ISRAEL Y LOS ARABES (PROCESO)

 
ESCUADRONES DE LA FE DE JESUCRISTO | PAGINA INICIAL| ¡EL DIA GLORIOSO DE SU RETORNO! (NUEVA)| SEIS MIL AÑOS DE HISTORIA EN EL CALENDARIO DIVINO II | SEIS MIL AÑOS DE HISTORIA EN EL CALENDARIO DIVINO | EL CALENDARIO PROFETICO BIBLICO | EL CALENDARIO Y EL CODO BIBLICO II | ¿LA IGLESIA VERDADERA DE JESUCRISTO? | ¡LA FALSA DEL SUCESOR DE PEDRO! (nueva) | LA CIENCIA Y LA BIBLIA |¡EL MENSAJE DE LA PROSPERIDAD! | EL RAPTO: ¿FALSA DOCTRINA? | EL REGRESO DEL MESIAS | EL JUICIO FINAL DE LA HUMANIDAD | ESTADOS UNIDOS Y LA BIBLIA | EL ARCA Y EL REBAÑO | PROFECIAS DE DANIEL | LOS TRES TEMPLOS DE JERUSALEN | LOS 144,000 (nueva) | LA BESTIA Y EL 666 | LA BESTIA, IRAQ, EL LIBANO Y TIRO (nueva)| | DESTRUCCION DE SATANAS | LAS MUJERES EN LA BIBLIA Parte I | LAS MUJERES EN LA BIBLIA -PARTE II | LAS MARCAS DEL TERRORISMO | LOS ROSTROS DE LA GUERRA | EL PERFIL DEL ANTICRISTO (nueva) | ¡SADAM Y LAS PROFECIAS! (nueva) | | | EL NUMERO DEL TERROR (11) (nueva) | | ¡MI JESUS EN TODO! (nueva) | ¡LA SEÑAL DE SU REGRESO! (nueva) | ¡LOS DICTADORES Y LA BIBLIA! (nueva) | ¡LAS ZORRAS TIENEN GUARIDAS! (nueva) | ¡LA OVEJA PERDIDA! (nueva) | ¡EL GRAN JUICIO FINAL! (nueva) | LA FALSA DEL PROYECTO 666 (nueva) | LA IGLESIA UNIVERSAL DE CRISTO (nueva) | LA SEÑAL DEL RETORNO DE JESUCRISTO (nueva) | LA CIUDAD DEL FALSO PROFETA (PROCESO) | ¡LA MUJER Y EL DRAGON! Apocalipsis 12(nueva) | ¡TIRO! ¿LA BESTIA?(nueva) | ¡MULTITUDES! (nueva) | ¡EL MANTO DE ELIAS! (PROCESO) | LAS BIENAVENTURANZAS (nueva) | | Ministerio:¡Fuente de Agua Viva! | ¡HABLAR EN LENGUAS! (nueva) | ¡ARMAGEDON! (PROCESO) | ¡EL LIBRO DE LA VIDA (nueva) | EL NACIMIENTO DEL NIÑO JESUS (nueva) | CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE DE ESTADOS UNIDOS | ¡JESUS Y NICODEMO ! (nueva) | ¡PABLO Y LOS FILOSOFOS GRIEGOS! (nueva) | JESUS Y MARIA MAGDALENA (nueva) | ¡El FIN DEL MUNDO Y LOS FALSANTES! (nueva) | JUDAS ISCARIOTE (nueva) | EL MALTRATO (nueva) | ¡EL SACRIFICIO PERFECTO! (nueva) | EL CAMINO SIN DIOS (nueva) | ¡LOS FALSOS PROFETAS! (nueva) | LAS SIETE IGLESIAS (nueva) | ¡LA TENTACION DE JESUS! (nueva) | EL LADRON DE LA CRUZ ( nueva) | JESUS Y NICODEMO (nueva) | ISRAEL Y LOS ARABES (PROCESO) | NACIONES SIN DIOS | EL NUMERO DEL TERROR (11) 2DA. PARTE | | EL EVANGELIO Y LAS RELIGIONES | EL TERCER CIELO | LAS FALSEDADES DEL 666 | HASTA LUEGO | ARMAGEDON Y GOG Y MAGOG | EL FALSO CRISTO BORICUA
 
ISRAEL Y LOS ARABES (PROCESO)
 
 
imagen
La historia desde el punto de vista de los historiadores comenzó en Asia, especificamente en el Cercano Oriente. Sin embargo, la Biblia es más especifica al señalar que la vida comenzó en un huerto ubicado entre ríos. El cuarto río que boldeaba el huerto era el Eufrates.

Así que la historia de la humanidad formará un círculo de 360 grados. El nacimiento de la humanidad comenzó en tierras de Babilonia y terminará en el mismo lugar con el establecimiento de la dictadura del anticristo en Iraq. De hecho el río Eufrates será uno de los escenarios relacionados con la guerra del Armagedón.

Nadie podría imaginar que sobre el desierto pudiera haber existido tal paraíso, pero ciertamente el Paraíso fue levantado al Tercer Cielo, y esas tierras quedarn casi desérticas.

Lo cierto es que la Palabra de Dios claramente establece el punto de origen de la raza humana en un punto del Cercano Oriente y establece que será en ese mismo escenario que se establezca la dictadura del diablo.

Y es precisamente de Babilonia (Ur de los Caldeos) que Dios llama al fundador de las dos razas o dos pueblos que han estado en lucha continua en esas tierras. Dios llamó a Abraham y sobre este hombre quedaron establecidas las raíces de los judíos y de los árable. Ambas naciones tienen a un mismo padre, aunque sus madres son distintas.

Abraham procreó a Ismael, hijo de Agar la egipcia y a Isaac, hijo de Sara. Desde el mismo principio ambas naciones han estado en disputa. Ismael y su hermano Isaac son la base para estas dos naciones: la nación judí y la nación árabe. La esencia de la historia de estos dos pueblos se recoge en las páginas de la Biblia.


Serán estas dos naciones que al final de los tiempos jugarán un papel importante en el desenlace histórico. Judíos y árabes han determinado la historia y el curso de la raza humana. Lo hicieron hace 6000 años y lo están haciendo hoy. Pronto se cerrará ese círculo que se originó en el Huerto, que estaba localizado en tierras de Babilonia.

imagen
Las raíces de los problemas entre los árabes y los judíos hay que buscarlas en la familia de Abram. Es aquí donde comienza esa disputa. Es una situación familiar, una situación entre hermanos.

Esta situación entre hermanos podemos apreciarla desde el mismo comienzo de la raza humana. Comenzó en el seno de Adán y Eva. Adán tenía dos hijos, Caín, el mayor y Abel, el menor. Uno era pastor de ovejas y el otro agricultor. Ambos jóvenes adoraban a Dios y le llevaron una ofrenda. Abel le llevó a Dios lo mejor, mientras que Caín fue mezquino. Entonces a Dios le agradó la ofrenda de Abel y no le agradó la ofrenda de Caín.

Así que Satanás vio la ocasión de tentar a Caín, de sembrar la semilla mala, la cizaña. Caín se sintió menospreciado por Dios y sintió celos de Abel. La semilla de la amargura, de la soberbia, de la altivez creció en el pensamiento de Caín que cada día se apartaba más y más de Dios.

Así que Satanás envenenó la mente del joven Caín, lo llevó a odiar a su propio hermano y lo indujo a cometer el primer homicidio de la historia de la humanidad.

Entonces Caín ciego, aturdido por Satanás un día lo invitó al campo y mató a Abel.
Satanás había logrado romper los lazos fraternales, Satanás agredió a la primera familia y la destruyó prácticamente, Satanás llevó el luto a la familia de Adán, el sufrimiento, el dolor.

Lo que Satanás hizo con la primera familia es lo que ha estado haciendo durante estos 6000 años. Este ser ha determinado destruir la unidad familiar, corromper esta institución divina. Este malvado sabe que la familia es la célula de la sociedad, si daña las cálulas entonces daña a toda la nación. Entonces tenemos el cuerpo enfermo.

