duda en mí, hasta llegué a creer que no era yo, sino otro. La duda de los molinos, su manera particular de percibir la realidad, su contraste con Sancho. En fin ya no sabía lo que era y lo que no era, la verdad o la mentira, la luz o las tinieblas. A veces veía las sombras pensando que veía a los que proyectaban las mismas.

Y luego para completar de confundirme más leí el Discurso del Método de Descartes, y la Vida es sueño de Calderón de la Barca.
Mi mente estaba tan confundida que llegué a creer que todo era mentira, que no había forma alguna de alcanzar la verdad, el conocimiento. Pensé que todos los hombres estaban locos y que el único cuerdo era yo que sabía que ellos estaban loco y yo no. Así, en ese mar de confucioens, escuché a una profesora de humanidades decir: "Seremos cultos cuando hayamos leído a Don Quijote y a la Biblia". Al escucharla me senti contento, pues era "medio culto" pues había leído al Quijore varias veces. Pero era muy poco lo que sabía de la Biblia.

Así que comencé a leerla con seriedad, sin paradigmas, como si estuviera leyendo un libro más, una obra de arte. Y resultó que mientras más la leía, más aprendía, fui olvidando el resto de los libros y me entregué en alma y corazón a ella. Es trite que muchos hagan de la Biblia un libro inútil, no saben que es un manantial de conocimiento, no solamente eso, es el único libro que he leído en mi vida que siento la presencia de Dios. Apesar de tantos autores de la misma, uno cree que se trata de un solo escritor.

En ese libro maravilloso es que está la respuesta para la búsqueda de la verdad, en él encontramos la verdedara sabiduría, ella nos da el propósito de nuestras vidas, la visión correcta del hombre, la vida y el Universo. En ella nos retratamos y descubrimos nuestras inperfecciones, pero además encontramos el camino de la luz, del amor, de la felicidad, de la libertad y de la justicia.

La Biblia le da sentido a la vida. Nos hace sentir con un propósito y nos revela la verdad de Dios, la misión de Cristo y la esperanza de una vida eterna.

No hay que ir detrás del conocimientos en otras fuentes si tenemos la fuente de aquél que es todo conocimiento.
imagen
Hubiera sido interesante que Jesús hubiera nacido en tiempos de la Academia de los filosofos griegos seguidores de Platón. Pero ciertamente quizés hubiera sido lo mismos. Pues, cuando Jesús viene a la tierra ya ninguno de esos filósofo estaban vivos. Ellos vivieron entre el siglo tercero y el cuarto antes de la Era Cristiana.

Y digo lo mismos, ya que Jesús nació en una nación se seres muy inteligentes y muy brillantes. Un pueblo de una tradición de sabios profetas, ciertamente que estos eran muy buenos filósofos. Israel había tenido una tradición de grandes profetas y reyes. David era un poeta y un filásofo, lo mismo que su hijo Salomón, Daniel estaba lleno de sabiduría y de ciencia, Moisés fue dotado una una gran sabiduría y había sido el único judío que había visto a Dios.

Israel había contado con profetas como Samuel, Isaís Jeremías, Ezequiel, Daniel y muchos otros. Así que Israel en nada tenía que envidiaa a la Grecia antigua. Incluso hoy, los judíos son considerados como uno de los pueblos más sabios e inteligentes.

Así que Jesús no tuvo la oportunidad de ir a a la Academia de Platon, pero estuvo desde que tenía doce años discutiendo con los sabios de su tiempo. Su sabiduría era admirable, toda pregunta que le fue hecha recibió una respuesta.

Los sacerdotes de Israel se reunían el sábado en aquel hermoso templo para discutir todo lo relacionado con su su religión, y aunque los filosófos no lo admitan, la filosofía es una falsa religión cuyo dios es el hombre mismo y su misión encontrar una verdad que no es verdad, un conocimiento que no es el verdadero conocimiento. Es admirable su esfuerzo por dar una explicación a todo cuanto existe. Sin embargo el Antiguo Testamento fue escrito antes que ellos desarrollaran esos sistemas de pensamiento y ya hacía mucho tiempo los mismos habían sido planteado por los judíos. Desde Génesis a S. Mateo podemos encoontrar que todos los temas de la filosofía griega habían sido ya planteado, no solamente por los judíos sino por otros pueblos que habían sido fundados mucho antes que Grecia.