Los problemas de las ciudades son problemas cuyas raíces están en el mal funcionamiento de la familia. Así que este demonio ataca a la familia como ataca un virus a la célula.

Así que Satanás hace lo mismo con la familia de Abram. Trata y logra sembrar la discordia entre los dos hijos de Abram, entre Isamael, el mayor e Isaac el menor.
Siembra el menosprecio y la burla en Ismael. Y esta burla ocasiona enojo en Sara, quien ordena a Abram que eche a su esposa Agar y a su hijo de la casa.

Satanás volverá a atacar a la familia de Isaac. Logra sembrar el odio, la venganza, el engaño, la envidia, la soberbia, la maldad, la idea del crimen en Esaú, hermano mayor de Jacob.

De familias desunida, de familia atacadas por Satanás es que nacen los problemas de las naciones. Ismael, padre de los árabes miraba con recelos a su hermano Isaac. Desde entonces ambas naciones se odian y no se pueden ver, aunque son hermanas de padre.

Y esa lucha que muchos no entienden y que buscan sus raíces en problemas políticos no cesará hasta el final de los acontecimientos. El odio de los árabes es de tal magnitud que le niegan el derecho a existir como estado y quisieran ver al pueblo judío desaparecer del planeta.

En este momento ambas naciones esperan a su líder, a su Mesías, a su imán. Un líder religioso y un político quien los gobernará.
Tanto Israel comon la nación árabe espera que ese líder entre por la puerta que actualmente está tapiada en la muralla de Jerusalén. Por esa puerta muy pronto entrará el iman de los árabes y el Mesías de los judíos. Lo que ignoran estos dos pueblos es que será el mismo hombre quien entre por esa puerta. Ambas naciones recibirán el anticristo que unirá a los árabes y tratará de destruir para siempre a Israel.

El odio de los árabes no es nuevo, el padre de ellos, Ismael, siempre vio con desprecio a los judíos. No importa cuánto hagan las naciones del mundo para poner la paz entre árabes y judíos, jamás lo lograrán, no puede haber paz entre dos naciones que se niegan el derecho a tener un estado, en la cual sus religiones son distintas,,en la cual siempre el odio ha sido el invitado de honor.

Un árabe no puede ver a un judío ni un judío tolera a un árabe, Si un judío se encuentra con un árabe, y uno mira hacia el norte, el otro hacia el sur. El problema de estas dos naciones no es una cuestión de territorio, no es una cuestión de política, es una cuestión religiosa, una cuestión absueda que utilizan el nombre de Dios para promover el crimen, la matanza, el odio...

No habrá "paz", dicen las Sagradas Escrituras, cuando digan paz y seguridad, entonces vendrá la destrucción repentina.

El Cercano Oriente será sembrado de actos terroristas, de asesinatos, de odios. Occidente nada podrá hacer, no importa las sanciones, no importa que traten de imponer la paz a la fuerza, jamás habrá paz entre árabes y judíos. Eso no depende de manos humanas, eso está promovido por las fuerzas del mal, por Satanás que siempre ha querido la destrucción de la familia, la destrucción de la humanidad.

El Cercano Oriente está sentado sobre un mina explosiva. Las personas no soportarán el dolor y el sufrimiento de ver a sus hijos asesinados por uno y por otro bando, el pueblo buscará elegir a terroristas, el gobierno caerá en manos terroristas, quien demuestre más odio hacia Israel será electo, quien demuestre más odio hacia los árabes será electo. Toda esa maldad los llevará al extremo de querer dominar los territorios del Cecano Oriente y terminará con el Armagedón.

Así que las naciones que procuran imponer la paz en ese territorio, lo mejor que hacen es retirase, pues las consecuencias de involucrarse en los problemas entre árabes y judíos les traerá muchas consecuencias adversas, y al fin de cuenta nada podrán hacer.

Ni los judíos respetan los acuerdos, ni tampoco los árabes, Cada vez invierten más dinero en armas, en fortalecer su poderío militar. Los aliados atacaron e invadieron a Iraq creyendo que Sadam era el problema, vieron en Sadam un enemigo para la estabilidad, pero no sabían ni saben que Sadam no es el problema, el problema es otro.

Hoy Irán vuelve a resurgir como una amenaza, pero no importa las presiones, seguirá sembrando el odio contra la nación judía, el desarrool de su poder nuclear de nada servirá, de nada servirá querer destruir a Israel, eso no está en las manos humanas. Lo que ha de acontecer con los judíos es una cuestion divina como siempre ha sido.

El odio entre ambas naciones ha de culminar con esa guerra de Armagedón, guerra que servirá para destruir a los ejércitos de la bestia. Aquí la nción árabe es la que desaparecera, pues el mismo Dios salvará al pueblo de Israel de la destrucción. El destino de China, Iraán e iraq y las naciones que se unan para acabar con el pueblo judío van a ser destruidas en esa guerra del valle de Mugido, en esa guerra que la Biblia denomina, la guerra del Armagedón.
imagen
Debemos conocer la situación que surgió en el hogar de la familia de Abram. Abram había sido llamado por Dios. Este hombre abandonó su tierra, su familia, sus dioses para caminar por fe cuando Dios lo llamó. Abram tenía 75 años, Sara 65. Dios lo llamó en el año 2023 después de Adán. Había pasado 367 años después del diluvio (1656 D.A.) Abram nació en el año 1948 y Sara en el 1958 D.A.

Ismael nació 2034, cuando Abram tenía 100 años nació Isaac. Isaac nació en el 2048. Así que Ismael tenía 14 años cuando nació Isaac.

Ismael no era el heredero de Abram, sino que el heredero fue Isaac. Así que ya había sido sembrada la semilla de la discordia, pues Ismael era el mayor de los hijos de Abram, además Isaac era el hijo de Abram y Sara e Issmael era el hijo de la sierva.
En ese marco es que debemos ver el origen de la disputa entre judíos y árabes. De la misma forma que Caín se sintió cuando Dios no se agradó de su ofrenda, así debió sentirse Agar, cuando Abram prefirió al hijo de Sara y la echó de la casa. Pero Dios le había dicho a Abram que hiciera todo lo que Sara le dijera, por tal razón fue que Abram echó a Agar y a su hijo del hogar.

Se había creado una situación de celos, menosprecio, de burla, de abuso de autoridad. Agar fue abandonada con su hijo en el desierto mientras que Sara disfrutaba de todos los bienes junto a su esposo.

Dos familiias, dos hijos, un problema que ha persistido durante casi 4000 años.

Dios dijo a Agar que iba a levantar una gran nación de Ismael, una nación de cazadores, de guerreros, de arqueros y Dios le dijo a Abram que sobre él se levantaría otra gran nación, la nación judía.

Así que tanto Ismael como Isaac iban a ser bendecidos.

Cuando Agar queda embarazada,Sara la mira con envidia, la oprime, la maltrata. Agar decide huir al desiertos. En el desierto recibe al ángel del Señor que le dice que regrese a la casa de Abram, que sea sumisa a Sara, que vuelva a servirle a Sara.

El ángel le dice que ella dará a luz a un niño que se llamará Ismael.(Dios oye), pues Dios había escuchado su aflicciión.El ágel le dice que sobre Ismael Dios levantará una gran nación, que Isamael será un diestro arquero, un valiente gueron. Entonces Agar regresa a la casa de Abraham y vuelve a ser sumisa y le sirve a Sara.

Y dijo el ángel de Jehová: Vuélvete a tu señora, y ponte sumisa bajo su mano.
Génesis 16:9

Además le dijo el ángel de Jehová: He aquí que has concebido, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Ismael, porque Jehová ha oído tu aflicción.

Y él será hombre fiero; su mano será contra todos, y la mano de todos contra él, y delante de todos sus hermanos habitará,
Génesis 16:11-12

El ágel que Dios envió a Agar quien lloraba en el desierto y huía de Sara le llevó un mensaje profético que muy pronto tendrá su cumplimientos.

Dios le prometió a Agar que su hijo Ismael sería un gran guerrero muy fiero, Sobre Ismael sería levantada una gran nación, una nación muy numerosa.