Todos lo esencial de la filosofía griega fue planteado en el Huerto del Edén. Allí se planteó la primera hipótesis y la primera antihipótesis. Dios planteó en la afirmación y la serpiente planteó en la negación. Sobre estas dos posiciones entonces Adán y Eva aplicaron el razonamiento y crearon el método científico que ha sido la base de la ciencia de todos los tiempos.

Así que es interesante estudiar los conceptos filosóficos que fueron planteado por Jesús antes su pueblo y ante toda la humanidad. Todavía dichos planteamientos están vigentes. Si Cristo dijo la verdad, entonces la humanidad tiene un grave problema. Y la respuesta o solución a ese problema es el mismo Jesús.

Así que la inclinación del hombre es buscar el conocimiento por un camino distinto al que estableció Dios. Como consecuencia hay dos caminos hacia el conocimiento. O logramos alcanzar el conocimiento a través del razonamiento lógico, a través de la razón o podemos obtener dicho conocimiento a través de la fe, ya que dicho conocimiento es revelado por el Espíri Santo.

Los seres humanos confían en sus sentidos y tienen como autoridad a los grandes pensadores, mientras que el creyene se fundamenta en la fe y obtiene dicho conocimiento a través de la revelación divina.

El que desee aceptar el camino de los hombres, amén, para eso son libres, pero yo me aferro al conocmiento revelado, pues es verdadero y proviene de quien realmente es toda autoridad, él fue el que generó la sabiduría, quien sabe la verdad absoluta y por amor nos deja ver esa verdad y obtener ese conocimiento.

El principio de la sabiduría de los hombres es la razón, el principio de la sabiduría para el creyente es el temor a Dios.
imagen
Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros es poder de Dios.

Pues está escrito: Destruiré la sabiduría de los sabios, Y desecharé el entendimiento de los entendidos.

¿Dónde está el sabio?¿Dónde está el escriba?¿Dónde está el diputado de este siglo?¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo?

Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.

Porque los judíos piden señales y los grigos buscan sabiduría; pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura; mas para los llamados, así judós, como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios.Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres.

Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni micuchos poderosos, ni muchos nobles;

sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avvergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió, para avergonzar a lo fuerte;

y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es.

A fin que nadie se jacte en su presencia.
1Corintio1:18-29

El apóstol Pablo tiene claramente definido lo que es la sabiduría de los hombres y lo que es la sabiduría que proviene de Dios.
Los seres humanos que desean adquirir la sabiduría humana deben hacer muchos estudios. Los seres humanos hemos establecido niveles a los cuales debemos ascender para poder recibir un título de maestro, profesor, doctor, catedrético, teólogo, y una gama más. Los seres humanos que tienen los recursos para obtener estos títulos a veces se convierten en la "autoridad". Pero Pablo dice que esa sabiduría humana es necia, avergonzada por Dios.

El Señor otorga sabiduría al creyente que le busca y le sirve en espíritu y en verdad. Para recibir esta sabiduría del cielo no es mnester obtener grados universitarios. Aunque Pablo era un hombre muy preparado que gozaba de prestigio y de respeto cuando era perseguidor de la iglesia, ciertamente que los discípulos de Jesús carecían de mucho estudio, en su mayoría eran pescadores. Ellos, no sólo fueron dotados de sabidría, sino de gran poder. Ellos recibieron el don de la palabrra, el poder de la persuación, ellos recibieron el poder para sanar a los enfermos, echar fuera demonios, ellos fueron dotados de valor, ya que ahora se enfrentaban a las autoridades cuando habían dejado a Jesús solo la noche en que lo hicieron prisionero.

Pablo dice que a los judíos sólo les interesaba ver señales, prodigios y a los grisgos lo que les preocupaba era alcanzar la sabiduría, pero ambos pueblos estaban equivocados, habían rechazado a Jesús que era la fuente de la verdadera sabidurí, pero a los creyentes lo que les movía era predicar a Cristo, predicar el evangelio.