En estos versículos Dios a través del ángel le declara a Agar que los descendientes de Ismael levantarán un reino que sería contra todos y todos contra él. Ese reino, en el cual el rey reinará en medio de sus hermanos, es el imperio del anticristo. El anticristo será un descendiente de Ismael que logrará la unión de su pueblo y que reinará en medio de todos los áabes. Ese reino se levantará contra todos y todos irán contra él.

Hoy vemos esa posibilidad más cerca que nunca. Iraq lucha contra todos y todos contra Iraq. Por eso he afirmado que Sadam ha preparado el camino de la bestia. En este momento en que escro Iraq arde por los atentados terrorista, Hoy mismo hubo varias explosiones que mataron a mós de 50 personas.Soldados de muchas naciones pelean contra Iraq, Iraq ha estado asediada por las fuerzas aliadas y no ha recibido ayuda de sus hermnaos. Pero un día la bestia ha de reinar en Iraq y las naciones árabes se unirán a este rey perverso. Entonces las palabras del ángel se cumplirán: Todos contra Ismael e Ismael contra todos. Entonces habrá un rey árabe que ha de habitar entre sus hermanos.




imagen
La situación en el hogar de Abram empeora al nacer Isaac en el añ 2048. La vida para Agar y su hijo Ismael se hace insoportable. La relaciones entre la sierva y Sara se tornan muy difíciles a causa de los niños. Isamael que le lleva 14 años a Isaac comienza a burlarse de Isaac. Sara no soporta las humillaciones y le reclama una vez más a Abram y le pide que eche a su sierva Agar de la casa.
Entonces Abram contristado consulta a Dios.

Y vio Sara que el hijo de Agar la egipcia, el cual ésta le había dado a luz a Abraham, se burlaba de su hijo Isaac.

Este dicho pareió grave en gran manera a Abraham a causa de su hijo.

Entonces dijo Dios a Abraham: No te parezca grave a causa del muchacho y de tu sierva; en todo lo que te dijere Sara, oye su voz, porque en Isaac será llamada descendencia.

Génesis 21:9-12

Y también del hijo de la sierva haré una nación, porque es tu descendiente.

Entonces Abraham se levantó mmy de mañana, y tomó pan, y un odre de agua y lo dio a Agar, poniéndolo sobre su hombro, y le entregó el muchacho y la despidió. Y ella salió y andando errante por el desierto de Beerseba.
Génesis 21:13-15

Definitivamente en este momento se estableció la supremacía de Isaac sobre Ismael. Sería en Isaac que Dios le daría la descendencia a Abraham. Isaac sería el elgido de Abram e Ismael sería echado del hogar con su madre Agar. Las burlas del niño, la mofa, el menosprecio fueron las causas para que Abram tomara la decisión de echarlos del seno familiar.

Agar sufría por causa de la actitud del Ismael. Ciertamente que se hizo imposible que ambos niños permanecieran juntos, entonces vino la división, la separación, ya la raíz de la discordia había crecido y jamás se volvería a tener paz entre los descendientes de Isaac y los descendientes de Ismael.

Ahora enontramos a Agar vagando por el desierto, el pan y el aua se han terminado, sólo ella espera la muerte. El dolor la consume, la desesperación, el rechazo de Abram y la maldad de su señora. Ella había sido obediente al regresar a la casa, pero en vez de que la situación mejorara la misma había empeorarado desde el nacimiento de Isaac.

Ahora Agar no quiere ver morir a su hijo, así que lo abandona a la suerte.

Y faltó el agua del odre, y echó al muchacho debajo de un arbusto.
y se fue y se sentó enfrente, a distancia de un tiro de arco; porque decía: No veré cuando el muchacho muera. Y cuando ella se sentó enfrente, el muchacho alzó su voz y lloró.

Génesis 21: 15-16

La escena era agobiante, terriblemente triste. Agar estaba destrozada. Ya no tenía agua, el odre estaba seco y el efecto de la sed se hacía sentir. Luego de vagar por el desierto encontró un arbusto y colocó al joven Ismael bajo el mismo y ella se movió enfrente del arbusto, a distancia de un arco, para no ver morir a su hijo.

Era algo injusto para ella, Ismael era el hijo mayor de Abram, y no era justo que la echaran así de la casa. La pena, el sufrimiento, el dolor la consumían. Y mientras pensaba en la muerte de su hijo, mientrs pensaba que estaba sola en medio del desierto, sin posibilidad alguna de sobrevivir, Dios se acordó de ella al escuchar los gritos del niños.

Es maravilloso, pues hoy Dios hace lo mismo con aquellos que claman a él. Dios se acuerda cuando nos ve sin esperanzas, sin fe, aturdidos por los problemas de la vida, aturdidos por los vicios y la desesperación, cuando estamos a la deriva en este desierto del mundo que nos atormenta, nos corroe. Dios siempre escucha el lloro y las lamentacioes cuando estamos sumidos en las tinieblas y el dolor. Dios siempre está presente, listo para darnos su mano auxiliadora.

Así que el Señor escucha el lloro del muchacho y envía a su ángel nuevamente a visitar a Agar.

Y oyó Dios la voz del muchacho; y el ángel de Dios llamá a Agar desde el cielo, y le dijo:¿Qué tienes, Agar? No temas; porque Dios ha oído la voz del muchacho en donde está.
Levántate, alza al muchacho, y sostenlo con tu mano, porque yo haré de él una gran nación.

Entonces Dios le abrió los ojos, y vio una fuente de agua; y fue llenó el odre de agua, y dio de beber al muchacho.

Y Dios estaba con el muchacho; y creció, y habitó en el desierto, y fue tirador de arco.

Y habitó en el desierto de Parán, y su madre le tomó mujer de la tierra de Egipto.
Génesis 21:17-21

Agar recibió de parte de Dios la promesa que haría una gran nación de Ismael. Ella decidió casar al muchacho con una mujer egipcia. Ya estaba establecida la ruta de la descendencia de Ismal. Ya la división entre la descendencia de Ismael y de Isaa había sido señalada. Una nación árabe por una vereda y una nación judía por otra. La disputa y la discordia había comenzado desde el mismo principio, disputa que nunca ha terminado y que culminará en la guerra del Armagedón.

Y miré y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba tenía un arco; le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer. Apocalipsis 6:2

Y Dios estaba con él muchacho; y creció, y habitó en el desierto, y fue tirador de arco. Génesis 21:20-21

Vivimos en los llamados tiempos de dolores profetizados por Jesús. Antes de su regreso se cunplirán las visiones que Juan vio en los sellos que le fueron mostrados.
Lo representado por los cuatro caballos deben ocurrir antes del sexto sello que nos habla del retorno de Jesús a la tierra.

A Juan se le mostró cuatro caballos con sus respectivos jinetes. Uno de estos caballos, el blannco representa a un descendiente de Ismael, a uno que saldrá para vencer, para hacer la guerra. El arco es símbolo de esa guerra y a la vez es el símbolo que lo identifica con Ismael. Dios mismo dijo que Ismael sería un arquero.

No podemos confundir este caballo blanco con el cabllo en el cual viene Cristo para combatir a los ejárcitos de la bestia. Ese caballo blanco tiene un Jineta que está claramente identificado como Jesucristo.

Entonces vi en el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, con justicia juzga y pelea.

Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: Rey de Reyes y Señor de Señres.

Aoicalipsis 19:11 y 16

Así que el Jinete de este caballo blanco está identificado, no hay duda alguna que se refiere al Señor Jesús.

Sin embargo, el primer caballo que vio Juan se refiere a un rey que se iba a levantar en la nación árabe, ese rey no será el anticristo, pues el anticrito será vencidos finalmente, y además ese rey deberá levantarse antes de la segunda venida de Cristo, ya que el sexto sello habla este acontecimiento.

Es posible que este jinete quien monta un caballo blanco se refiera a un rey o gobernante que venga a preparar el camino para la llegada de la bestia, de ser así este caballo blanco podrí simbolizar a Sadam.

Sadam siempre se paseaba en un caballo blanco y es descendiente de Ismael, es un gran guerrero desde su juventud, desde que asumió el poder fue venciendo a sus enemigos, durante ocho años luchó contra Irán, invadií a Kuwait, se enfrentó a Estados Unidos en la Guerra del Golfo, aplastó el levantamiento de los kurdos y sobrevivió a todo eso.