El apóstol Pablo estaba convencido que la fuente de la verdadera sabiduría era Jesús. Un hombre como Pablo que lo había dejado todo por seguir a Jesús, sabía de qué estaba hablando. Pablo no era un ignorante, Pablo estaba muy bien preparado, poseía riquezas, títulos, era fariseo de los mejores, conocedor de la Ley. Pablo fue uno de los más crueles perseguidores de los cristianos. Pablo estuvo en el asesinato de Esteban. Vio como los religiosos de Israel golpeaban a pedradas a este discípulo hasta matarlo. Así que estamos frente a in hombre inteligente que debió pasar por una experiencia muy fuerte, una experiencia muy radical para haber cambiado como lo hizo.
El encuentro de Pablo con Jesús es una confirmación de que Cristo era quien dijo que era. Pablo jamás hubiese abandonado su comodidad para entregarse a ser perseguido, azotado, calumniado e ir preso varias veces. La experiencia de Pablo fue tan real que su vida dio una vuelta de 360 grados: De ser perseguidor se convirtó en perseguido, de ser el azotador, fue azotado, de ser el responsable de enviar a muchos a la prisión, ahora él era el prisionero, de ser el enemigo mayor del evangelio de Cristo, ahora es el más fiel defensor, de ser un fariseo que defendía la Ley, ahora es defensor de los gentiles que no estaban bajo la ley.Pablo conocía bien a los judíos y también conocía bien a los griegos.

Cuando Pablo estaba en Tesalónica fue perseguido por los judíosquienes lo acusaban de estar turbando a todas las ciudades de Israel, de estar predicando a Cristo, diciendo que era un Rey y hablando cosas que para los judíos no armonizaban con la Ley. Así que lo acusan y lo persiguen.

Pablo es sacado de Tesalónica y va a la ciudad de Berea, pero allá fueron sus enemigos, aquellos judíos que lo odiabna, que lo perseguían. Y mientras Pablo predicaba en Berea apareció aquella turba de falsos religiosos. Aunque los judíos de Berea fueron más comprensivos y muchos creyeron, Pablo tuvo que abandonar la ciudad,

Pablo no callaba, "si se calla el cantor calla la vida" dice un hermosa canción, si los que predicamos a Cristo callamos,¿ qué será de las almas que están en tinieblas, atadas por Satanás y las falsas rlligionies?.

Así que Pablo llega a la gran ciudad griega, Atenas. Aquella ciudad que estaba entregada a la idolatría más abominable jamás imaginada. Es increíble que en una ciudad donde florece el més alto nivel intelectual, donde la búsqueda de la verdad guía a sus hombres eruditos, hayan estado bajo el dominio de una idolatría como Pablo vio. Pablo decía que le ardía el corazón al ver tanta idolatria. Los griegos tenían un dios para cada cosa,

Mientras Pablo entristecido por lo que veía en la ciudad de Atenas pudo obervar una estatua y un tuna inscripción que decía: "Al dios no conocido". La incripción le llamó mucho la atención.

Cuando un grupo de filósofos griegos escuchó a Pablo le invitaron al Areópago, lugar de reunión de estos, era el templo del conocimiento. Estos filósofos estaban impresionado, pues nunca nadie había llevado un mensaje como el que Pablo portaba. A los griegos les encantaba escuchar algo nuevo, todo cosa nueva ellos se interesaban por ella.

Pablo los acompañá y allí, en medio de los epicúreos y los estoícos expuso el mensaje de salvación.

Los filósofos escuchaban con atención, mientras Pablo hablaba de Jesús. Pablo astutamente le dijo que él predicaba acerca de aquel Dios no conocido. El Dios que había creado el cielo y la tierra.

Les habló que a Dios no le gustaba habitar en templos hecho por las manos de los hombres, sino que cada ser humano es el templo del Dios viviente.

Pablo sutilmente hizo alusión a la idolatría de los griegos, balo de la plata y el oro, de las escultura y también les habló del perdón, ya que por ignoracia los seres humanos se apegaban a la idolatría.