Hoy, aunque fue derrocado no está vencido, pues la guerra de Iraq sigue latente causadondo destrucción y actos terroristas por todas partes. Sadam no está derrotado y menos vencido, sigue gobernando desde la cárcel y ahora está más protegido que cuando era dictador de Iraq.

No importa si ese caballo blanco representa a Sadam o no, pero lo cierto es que será un rey árabe, poderoso, que llevará la guerra por todas partes y vencerá.

El resto de los tres caballos mencionados en la visiónn de Juan, también están vigentes en la actualidad: El caballo Bermejo quien representa las guerras. Vivimos un periodo de guerras, guerras por todas partes, el jinete de este caballo tenía una espada que simboliza aquí violencia, disturbios, levantamientos, golpes de estados, luchas callejeras, huelgas de obrero. En fin la tierra se hundirá en luchas callejeras y en guerras.

Habrán levantamientos por todas partes, los obreros aumentarán sus luchas, la falta de empleos llevarán a los pueblos a rebelarse contra sus gobernante, la pobreza de los campesinos e indios del mundo los empujarán a grandes movimientos de protestas, la falta de seguridad llevará a cientos a tomar la justicia por sus manos, las presiones empujarán a otros a buscar solución en el suicidio. Ese jinete que representa la violencia ya está corriendo por toddas las calles y avenidas del mundo.

Pero ese jinete a quien se le dio una espada quitará la paz de la tierra. La espada tiene doble simbolismo, representa a la guerra pero también representa la palabra. Este rey o presidente tendrá la habilidad de persuadir y de engañar a muchas naciones para inducirlas a la guerra. Tendrá el dominio de la oratoria, engañará a su nación utilizando mentiras, haciendo creer que la mentira es la verdad y la verdad es la mentira. Con su habilidad para engañar provocará grandes actos de terrorismo y sumirá al mundo a guerras absurdas.

El caballo negro representa una grave crisis mundial que sumira a la humanidad en en una pesadilla, habrá dinero pero no habrá que comer. Las fuentes de alimentos serán contaminadas, muchos de los animales que nos sirven de alimentos no se podrán comer, nuevos virus mortales atacarán a la humanidad, y aunque se inviertan billones de dólares en sus investigaciones no habrá cura. Se crearón graves situaciones por falta de trabajo, en fin será horrible, será algo nunca visto y eso será principio de dolores. Todo cuanto está escrito se cumplirá. Todo está declarado en las Sagradas Escrituras.

Pero la tierra será visitada por otro jinete aterrador, el jineta que cabalga en un caballo amarillo sembrará la muerte por todo el planeta. Millones morirán de hambre, de enfermedades, millones morirán a causa de los fenómenos naturales: terremotos, maremotos, erupciones volcánicas,fuegos, inundaciones, huracanes,
El hambre, la sed y la violencia se pasearán por el planeta dejando el rastro de la muerte por todas partes.

Eso será el principio de dolores que todos viviremos aquí, incluyendo la iglesia que todavía permanece. Pero lo peor, la Gran Tribulación vendrá después, pero ya la iglesia del Señor no estará aquí para sufrirla.

Así que todo el final del mundo se relaciona con estas dos naciones. Por un lado los judíos serán reunidos de todas partes del mundo y por otra parte la nación árabe se unirá contra Israel y las naciones del resto del planeta. La lucha, la disputa comenzó en el seno de la familia de Abram,
esa disputa no ha cesado aún, ni cesará hasta que Dios ponga fin a la misma.

Ismael se burlaba de Isaac, lo detestaba, lo odiaba y ese odio, ese desprecio hoy sigue igual. Los árabes no resisten la presencia judía y los judíos no resisten la presencia de los árabes. Es triste que dos hermanos vivan de esa manera. Es triste que dos hermanos derramen su propia sangre. Caín matá a Abel su hermano y hoy esa misma violencia siga reinando en medio de la raza humana.

Los que piensan que han de llevar la paz y la democracia al Cercano Oriente pierden su tiempo, malgastan sus riquezsa y sacrifican a sus soldados. La raíz del conflicto árabe-israelí es muy profunda, no son cuestiones políticas sino religiosas. Son dos naciones que tienen arraigadas sus ideas religiosas y para ellos la religión es primero que la sana convivencia, que las relaciones políticas. "No habrá paz" dice la Biblia, sino "destrucción repentina".

imagen
Así que las causas del conflicto árabe-iraelí tiene profundas raíces históricas. No es una cuestión territorial ni política exclusivamente, es una cuestión sicológica que durante más de 4000 años han vivido los árabes.

Aunque Israel vivió 1878 años (1948-70 = 1878)esparcidos por el planeta, lo cierto es que nunca desaparecieron como nación, y no desaparecieron como nación porque el pueblo judío está unido por la religión. Jamás en estoa 1878 años se olvidaron de practicar y conservar sus ritos religiosos. Siempre se han mantenido unidos y separados del resto de la gente. Caminan entre ellos pero no copian sus costumbres.

Es muy curioso que fue en el año (1878 D.A.) que nació Taré y luego de haber cumplido 70 aîos engendró a Abram que nació en 1948 D.A. ]

Taré vivió setenta años y engendró a Abraham, a Nacor Y a Harán. Génesis 11:26

Taré nació en el año 1878 después de Adán, vivió 205 años lo que significa que murió en el 2083. Abram había salido de Ur en el 2023 D.A. Así que su padre todavía estaba vivo. Sesenta años más tarde muere Taré. Para esa época Abram tenía 136 años. Sara tenía 126 años.

Un año después murió Sara a la edad de 127 años (2085) pues Sara había nacido 1958 D.A Isaac tenía 36 años e Ismael tenía ya 50 años. Todavía no habían nacido Jacob ni Esaú , pues ellos nacieron en el 2108.

Abram murio a la edad de 175 años (1948-2123) Ismael murió a la edad de 137 años en el (2171). (2034-2171). Ismael murió 48 años despues que su padre Abram.

Jacob y Esaé nacieron cuando Isaac tenía 60 años. Ellos eran gemelos. Así que como Isaac nació en el 2048, ellos nacieron en el 2108 después de Adán.

Isaac vivió 180 años, murió en el año 2228. En esa fecha José, hijo de Jacob que fue vendido por sus hermanos, estaba en la cárcel de Egipto por causas de las acusaciones de la mujer de Potifar. Diez años más tarde Jacob entraba a tierra de los egipcios y comenzaba el cautiverio durante 400 años. (2238-2638). Cuando Jacob fue presentado ante Faraón tenía 130 años. Esto confirma que entraron en el 2238 a Egipto, pues Jacob había nacido en el 2108 D.A. (238-130-2108).

Jacob vivió en Egipto 17 años, Así que murio de 147 años. Murió en el año 2255.
Pasará 300 años antes del nacimiento de Aarán, hermano de Moisés. Tres años más tarde nacerá Moisés en el 2558.

Todos estos datos y fechas pueden ser determinados con exactitud si utilizamos el calendario y la cronología bíblica. No son meros datos. Cada número de alguna forma se han de relacionar con futuros sucesos relacionados con la historia de Israel.

Uno de estos ejemplos es la fecha de Abram, Aabran nació en el 1948 después de Adán, el es el padre de la nación judía y de la nación árabe. Pasaron 4000 años para que Israel volviera a ser un Estado en el 1948 de nuestra Era Cristiana.

Lo curioso también es que su padre Taré nació en 1878 D.A., y exactamente pasaron 1878 años desde que Tito destruyó a Jerusalén en el año 70 de la Era Cristiana hasta el establecimiento del Estado judío en 1948. (1948-70 = 1878). Pero si como esto fuera poco, Taré ejedró a Abram cuando tenía 70 años. Fueron 70 añod de esclavitud bajo el imperio de Babilonia, Daniel recibió una profecía de 70 semanas, 70 fueron los discípulos enviados por Jesús y en el añ 70 los judíos son dispersos por el imperio de Roma.