Pablo les habló del Juico Final en forma sutil. Los griegos escuchaban atentamente. Algunos afirmaban con la cabeza que creían a Pablo. Sin embargo, cuando Pablo les habló de Cristo, que había muerto y resucitado, ahí dejaron de escuchar a Pablo y se fueron.

Algunos creyenron en Jesús. Así que Pablo sembró la semilla y germinó en tierra fértil, una vez móás se confirmaba que el evangelio es para todos, todos tenemos la misma oportunidad de ser salvos.
imagen
Recuerdo cuando era estudiante y leí alguna novelas, cuentos, fábulas o leyendas me concentraba tanto que a veces creía que formaba parte de ese mágico mundo de la creación de un escritor.

Cuando leí a doña Bárbara de Rómulo Gallegos entraba a la llanura venezolana y la belleza de la misma me cautivaba, me sentaba al lado de Melquiádes y muchas veces visitaba la Hacienda El mIedo para ver aquella mujer extraordinaria llamada "la devoradora de hombres", lo mismo me sucedía cuando leía la Charca de Manuel Zeno Gandía. Era atrapado por toda la inmundicia que el autor describía, pero a la vez, me daba cuenta que ciertamente la sociedad puertorriqueña de esa época esstaba atrapada, tenía las manos amarradas ya que los españoles no daban libertad a nuestra gente, la colonia devoraba a los puertorriqueñs, especialmente a los que vivían en la zona montañosa, a nuestros jíbaros. Y no se diga de Crónica de una muerte anunciaba, de García Márquz, que llegué a enseñar en la Escuela Sperior. Podía ir detrás del protagonista y sentir su miedo de ser asesinado, podía ver los gestos de las personas al verlo pasar, todos sabín que iba a ser asesinado, que su cuerpo iba a ser traspasado con filosos cuchillos, pero nadie dijo nada, todo el mundo calló, inclusive yo que había escuchado el rumor cuando entre a tomar un poco de café. Era el silencio colectivo que tan daño le hace a la sociedad.

Es maravilloso sentirse así, sentirse parte de la trama de una obra. Mi mayor experiencia, como ya dije, fue cuando leí al Quijote varias veces, me moría de risa, pero a veces dos pequeñas lágrimas brotaban de mis ojos. Recuerdo el momento de la muerte de mi héroe, recuerdo a Sancho, aquel fiel amigo que nunca lo abandonó y que se había olvidado de la insula prometida por su Caballero Andante, recuerdo cuando el cura quemó los los libros del hidalgo caballero, sentí rabia, recordaba a Aldonza Lorenzo, su hermosa Dulcinea, aquella mujer hombruna, apestosa a cebolla, gritona, horrible que el Quijote había idealizado y la veía como la princesa más hermosa del mundo.

Asi me sucedió cuando estudie la novela Hiroshima. Podía ver a las madres huyendo con sus niños muertos lanzárse al agua hirviente, podía percibir la muerte por todas partes, sentir que me sofocaba con el humo que oscureció aquella mañana de agosto.
y así me suce cuando leo la Palabra de Dios. Es como si alguien me tomara del espírit y me tomara por la mano y me llevara por las páginas de este maravilloso libro. Cientos de veces he caminado por el mismo sendero que Cristo anduvo, es recorrido el sendero de la cruz, he visto las manchas de sangre en el camino al Calvario, he estado en el monte de los Olivos, en el templo, me he subido al mismo árbol que subió Zaqueo, he visto el monte al cual Satanás llevó a Jesús para ofrecerle sus reinos.

He caminado por el desierto en el cual Jesús ayunó cuarenta días y cuarenta noches y fue tentado por el diablo. En fin, he visto tan claramente todas las historias bíblicas que a veces no sé si realmente vivo o sueño o imagino.

Cuando eso me ocurre siento una paz interna muy grande, siento que la vida cobra sentido y olvido mis problemas y preocupaciones. He visto a Ezequiel parado en el valle viendo los muertos, los huesos secos que iban cobrando vida, he visto la multitud de cuerrpos flotando sobre las aguas durante el diluvio y visto a Noé cuando se afanaba para que creyeran al mensaje de Dios.