Todos estos datos validan la Palabra de Dios. La mente que dictó este libro lo sabía todo. No hay ni una sola contradicción en las fechas de estos hombres. Hay una cronlogía perfecta en la Biblia, el problema es que utilizamos otras cronologías e ignoramos el calendario que Dios nos da para comprender sus Escrituras.

Ahora volvamos al problema de Ismael y su hermano Isaac. El problema era uno basado en actitudes. Ismael despreciaba a Isaac, Sara despreciaba a Agar, Los celos, las contiendas, el odioy la venganza permeaban esta familia.

Satanás hizo todo lo posible por perturbar a Abram, por quitarle la paz, por debilitar su fe. Satanás hizo todo cuanto podía para hacer que Abram se molestara, se enojara y se apartara de Dios. Satanás agredió la familia de Abram como lo había hecho con la familia de Adán, como lo hizo con la familia de Noé.

La familia que le sirve a Dios, que le busca, que le adora es una víctima de esta criatura perversa. No hay familia que busque a Dios que este ser no quiera destruir.

Lo mismo hará con la familia de Isaac y con la familia de Jacob. Siempre buscará dañar a los hombres y mujeres que adoran y le sirven al Creadorr. Este ser nos odia, su objetibo es destruir la raza humana, sembrar la enemistad entre Dios y los hombres.
imagen
Está claro que la cuestión árabe-israelí tiene sus raíces en los tiempos de Abram. Fue algo que surgió en el seno familiar. Fue lo mismo que había ocurrido en la familia de Adán y lo miimo que sucedió en la familia de Jacob.

Esa lucha entre hermanos por cosas vanales, disputas entre hermanos que sembraron la semill de la discordia, del odio y de la venganza.

Ismael se sintió rechazado por su padre quien escogió a Isaac y no a él. Es una historia de burlas, de rechazo, de venganzas. Era el mismo espíritu que había atacado a la familia de Adán, a la familia de Noé, a la familia de Abram, de Isaac y de Jacob. Es el mismo espíritu que ataca a las familias de hoy sembrando la discordia, la división y la maldad entre los hermanos, entre los hijos y los padres. Es el mismo espíritu que hace que milles de hogares sean destruidos. Eso no ha cambiado ni cambiará.

Abraham sufrió esa división familiar, vio en su esposa Sara el egoísmo, la injusticia, él mismo tuvo que tomar decisiones difíciles al tener que echar del hogar a su hijo mayor.

De alguna manera la descendencia de Ismael se apartó del camino de Jehová y se fueron tras dioses ajenos, se fueron tras Baal y muchos otros. ¿Cómo servir a un Dios que había escogido a los judíos?¿Cómo servir al Dios de Abram cuando éste los echó del hogar al desierto? Quizós el hecho que hoy millones de árabes sirvan a Alá y no a Jehová tenga la causa en lo que sucedió en tiempos de Abram.

Posiblemete no aceptaron a Jesús por ser judío, por ser descendiente de Isaac y no de Ismael. No sé, pero creo que cualquiera que anal1ze lo acontecido a Agar y a Ismael podrá comprender el odio de los árabes por los judíos.

Muchas fueron las cosas que pasaron en la familia de Abram. Dios mismo le había pedido a Abram que sacrificara a Isaac en el monte y Abram obedeció el mandato divino.

Y si algo es cierto es que nunca los árabes y los judíos no han podido vivir en paz.¿Cómo hoy van a encontrar el camino de la paz cuando han vivido casi 4000 años peleando? No ha sido una disputa de años, sino de siglos. Tratar de que judíos y árabes vivan en paz es algo casi imposible. No se trata de ceder territorios sino de un cambio radical de la conducta y de la personalidad de ambas naciones.
imagen
Occidente siempre ha visto en el pueblo árabe un enemigo. Desgraciadamente hemos formado una visión equivocada de esta nación. Nos han programado para recharzarlos, para verlos como terroristas y asesinos. Nos ha sucedido lo mismo que sucedió con los indios. Nos enseñaron que eran salvajes, crueles, malos, pervertidos. Cuando niño disfrutaba cada vez que un blanco mataba a un indio, los odiaba, me daban miedo. Lo mismo sucedía con los chinos. Siempre eran malos en las películas.
Esa perspectiva estaba vinculada a lo que podía leer y ver en la televisión y en el cine.

La visión de los árabes era una distorsionada, pues hay gente mala y pervertida en todas partes. La maldad de la humanidad tiene un denominador común, Satanás, los demonios, esos entes espirituales que habitan en las tinieblas, tan pervertido es un chino cuando asesina como lo es un judío que deja caer una bomba sobre gente inocnete, o un americano que invade a otra nación. Es el mismo espíritu de maldad que se posesiona de los seres humanso.

Los sentimientos humanos son los mismos, no importa el lugar, la nación, la tribu. Todos amamos y odiamos, todos sentimos celos, todos podemos abrigar venganzas e injusticia. No hay dos razas humanas sino una.

Así que esos paradigmas que nos llevan a ver a los árabes como enemigos de la humanidad, como gente crueles, como gente no agradable es el produto de la adoctrinación sicológica que nos han inculcado durante tanto tiempo.

He tenido la ocasión de compartir con algunos árabes, compartir con algunos estudiantes y créame que no son como los pintan, sino gente amable y muy fieles a sus ideas religiosas. Son más fieles que muchos que se dicen ser cristianos, que dicen creer en Dios, pero con sus actos lo niegan.

Así que hay de todo en la viña del Señor. El odio y el desprecio de los árabes hacia los judíos es el producto de miles de años de contiendas, de luchas. Ni los judíos aceptan la existencia de los árabes ni los árabe aceptan que Israel tiene el derecho de existir.

El resultado de esas luchas es el mejor ejemplo de que ambas naciones practican una religión carente de sentido. No se puede hablar de un dios cuando vivimos derramando la sangre por todas partes.¿Qué dios manda a matar a gente inocente, a lanzar bombas y ataques?¿Qué dios dice que llenarse de explosivos y explotar es un acto heróico?¿Qué dios puede premiar a un asesino con una vida eterna en el Paraíso?¿Qué dios va a escuchar una oración por la paz cuando escogemos a gobernantes que disfrutan de las guerras?¿Qué dios puede ordenar que una nación destruya a otra?

No, mis hermanos y amigos, tal dios no existe ni existirá nunca. Dios es un Dios de amor, Jesús nos enseñó a amar a nuestros enemigos. Cuando logramos echar fuera de nuestros corazones el odio, la venganza, la injusticia, cuando somos capaces de perdonar a los que procuran nuestro mal, cuando actuamos y vivimos sin desear el mal de un hermano, entonces Dios habita en nosotros.

Lo que existe entre arábes y judíos es la maldad que habitó en el corazón de Ismal, de Agar, de Sara, de Abram y de Isaac. Fueron hechos prisioneros del celo, de la envidia, de la burla, de la injusticia. Se dejaron llevar por cuestiones vanales. Dios quiso ser justo y bendijo a ambas naciones, pero ellos no actuaron como Dios había ordenado. Dios le dijo a Agar que volviera y fuera fiel a su señora, y ella lo hizo, pero luego fue echada de la casa. Ese desprecio de Sara por Agar y su hijo sembró la discordia,

Esa guerra familiar fue la causa para la división. Si eso no hubiera existido, si Sara no hubiera actuado así, si Agar hubiera hecho lo que Dios le dijo que hiciera, hoy no habría dos naciones que se odian, hoy estarían sirviendo al mismo Dios, al Dios de sus padres, al Dios de Abram.

Ese sentido de supremacía de los judíos alimenta el odio de los árabes en todo el mundo, esa idea de Israel de ser el pueblo escogido los lleva a ser sectarios, engreídos, déspotas. Es cierto que tienen razónes poderosas para ser así, pues si hay en el mundo una nación que haya sufrido en este planeta, es ese pueblo.

Pero Dios escogió a un pueblo obediente, las mismas promesas que Dios le hizo a Abram, también las hizo a Agar. Tanto Ismael com Isaac serían padres de dos grandes naciones. Serían naciones bendecidas y prosperadas.

Dios ha cumplido su promesa a Abram y a Agar, ciertamente ambas naciones han marcado el camino de la historia, ambas naciones hoy, luego de 4000 años de historia marcan el paso de la humanidad, ambas naciones serán las protagonistas del fin de la raza humana, del fin de la maldad, de final de Satanás.

Es el mismo espíritu de error que se ha apoderado de estos dos pueblos, se alimentan del odio, del desprecio, de la burla, del egoismo, se alimentan de la sangre de inocentes. Nada ha cambiado, es la misma actitud de Ismael, de Sara.

Ambas naciones practican una religión vana, hueca, una que ampara la impiedad, el odio, la venganza. No hay Dios en un corazón y en una mente que odia a su hermano sabiendo que todos fuimos hecho a imagen y semejanzas de nuestro Creador. No hay Dios en el corazón que procura hacerle daño a su hermano. Serán religiosos pero no hijos de Dios. El que mata, roba, destruye, vive en las sombras de la muerte. Los hombres de Dios viven en la luz y hacen las obras de la luz. Los hombres y mujeres de Dios aman, no odian, oran por los hermanos, no los maldicen. Decir que tenemos a Dios en nuestras vidas y vivimos deseando lo malo para los demás es una gran mentira y la Biblia afirma que la mentira es del diablo y el que dice mentiras es hijo del diablo, y no hijo de Dios.
imagen
La historia de los judíos es la historia de la humanidad. Dios quería hacer del pueblo judío uno de sacerdotes y reyes para ser ejemplo a las demás naciones del mundo. El fundador de la nación judí escuchó la voz de Dios, salió de su tierra llena de idolatría y dedicó su vida a servile a un Dios Viviente. Mientras el resto de las naciones del mundo creía en dioses de piedra, de yeso, de madera, de bronce, de plata, de oro, la nación que había fundado Abram creía en un Dios único que podía intervenir con ellos, dirigirlos, gobernarlos.

Durante mucho tiempo Dios mismo hablaba con sus siervos, luego le puso caudillos como Moíses, Josué, luego jueces y finalmente cuando el pueblo rechazó la dirección divina, entonces les puso reyess

La mayoría de los reyes de Israel se corrompieron, pocos fueron los que anduvieron en los caminos de Dios, muchos se fueron tras los Baales, Asera y otros dioses paganos, se corromperon en el pecado, abandonaron los senderos que los profetas le s habían señalado, se olvidaron de la misericordia y de los preceptos de Dios.

El pueblo judío pagó el precio del pecado, volvieron a caer en cautivero durante 70 años bajo el imperio de Babilonia, el templo que había levantado Salomón en 3118 D.A.,fue destruido,había transcurrido 430 años después, (3548 D.A.), también había transcurrido 1600 años desde el nacimiento de Abram (1948) (4 periodos de 400 años) y transcurrieron 2400 años entre la fecha de esa destrucción y el establecimiento del Estado Judío en 1948 (5948-3548 = 2400 años)(6 periodos de 400 añ0s) (esto es aplicando el calendario bíblico).

No pasaron 400 años para que una vez más el pueblo cayera bajo el dominio de los romanos. Posteriormente en el añ 70, nuevamente el templo fue destruido por Tito.

Luego que el pueblo judío crucificara a Jesús vino la destrucción repentina. Ellos que afirmaban que Jesús representaba un peligro para la nación, pues pensaron que los romanos destruirían la ciudad por culpa de Cristo,ahora veían que sus temores respecto a Jesús no eran válidos, pues como quiera los romanos destruyeron la ciudad.

Durante 1878 años ( mismo número de años en que nació Taré, el padre de Abram, padre de la nación judía y padre también de la nación árabe) los judíos fueron espacidos por todo el mundo, hasta el 1948, cuando las Naciones Unidas reconocieron el estado de Israel. Entonces se cumplió y se está cumpliendo las profecías que decían que serían esparcidos por la tierra, pero luego Dios los recogería de nuevo y los llevaría a Israel.

Toda la historia de Israel ha sido trazada en forma cronológica en las Sagradas Escritura. Todo cuanto le ha acontecido a este pueblo se ha cumplido y lo que falta pronto se cumplirá.

Los judíos, aunque no tenían un territorio o una nación paraexistir, jamás dejaron de ser nación, quizás ha sido la nación más grande nómada en la historia del planeta. Millones de judíos habían estado esparcidos durante 1878 años y nunca perdieron ni su identidad, ni su religión, ni su poder.

Ellos han dominado siempre la economía mundial, ha sido un pueblo errante por muchos años y desde el 1948 comenzaron su regreso a las tierras que Dios le había ofrecido a Abram. La situación de guerra con los palestinos tiene sus raíces en ese retorno, los judíos nececitan las tierras para su pueblo que regresa, y creáme nadie podrá evitar que los judíos se establezcan en las tierras que Dios le dio y que perdieron cuando fueron esparcidos por los romanos.

Los judíos sobrevivieron al cautiverio de Egipto, allí entraron 70 personas y luego de 400 años de estar en las tierras de Egito salieron más de un millón de personas.
Estuvieron en el desierto durante 40 años y la mayoría que salió de Egipto murió en el desierto, pues Dios los castigó y no los dejó entrar a la tierra prometida, ni el mismo Moisés pudo entrar.

Por muchos años, casi por 400 estuvieron sometidos al dominio de los enemigos, principalmente los filisteeos, por otros 400 años fueron gobernados por reyes, luego vino el cautiverio babilónico (70 años),
durante casi 400 años estuvieron al garete casi todo este tiempo, luego vino el dominio de los romanos, en el 1492 fueron echados de España y en tiempos modernos, durante la Segunda Guerra Mundial sufrieron el Holocausto. Y desde 1948 luchan por conservar su estado, están rodedoados de enemigos que desean que desaparezcan del mapa.

Es un milagro que Israel sea la nación que es hoy. Su aviación es una de las mejores del planeta, sus grandes científicos han sido responsables del desarrollo de armas nucleares, cohetes espaciales. Tienen el control de la nación más poderosa del mundo, aunque usted no lo crea, tienen control inmenso de Estados Unidos, hasta un candidato a vice presidente tivieron.

Israel hoy día posee una tecnología avanzada, posee armas nucleares y ha podido sobrevivir en medio de tantos enemigos.

Israel es el reloj profético de Dios. Cada cosa que sucede en Israel está vinculada con las profecías bíblica. Todo, y cuando digo todo, es todo.

Ahora regresan como los pollitos a su madre gallina, pero regresan, no para ser bendecidos, sino para pagar el precio por la muerte y el rechazo de su Mesías. Regresan para ser una vez más víctima de la dictadura de la bestia.

Créame Israel no está regresando para ser bendecidos por Dios, ese tiempo ya pasó, Dios, sí, bendecirá al remanente, a un pequeño grupo que ha de permanecer fiel y que no recicirán al anticristo. Ese remanente, sí, reinará por mil años con Jesús para cumplir la promesa hecha al rey David, de que nunca fataría rey en Israel.

Cristo seré el rey 24 en la histroai de Israel y reinará en la tierra con ese remanente.

El pueblo judío le dijo a Pilato que la sangre de Cristo cayera sobre ellos y sobre sus hijos. Así será, pagarán el precio por haber rechazado a Jesús. Todaví hoy día siguen ciegos, siguen rechazando a Jesús, siguen en desobediencia contra Dios, siguen haciendo mal uso de su poder. Israel hoy desata una guerre terrible contra los palestinos y Dios no se agrada de eso.

Pero la historia de Israel es la historia del mundo. Todo lo que suceda en esa tierra nos salpicará, no importa en qué rincón del mundo estemos.

¡Qué no piensen los árabes con pajaritos "preñados"!, ellos no podrán hacer desaparecer al Estado Judío, pues ellos no pelean contra esta nación, sino contra Dios. Ningún imperio que ha hecho sufrir a Israel ha sovrevivio por mucho tiempo y los árabes tendrán su día de juicio en el valle de Meguido, en la guerra del Armagedón. Quienes van a desaparecer del mapa serán ellos, pues Israel reinará con Jesucristo como soberano, luego de la victoria de la guerra del Armagedón. De nada le servirá el poder nuclear a Irán, a China, y a los enemigos del pueblo judío, pues en esa guerra no será contra Israel que se enfrentarán, sino contra el mismo Dios.