Así es mi hermano, he podido sentir las presencia de Jesús en el monte realizando milagros nunca visto, sanando a los enfermos, teniendo misericordia de los leprosos, levantando a los niños en medio de la multitud, sanando al que bajaron del lecho a través del techo de una casa. He visto a Jesés levantando a Lázaro de los muertos. Todo esto ha sido una experiencia única.

Y ahora me encuentro aquí, en medio de sabios, de filósofos, em medio de los seguidores de Zenón, fundador de la escuela estoíca y en medio de los epicúreos, los seguidores Epicuro. Miro a cada uno de ellos y descubro ese deseo inmenso de aprender, de conocer la verdad, ese deseo de saber que saben lo que se debe saber. Los miro muy atentamente. Están en silencio, hambrientos de saber que dice aquel predicador que está en medio del areópago.

Pablo respira profundamente, se mueve hacia el frente y recuerda la iscripción del dios no conocido, y como el trovador que improvisa una décima con un pie "forzao" comienza su discurso. Conoce a su audiencia, no son judíos imprudentes ni sarcásticos, no son personas carentes de estudio, allí está la "crema" de Atenas, allí están los filósofos del momento, allí está el fruto de Platón, Sócrates y Aristóles y de muchos otros. Pablo sabe que debe ser cuidadoso, aquéllos saben el "buen hablar", dominan el arte de la oratoria. Sabe que son muy religiosos a su manera.

Veo a Pablo firme,seguro de sí mismo, está lleno del poder de Dios. Y predica y predica. Pablo domina el arte del buen hablar. Recuerdo al joven que se cayó por una ventana, pues se había dormido mientras Pablo daba un extenso sermón, joven que el mismo Pablo luego resucitó de entre los muertos. Allí está el mismo Pablo de Tarso que se dirigía a Jerusalén cuando Jesús se le apareció n el camino, el mismo asesino de cristianos, el mismo perseguidor, el mismo enemigo. Pero algo maravilloso había pasado con él.

Pablo hablaba y hablaba, los griegos se esmeraban en escucharloo, le seguían los pasos, el hilo de la conversación. Pablo habló sutilemnete encontra de la idolatría de Atenas que tenía un templo por doquier en honor a sus dioses, habló sutilmente encontra de la idolatría de las imágenes, de aquellas hermosas estatuas y escultura que abundaban en la ciudad. Pablo habló del verdadero Dios que hizo el cielo y la tierra y quien era la fuente primaria del conocimiento, Pablo habló del perdón de Dios.

Los epicúreo y los estoícos estaban fascinados, en sus rostros se notaba la admiración por aquel ser que hablaba con tanta seguridad, algunos podían sentir sus palabras.

Pero cuando Pablo comenzó a hablar de Cristo y dijo que Jesús había resucitado, entonces dejaron de escucharle.

¡Qué triste mis hermaos y amiigos!. Si alguien podía dar testimonio de la resurrección de Cristo era Pablo. Hoy hay millones, que hacen lo mismo que hicieron estos sabios pensadores, pueden creer hasta en los milagros que realizó el Señor, pero no creen que haya sido levantado de entre los muertos.

Pablo no tenía duda alguna de que su Maestro estaba sentado a la diestra del Padre. Pablo sabía toda la historia de la pasión y muerte de Cristo. Pablo sabía que el nazareno había sido crucificado, Pablo sabía que aquel mismo Pedro que hara daba testimonio de su resucitación era el mismo que lo había negado, Pablo sabía que algo extraño había pasado con aquel grupo de galileos que se habían apoderado de Jerusalén y que predicaban a Cristo por todas partes. Pablo podía testificar que Cristo había sido resucitado por su Padre, pues Pablo tuvo un encuentro con él, encuentro que cambió y transformó su vida hasta la muerte.

Pablo decía:"Y si Cristo no resucitó, en vano predicamos este evangelio". Pero Pablo estaba seguro, sabía de lso 500 testigos que aseguraban que lo habían visto.