Millones de soldados serán sepultados vivos por el más grande terremoto de la historia y por la más terrible caída de granizo. Todo el valle de Meguido será tragado y tapado con granizo de acuerdo a las profecías del libro de Apocalipsis.

Así que la historia de Israel no ha culminado, falta la parte final, una terrible, tanto para Israel como para los árabes. La discordia comenzada por Ismael conra su hermano Isaac llega hasta nuestros días y continuará hasta el Armagedón. Nada ha cambiado, todo sigue su curso normal. "Escrito está ":decía Jesús, y ciertamente ya todo está escrito, sólo es cuestión de tiempo.
imagen
El Muro de las Lamentaciones ha sido testigo mudo de la historia, tanto de Israel como la historia de los árabes. Jerusalén es la única Ciudad Santa reconocida en las Sagradas Escrituras, es la única Ciudad Santa reconocida por Dios. El resto de las ciudades que reclaman ese título son declaradas "santas por los hombres". No hay ni un sólo versículo en la Biblia que declare "Santa" a Romca, ni a la "Meca" ni a ninguna otra ciudad.

Pueden exhibir ese título, pero realmente será en vano, pues será Jerusalén (nueva) la que será el centro de nuestro mundo, en la nueva tierra y en el nuevo cielo.

Es curioso en una de las murallas de la ciudad hay una puerta tapiada. Por allí entró Jesús como el Mesías del pueblo judío, pero fue rechazado. Los árebes esperan que su Imán 12 entre por esa misma puertas y los judíos también esperan a su Mesías. Y será cierto que por ahí entrará el Imán de los judíos el "Mesías" de los judíos, pues será el mismo ser humano, será el anticristo. Anticristo o político que unirá al pueblo árabe y por engañ dominará el Cercano Oriente, será acrptado como el "Mesías", ya que este hombre vencerá a los dos olivos que perturbarán la paz en Jerusalén y no habrá poder aguno que los detengan. Será la Bestia quien los matará, este hecho hará que Israel reconozca al anticristo como el "ungido", entonces este pervertido entrará por la puerta tapiada.
Luego, Israel descubrirá que es un falsante y se rebelará contra la Bestia.

Entonces comenzará la peor de las pesadillas para los judíos que se nieguen a adorar a la imagen de la Bestia, que se nieguen a ser marcados, miles de judíos serán decapitados por todas partes. No es casualidad que en este momentos los terrorista árabes utilicen la espada para decapitar a los seres que capturan y secuestran.

Israel podrá enfrentar al anticristo con valentía, pero éste logra reunir a millones de soldados que vienen del este: Irán, China, y muchos otros. Este ejército de millones cruzarán el Eufrates que se secará y desde Iraq saldrán a destruir a Israel, pero Dios interviene en Meguido y estos ejécitos serán destruidos, el reino de la bestia será destruido y el falso profeta y el anticristo serán lanzados vivos al lago de fuego y de azufre.

Es lo que afirma la Biblia. Jesús reinará con el remanente y con todos aquellos judíos que murieron por causa de la palabra y del testimonio del Señor. La iglesia estará en el Paraíso y cuando termine el Milenio y Dios destruya a los reyes de Gog y Magog, y Satanás sea destruido, entonces vendrá el Juicio Final. Ya no habrán dos pueblos, dos rebaños, ahora sólo habrá un rebaños y un Pastor. Y no serán judíos ni gentiles. Y Jesús reinará por la eternidad con su Iglesia Universal, iglesia que sólo él conoce a sus miembros.

imagen
La historia de los hijos de Ismael ha sido distinta a la historia de los hijos de Isaac. Los descendientes de Isaac siempre se mantuvieron unidos como una sola nación, estaban unidos por su religión, y apesar que muchas veces se fueron tras los dioses de los árabes, siempre regresaban al culto de Jehová. Los judíos fueron esparcidos por el mundo y estuvieron en cautiverio varias veces.

Los árabes siempre han estado en su territorio, nunca han estado unidos como Israel, su religión, en vez de unirlos los ha dividido. Unos son más religiosos que otros. Apesar de que los árabes tienen al mismo abuelo que los judíos, siempre han estado en disputas, se odian, no se pueden ver. Los árabes siempre estuvieron y están detrás de dioses ajenos, su Dios no es el Dios de Abram.

Ismael se casó con una egipcia, su madre Agar era egipcia, los descendientes de Ismael se fueron tras los baales, tras dioses ajenos. Así que mientras las religión mantenía unidoa a los judíos, la religión deividía a los árabes.

Dios prometió hacer de ambas naciones, dos potencias poderosas. Eso no ha fallado. Hoy ellos, los árabes y los judíos tienen en sus manos el acontecer histórico. Mientras Norteamérica gastas sus millones en hacer la guerra a Iraq, mientras Europa hace lo mismo, ellos, en vez de debilitarse se hacen más poderos. Ponen a temblar la economía mundial.

Israel está unido, unido por su religión, unido por una misma historia de persecución, unido contra todos los árabes.

Mientras que el pueblo árabe ha sido dividido desde los mismos tiempos de Mahama, su historia es una de luchas internas, de asesinatos, de conspiraciones.¿Quién es el sucesor de Mahoma? Esa cuestión los ha mantenido dividido en bandos religiosos: Sunnitas y Chuiítas"" liberales y fundamentalistas", siempre han sido víctima de las grans potencias del mundo quienes han saqueado sus riquezas. La división ha sido el peor veneno para los árabes y una bendición para Occidente.

Pero la historia ha de cambiar, pues vendrá un líder que los unirá, y se convirtirán en la peor dictadura que jamás haya existido. Su imperio será breve, pero horrible. Tres años y medio tendrán todo el poder del mundo, pues la fuente de poder no serán las armas nucleares sino el poder mismo de Satanás.

La humanidad camina sorda y ciega. Llegará el momento en que Dios levante a su iglesia, que quite la sal del mundo, que quite la luz del mundo, Cuando la Iglesia Universal de Jesús sea quitada de este planeta, también el Espíritu Santo se irá, Entonces se crearán las condiciones idóneas para que Satanás establezca su reinado. Aquéllos que creen que el Imperio de la Bestia será uno bazado en tratados se equivocan, no habrá tratado alguno ni nación poderosa que vaya a formar parte de ese terrible gobieron. Daniel dice que la bestia destruirá a los poderosos, así que los poderosos de la tierra no formarán parte. Los que piensan que podrán hacer crecer la semilla de la democracia, de la libertad y de la paz entre árabes y judíos se equivocan, lo que se está sembrando en el Cercano Oriente es la semilla de la Dictadura de Satanás que surgirá en breve tiempo.

La Bestia herida resurgirá para que se cumpla la profecía. Resurgirá de la ruina, de las cenizas como el "Ave Fenix", la cabeza que fue herida sanará y el mundo quedará asombrado cuando vean a esa cabeza volver con más poder.

La nación de los árabes recibirá a su Imán 12, no el que ellos esperan, sino otro. Este hará la "guerra santa" y hará creer a todos los árabes que Israel será destruido, que será borrado de mapa. Ese ha sido el sueño y es el sueño de los enemigos de Israel. Diez reyes o gobernabtes entregarán su autoridad y su poder a este hombre para que pueda destruir a la naciómn judía. Es la guerra de Ismael contra Isaac. Israel está rodeda de naciones árabes, y un día los árabes escucharán la voz de su religión, y dejarán sus diferencias políticas y lucharán en nombre del Islam y de Alá para acabar con los infieles, los infieles judíos y los infieles de Europa y de Améerica.

La humanidad se encamina a un desatre, pero no quieren escuchar la voz de Dios. Dios librará a millones de seres humanos de todo el planeta, no importa su nación, su lengua, Dios levatará a su pueblo antes que este planeta caiga definitivamente en manos de Satanás. Jesús fue claro, "ya viene el príncipe de este mundo".