Creer que Cristo hacía los milagros que hizo y no creer que fue levantado de los muerto es absurdo. Creer en un Dios que creó todo lo creado y no creer que Jesús se levantó de los muertos es ilógico.

Pero, no solamente Pablo sabía que Jesús había resucitado, sino que miles fueron a la muerte bajo el Imerio Romano con la confianza y con la fe que aquel mismo Cristo que se levantó y venció la muerte, los estaría esperando en el reino de Dios.

¿Cómo explicar que el evangelio se apoderó del mundo?¿Cómo explicar que aquéllos que huyeron dejando a Cristo solo la noche en que lo arrestaron, que se escondieron y no se atrevían salir a la luz, ahora iban cantando para ser devorados por los leones y asesinados por los romanos y los judíos enemigos de Cristo?

Yo soy testigo de que Cristo resucitá, pues lo siento ardiente en mi corazón. Hoy más que nunca Jesús sigue vivo. Y muy pronto la humanidad podrá ver que todo cuanto Pablo decía era cierto, ¡qué pena que para muchos va a ser muy tarde! Cuando quieran entrar ya la puerta habrá sido cerrada como aconteció con el arca de Noé.
imagen
Las Sagradas Escrituras son claras. Hay dos caminos para alcansar la sabiduría y el conocimiento. La primera pareja tuvo la oportunidad de encontrar el camino correcto para logar adquirir la verdad absoluta, el conocimiento, la ciencia. Pero el hombre hizo lo mismo que estamos haciendo hoy, no escuchamos la voz de Dios, sino que nos dejamos ir por la voz de Satanés.

Allí estaba el árbol de la ciencia del bien y del mal. Así ha sido durante estos 6000 mil años. Estamos frente a ese mismo érbol, y hacemos examente lo que hizo Eva.

Cuestionamos a Dios, lo negamos, queremos obtener el conocimiento a través de métodos erráneos, métodos que nos alejan de Dios, que nos empujan al abismo de las mentiras y de las tinieblas. Hemos descartado la dirección de Dios y hemos puesto nuestra mirada en Satanés para que se cumpla la profecía de Ezequiel dada por el mismo Dios.

Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor, yo te arrojaré por tierra, delante de los reyes te pondré para que miren en ti. Ezequiel 27:17

Ciertamente que hemos puesto nuestra mirada en un camino equivocado y hemos obtenido una sabiduría corrompida, una que no nos hace bien, sino que nos empuja a la ignoracia.

Burcar el conocimiento y la sabiduría por el camino de la razón, mediante los cinco sentidos, mediante el método científico, la Dialectica u otro método es ir hacia la selva de la oscuridad y no hacia la llanura de la luz.

Es caer en la cueva de sombras, en un mundo en el cual el conocimiento se utiliza para hacer el mal y no el bien.
El onocimiento que se obtiene a través de los cinco sentidos no es el conocimiento del bien sino del mal. Y es así por que nos aparta de Dios, la filosofía camina en una dirección opuesta a Dios, no es que sea mala la misma, a mí me fascina, pero de que nos sirve obtener un conocimiento que nos aleja de Dios y pone en peligro nuestra vida eterna. Si la filosofía aspira al desarrollo intelectual más alto del ser humano, si aspira a crear u ser espiritual de altos valores, entonces debe cambiar de rumbo, porque sólo eso lo podemos encontrar en una relación con Dios.

La verdadera sabiduría es revelada. El verdadero conociiento es revelado. Dios es la fuente de toda sabiduría, por eso Salomón la pidió a Dios para gobernar. El sabio escucha y aumenta su saber. Salomón dijo que el "principio de la sabiduría" era el temor a Dios. Esa es la base que no quieren aceptar los hombres.

Podemos a travé de los sentidos, del método científico o de otro método alcanzar el conocimiento, pero jamés obtendremos la verdad que tanto buscamos. No se puede encontrar la verdadera sabiduría fuera de Dios y sólo Dios nos puede dar la misma a través de la revelación.

En fin, de qué le vale a un ser huumano lograr todo el conocimiento del mundo y al final se pierde, pues no ha creído en Jesús.
imagen
imagen
imagen