Los gobernantes del mundo que creen que tienen el destino de la tierra en sus manos, que se creen que su poder militar les asegura el éxito, la naciones árabes que creen que van a hacer desaparecer a Israel, lo mejor que hacen es sacar tiempo y estudiar las profecías bíbicas. Si Dios no falló en decir hace más de 4000 años que los hijos de Isaac y los hijos de Ismael se convertirían en dos naciones poderosas, como ha sido, menos se equivocará en decir cuál será el fin.

El círculo comenzó en el huerto (Mesopotamia)(Babilonia)(Iraq), así termirá,
en Iraq nuevamente. La historia de la humanidad comenzó en el Cercano Oriente y la historia terminará en tierras del Cercano Oriente.

El conflicto es entre Israel y los árabes, Occidente no podrá hacer mucho por cambiar lo que ya se sabe que va a ocurrir. Las naciones del mundo deben retornar a Dios, pues la hora del fin se acerca, aunque usted no lo crea, su opinión y la mía no tienen mucho peso para Dios.
imagen
El fuego del odio que comenzó en el seno de la familia de Abram ha permanecido hasta nuestros días. Los hijos de Ismael siguen burlándose de los judíos, se mofan de ellos, pero los judíos siguen siendo los escogidos de Dios. Fue un pacto eterno, perpetuo que Dios hizo con Abram. Es posible que los judíos actuales no se merezcan la misericordia de Dios, pues siguen ignorando a Jesucristo y esperando a su "su mesías". Pero la promesa de Dios sigue vigente y la promesa a David de que no faltarí un rey en Israel también sigue vigente.

La promesa hecha a Agar de parte de Dios en el desierto de que fundaría una gran nación sobre su hijo Ismael también sigue vigente. Amos pueblos, judío y árabe han sido dos grandes naciones las cuales han señalado el camino de la humanidad.

En el huerto entró el pecado por un hombre y en Jerusalén nació la salvación a través de Jesús. La historia misma de la humanidad se vincula a estas dos naciones. Babilonia fue un gran imperior bajo el dominio de Nabucodonosor y volverá a resurgir en tiempo del anticristo. Israel fue un gran imperio bajo el reinado de Salomón y volverá a ser en manos de Jesucristo.

La Palabra de Dios nos revela esas verdades, la historia de la humanidad no ha sido como afirman los marxitas, una lucha de clases, explotados y explotadores, sino una lucha entre hermanos. Caín mató a Abel, Ismael odiaba a Isaaac, Esaú odiaba a Jocob, Isrel se dividó entre dos hermanos y así ha sido siempre. Hermanos derramando la sangre de los hermanos.

Los árabes han trazado una historia de derramamiento de sangre y lo han hecho los judíos. Toda su vida ha sido un enfretamiento. Lo fue en tiempos de los filisteos y lo es hoy también. Ambos pueblos han sido influenciados por el mismo espíritu de maldad, el mismo espíritu que un día se encarnará en un gobernante y establecera la peor de las dictaduras.

Hoy muchas naciones creen ser protagonistas de la historia, hablan de un "nuevo orden", hablan de pactos internacionales, de gobiernos globales, pero ciertamente ignoran a las Sgrdas Escrituras las cuales son claras al señalar que los protagonista del final de los tiempos serán los judíos y los árabes. No hay otras naciones identificadas para ser las protagonista.

Dios en su igran misericordia ha bendecido a estas dos naciones y el resto del mundo han sido bendecidas a través de ellas. Las riquezas de estas dos nacioness ha despertado la avaricia en el resto del mundo. Años tras años hemos visto el saqueo de las riquezas de estos dos pueblos, naciones poderosas del mundo roban su petróleo, habla de "democracia y de libertad" para justificar sus guerras, pero la verdad es otra, una verdad que Dios sabe. La realidad es que hacen las guerras para poder saquear las riquezas de estas naciones.

Pero la Biblia dice en el libro de Revelaciones que las riquezas de nada les servirán, su oro y su plata se corromperán y lo tirarán a la calle como Judas lanzó sus treinta monedas de plata.

El cuento de la "paz" es un bonito cuento chino. No habrá paz, ni tranquilidad, ni rspeto a los organismos internacionales. Nadie podrá evitar que los árabes hagan lo que quieran, van a seguir desarrollando sus armas nucleares, sus armas de destrucción masiva, Israel seguirá su guerra para obtener territorios para los judíos que regresan. Los árabes harán uso de su más poderosa arma, su petróleo, ellos tratarán de extrangular la economía mundial. Todo será un baño de sangre en Iraq, Afganistán, Palestina, el Líbano, Turquía. Se regará la semilla del odio por todo el Cercano Oriente. Es necesario la anarquía, el cao, es necesario que terroristas lleguen al poder, todo es necesario para preparar el escenario para el establecimiento del hombre de pecado, para el establecimiento del reino de las tinieblas. Nadie lo podrá evitar.

El mundo verá boqui abierto nuevos atentados contra las naciones del Europa, contra Estados Unidos y sus aliados. Hay una semilla que germina en tierra fértil, una generación de jóvenes iraquíes, afganos y de otras naciones árabes verán la muerte como el medio de acabar con los infieles que tanto han hecho sufrir a sus naciones.

Es duro todo lo que vendrán, nada es nuevo, todo está anunciado en las Sagradas Escritura. Dios no necesita profeta alguno para anunciar lo que ya hace miles de años anuncio. El final del mundo y de los tiempos del reino de Satanás.

Por causas de las decisiones de las naciones del Cercano Oriente, el mundo entero sufrirá las consecuencias, el petróleo causará la devacle económica en muchos países, habrá desempleo, luchas callejeras, levantamiento de los obreros. La violencia arropará a muchas naciones y los Estados no podrán contener las revueltas. Es algo espantoso. Todo esto se unirá a los desastres naturales que irán en aumento. La Biblia nos habla de grandes terremotos como jamós han ocurrido, nos habla de hundimientos de islas y monte, nos habla del aumento del calor causando muerte por todas partes, nos habla de hambres y de mortandad. Es terrible lo que ese libro describe.

No son invento de un adivino, de un hechicero, de un pobre profeta errado, es la verdad revelada por Dios en este libro.
Si las profecías anteriores no fallaron, tampoco estas profecías fallarán.

Pero el mundo se ha olvidado de la antorcha que Dios nos dejó, se han olvidado de la brújula y se han lanzado al mar a ciegas. Las religioes del mundo se han convertido en fantasmas, no saben ya que predicar y adónde escapar, son ciegos que guían a otros ciegos, se han apartado de la Palabra de Dios, las religiones del mundo se han convertido en la chispas que enciende el fuego de las guerras. En nombre de Dios matan, roban, hurtan, blasfeman. En nombre de Dios le cortan la cabeza a un inocente y revientan en medio de multitudes. En nombre de Dios todavía hoy hay religiosos que creen pueden declarar herejes y condenar a otros al infierno, todavía hay hombrecitos que cren que pueden declarar diablo o santos a otros.

Destilan odio los religiosos, cada cual dice que su secta o religión es la verdadera y Satanás se muere de la risa. No hay Dios en el pensamiento y el corazón que destila odio, venganza contra un hermano.

Sólo hay una espranza para el que cree. Es la esperanza del retorno del Señor. Es la llegada del Rey de reyes a buscar el fruto de su sacrificio. Hay una espernza, un mensaje de fe. Es cierto que el futuro será horrible, pero ese es el futuro de los que se burlan, de los que se mofan, de los que no creen en Dios, de los que han expulzados al Creador de sus vidas. Ese será el futuro de los hipócritas, de los falsos religiosos, de los impíos, de los que afirman que la Palabra de Dios es una tontería. El futuro horribe de condenación es para todos aquellos que no han creído en el evangelio, que han desechado a Jesús como lo hicieron los judíos.

Pero el futuro para los que creen será uno maravilloso, uno de paz, de tranquilidad, de abundancia. Un futuro sobre una nueva tierra y un nuevo cielo. Será un futuro en el cual veremos al Señor y el reinará con todos nostros. El futuro que Jesús nos promete es uno maravilloso. Así que nuestra esperanza es esa:¡Vivir por la eternidad!
imagen
imagen